Rincones imprescindibles para disfrutar de Múnich

· 9 junio, 2017

La capital de la región de Baviera es una ciudad de una gran belleza arquitectónica. Su perfecta combinación entre modernidad y tradición exalta aún más los múltiples lugares interesantes de la ciudad. Si quieres disfrutar de Múnich, de su esencia, su historia y ambiente, vamos a recomendarte algunos lugares imprescindibles. ¿Nos acompañas?

Que visitar para disfrutar de Múnich

1. Marienplatz

Marienplatz en Munich
Marienplatz – muratart

No hay mejor forma de disfrutar Múnich que conociendo Marienplatz. Esta céntrica plaza es el centro y corazón de la ciudad. Es el punto de referencia y de partida para visitar otros muchos lugares interesantes.

En el centro de la Marienplatz está la Columna de María o Mariensäule, bella obra que se encuentra coronada con una estatua de oro de la Virgen María. También es digno de echar un vistazo al Antiguo Ayuntamiento y al Nuevo Ayuntamiento.

En la Marienplatz no te puedes perder el famoso carillón del Ayuntamiento Nuevo. En él, figuras de tamaño real realizan la Danza de Cooper todos los días a las 11:00, 12:00 y 17:00 horas. Se puede ver como las figuras bailan al son de una agradable melodía para conmemorar el acto que se realizó en 1517 que celebraba el fin de la peste.

2. Catedral de Nuestra Señora de Múnich (Frauenkirche)

Catedral de Munich
Catedral de Múnich – Jorg Hackemann

Además de ser la catedral de Múnich, es un importante lugar histórico en la ciudad. Tiene una capacidad para albergar a 20.000 personas y está construida en ladrillo con un estilo arquitectónico gótico tardío del siglo XV.

Cuenta con una impresionante cúpula encima de cada torre, que está inspirada en la Cúpula de la Roca en Jerusalén. Resalta en el horizonte de la ciudad y es usada como un punto de orientación. Es posible subir por los escalones de las torres, desde donde se pueden observar unas interesantes vistas de Múnich y los Alpes de Baviera.

3. Cervecería Hofbräuhaus

Hofbrauhaus en Munich
Hofbrauhaus – tichr / Shutterstock.com

Si quieres disfrutar de Múnich a fondo, la visita a este lugar es imprescindible. La cervecería más famosa del mundo fue construida en 1589. Aún cuenta con sus mesas de madera antiguas con nombres y comentarios realizados hace más de 100 años.

Se encuentra muy cerca de Marienplatz y es fantástica para degustar las distintas especialidades locales como cerdo asado, salchichas de ternera y estofado de cerveza. El local está ambientado por la música tradicional de Baviera y las cervezas se sirven en jarras de un litro.

4. Viktualienmarkt

Viktualienmarkt en Múnich
Viktualienmarkt – trabantos

Otra de las propuestas para disfrutar de Múnich es visitar su bullicioso mercado agrícola al aire libre que se encuentra a tan solo unos pasos de Marienplatz. Aquí te encontrarás con 140 puestos que exhiben y venden alimentos regionales muy frescos.

El colorido mercado data de principios del siglo XIX y es posible conseguir de todo un poco. Se puede encontrar todo tipo de alimentos, miel, flores, especias y productos de pastelería. Es una delicia perderse entre las guirnaldas de embutidos, pirámides de frutas, montañas de verduras frescas, ¡no te lo pierdas!

5. Münchner Residenz

Residencia de Múnich
Residencia de Múnich – Yukiko Yamamoto / Flickr.com

En el casco antiguo de Múnich se encuentra la ResidenciaSe trata del antiguo palacio de los reyes de Baviera, cuya construcción data de 1385. Este palacio está rodeado por hermosos jardines históricos que rodean a diez patios.

El interior del palacio es fantástico, con una decoración recargada y asombrosa. Su 130 estancias guardan objetos de arte, porcelana, muebles antiguos y tapices desde el Renacimiento al Barroco o la época neoclásica. Su teatro y su Sala de Antigüedades son espectaculares.

6. Campo de Concentración de Dachau

Campo de concentración de Dachau en Múnich
Campo de concentración de Dachau – Scott Biales

Es una visita que te estremecerá, pero es imprescindible para conocer una parte de la historia de la ciudad, su pasado nazi. El campo de concentración de Dachau está ubicado a unos 10 kilómetros al noroeste de Múnich. Fue uno de los primeros campos de concentración de la Alemania nazi y fue modelo para los siguientes que fueron establecidos por el Tercer Reich.

En la visita se puede seguir el “camino del prisionero”, que era la misma ruta que caminaban los presos cuando llegaban al campo de concentración. Asimismo, es posible apreciar las dependencias originales como cuarteles, tribunales, baños o crematorios.

“No debemos dejar de explorar y el final de toda nuestra exploración será llegar a donde empezamos y conocer el lugar por primera vez.”

-T. S. Eliot-

Son lugares imprescindible, pero aún puedes disfrutar de Múnich visitando alguna de sus pinacotecas, el Museo Alemán, el Estadio Olímpico o la Iglesia de Sankt Peter, desde donde se admiran bellas vistas de la ciudad.