Restaurantes con vistas en la playa de la Malagueta

· 19 noviembre, 2018
Comer en Málaga es un auténtico placer. Y lo es mucho más al lado del mar, disfrutando de la brisa o la vista de su playa más famosa, la Malagueta.

Hay quien dice que no hay imagen más bella que la del mar. Por ello, nada mejor que comer o cenar en un buen restaurante con vistas a este. En Málaga, ciudad bañada por el Mediterráneo, hay algunos restaurantes con buenas vistas. Nos vamos a la Malagueta, la playa urbana más famosa de la Costa del Sol.

Restaurantes especiales en la Malagueta

Casa Carlos

Con vistas a la Malagueta se encuentra Casa Carlos, un lugar que va más allá del famoso pescaíto frito de Málaga. Se trata de un local en el que se sirven los platos más típicos. Platos siempre elaborados siguiendo las recetas tradicionales y conservando todo el sabor y la calidad de sus ingredientes.

Callos, potajes, albóndigas o gazpacho son algunas de las delicias que incluye su carta. Y, para acompañarlos, nada como los buenos vinos de la Denominación de Origen Málaga y Sierras de Málaga.

Lounge Bar Plaza

Paseo de la Malagueta
Paseo de la Malagueta

No hay mejor rincón que este para comer en la terraza. Disfrutarás de las vistas del Mediterráneo y de la playa de la Malagueta. Es un local con un toque chic, aunque en sus platos y su cocina conservan todo el sabor de los platos malagueños.

Su pescaíto frito es, sin duda, lo más característico, aunque en su carta podrás encontrar muchas y diversas elaboraciones que harán el deleite de tu paladar.

“No hay amor más sincero que el que sentimos hacia la comida.”

-George Bernard Shaw-

Restaurante Miguel

No se nos ocurre un nombre más español para un restaurante que este. Aquí destacan la calidad de sus productos, su buen precio y a amabilidad de Miguel, el dueño, de la que todos quedan sorprendidos. Sus buenos vinos, los cuales te recomendarán con gusto, hacen la combinación perfecta con sus platos.

Los mellizos

Pescaíto frito en la Malagueta
Pescaíto frito – Javier Lastras / Flickr.com

Es una cadena de restaurantes que comenzó con una pequeña tasca en Torremolinos. Dada la calidad de sus productos y sus buenos precios, unidos a su buen servicio, han permitido que pudieran crecer. Hoy en día es una cadena de varios restaurantes presentes en distintas localidades de la provincia de Málaga.

Además, si por algo se caracterizan es por la ubicación que escogen para montar sus locales. Establecimientos frente al mar, con vistas impresionantes a uno de los mares más bellos del mundo.

Taj Palace

Como de lo que hablamos es de vistas y no de comida típica, ¿por qué no comer en un indio en la Malagueta? El Taj Palace es uno de los mejores de la ciudad. Sin duda, la experiencia en él te sorprenderá.

Si nunca has probado la comida hindú, ¡anímate, es deliciosa! En su carta encontrarás auténticos manjares, entre ellos pollo, verduras o arroz preparados de diferentes maneras.

Café de París

Sus impresionantes vistas, su buena comida y la estrella Michelin del che José Carlos García, es lo que atrae a todos los turistas hasta este restaurante, considerado el mejor de la Malagueta. No dejes de probar cualquiera de las delicatessen que te recomienden.

El merendero

El merendero en Málaga
grupogorki.com

situado en el paseo marítimo de la Malagueta, es un lugar perfecto para degustar platos tradicionales andaluces en los que prima la calidad. Tiene tres ambientes diferenciados, entre ellos una terraza desde la que podrás disfrutar de unas preciosas vistas al mar.

Y, si quieres algo muy informal, este establecimiento cuenta con una zona dedicada al tapeo con una carta tan variada como deliciosa.

El Refectorium

Un lugar increíble en la Malagueta en el que comer tapas, raciones o cualquier plato elaborado de la cocina española. Sus postres, como su delicioso tocino de cielo, son famosos entre los malagueños y los turistas que cada año acuden a la Costa del Sol. Te recomendamos probar una comida en este lugar en tu visita a Málaga. No te arrepentirás.

Seguro que con tantos buenos restaurantes ya te ha entrado el apetito. Pues nada mejor que un viaje a la capital de la Costa del Sol, donde la buena comida y el buen tiempo están asegurados.