Recorriendo Montmartre

Adrián Pérez 28 noviembre, 2015

Hemos dado un paseo por uno de los barrios más bohemios de París y te lo queremos contar en este artículo. ¿Qué encontrarás al recorrer Montmartre? Te damos una pista: mucho arte e historia. ¡No te lo puedes perder!

Montmartre: entre calles y molinos

Montmartre es uno de los lugares que nadie debe dejar de conocer en una estancia en la capital de Francia. Sus calles empedradas, sus decenas de cafeterías y sus manifestaciones artísticas forman parte del paisaje.

Calle de Montmartre
Calle de Montmartre – Slavko Sereda

Como si fuera poco podrás disfrutar de vistas espectaculares a la Torre Eiffel, el Arco del Triunfo y el río Sena. Si bien Montmartre ha perdido un poco ese ambiente bohemio que lo caracterizó durante mucho tiempo, debido en parte por la gran afluencia turística, vale la pena pasear una tarde por este hermoso barrio. ¡No te pierdas el atardecer desde las alturas!

Los cabarets

Para llegar a Montmartre se puede usar el metro, en concreto la línea 2 hasta la estación Pigalle. Al salir de esta estación te recibirá nada menos que… ¡El Moulin Rouge! Así es, el mismísimo cabaret que fue lugar de reunión nocturna de los parisinos durante años y que ha estado presente en varias películas… seguro recuerdas algunas escenas protagonizadas por Ewan McGregor y Nicole Kidman en sus instalaciones.

Fachada delMoulin Rouge en Montmartre
Moulin Rouge – pisaphotography

¡La buena noticia es que está abierto al público y puedes disfrutar de una cena con espectáculos de baile y música! No dudes en dar un pequeño paseo por los alrededores de la Place Pigalle. Esta zona se la conoce como “el barrio rojo”, donde abundan los sex shop y los clubes de varieté.

Otro de los cabarets más importantes de Montmartre es Moulin de la Galette, que data del siglo XVII, cuando en la colina se dedicaban a producir vino. Si bien está cerrado, podrás conocerlo por fuera. Comenzó siendo un molino como varios en la zona, pero después derivó en un salón de baile. Hasta ha sido retratado por Vincent Van Gogh y Pablo Picasso. Esta fue una de las razones por las que en el año 1939 fue declarado monumento histórico de París.

Montmartre y el cine

Montmartre ha sido escenario de películas muy famosas. Por ejemplo, podemos destacar Amélie. La cafetería donde la chica de la historia trabajaba, llamada Les Deux Moulins está en este barrio y puedes visitarla… ¡También beber un café con un típico croissant en una de sus mesas al aire libre! Es una experiencia divertida y diferente.

Montmartre: arte, arquitectura e historia

Un rincón culminante en este barrio es, sin duda, la basílica del Sagrado Corazón. Su gran cúpula blanca se ve desde lejos, antes de subir al barrio. Fue construida en estilos bizantino y romano entre 1876 y 1912 para honrar a las víctimas de la guerra con Prusia y, según dicen, para expiar los crímenes cometidos durante la Revolución Francesa. Desde sus inmediaciones podemos divisar París en todo su esplendor.

Basílica del Sagrado Corazón en Montmartre
Basílica del Sagrado Corazón – Targn Pleiades

Si deseas ver arte, tienes que ir al “monte de marte” (por su traducción al español). En la Place du Tertre cada día los artistas montan sus caballetes y esperan a que les llegue la inspiración. ¿De dónde proviene? ¡De los turistas! Te puedes llevar un retrato personal por un par de euros y sentirte un modelo durante unos minutos.

“Como artista, un hombre no tiene hogar en Europa excepto en París.”

-Friedrich Nietzsche-

Montmartre ha sido cuna de importantes pintores y eso se puede ver en los espacios de arte y museos. Los más conocidos y “obligados” son L’Espace Dalí, la casa de Erik Satie, la Place de Dalida y el Museo de Montmartre.

Place du Tertre en Montmartre
Place du Tertre – Sergii Rudiuk

Si te encanta el art,e no puedes dejar de visitar el cementerio de Montmartre, donde descansan los restos de varios artistas que vivieron o trabajaron en la zona. Algunos de ellos son Héctor Berlioz, Offembach, Foucault, Gustave Moureau o Degas. Es un lugar muy tranquilo que refleja a la perfección el romanticismo típico de París.

Cuando llegues a París, después de subir a la Torre Eiffel y maravillarte con el Arco del Triunfo, no dudes en visitar Montmartre. ¡Toma el funicular para llegar a la cima y disfruta de las vistas en el recorrido!

Te puede gustar