Un recorrido por las sinagogas de Praga

16 diciembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador David Díaz
Praga es una ciudad maravillosa se mire por donde se mire. Vamos a recorrer las sinagogas que todavía se mantienen en pie en el barrio de la judería, uno de los más importantes de Europa.

A lo largo de la Edad Media, en prácticamente todas las ciudades importantes europeas, se conformaron las llamadas juderías o barrios judíos. Esta era una parte de la ciudad, en muchas ocasiones segregada del resto mediante murallas, donde se concentraban las viviendas de la población judía. En esta ocasión, vamos a conocer las sinagogas de Praga.

El Josefov, barrio judío de Praga, es uno de los más importantes de Europa. En él se conservan en pie seis sinagogas, el cementerio y el antiguo ayuntamiento. Hablemos un poco de las sinagogas que todavía se conservan en la capital checa.

1. Sinagogas de Praga: Sinagoga Vieja-Nueva

Sinagoga Vieja-nueva de Praga

Es una de las sinagogas más antiguas de Europa. Desde su construcción, alrededor del año 1270, hasta la actualidad solo ha visto interrumpido el culto durante los años de ocupación nazi, entre 1942 y 1945. Este edificio de estilo gótico es uno de los más antiguos que se conservan en la República Checa.

Esta sinagoga fue el templo principal de la comunidad judía de Praga. En 1969 se realizó una restauración exhaustiva del edificio y a finales del siglo pasado se realizaron más obras de mejora. Hoy la sinagoga es administrada por la comunidad judía de Praga y es totalmente operativa. Se puede visitar todos los días excepto el sábado y los días festivos judíos.

2. Sinagoga Pinkas

Sinagoga Pinkas en Praga

Esta sinagoga tiene sus orígenes en el año 1535, cuando uno de los miembros más ricos e importantes de la comunidad, Aron Mešullam Zalman Horowitz, construyó una capilla privada entre su casa y el antiguo cementerio. El nombre de la sinagoga proviene de su nieto, el rabino Pinkas Horowitz.

Es un edificio de estilo gótico tardío con elementos de principios del Renacimiento. A inicios del siglo XVII se le agregó una ala para incorporar una galería para mujeres, un vestíbulo y un hall de entrada.

En los años 50 se reconstruyó el edificio para convertirlo en un monumento a las víctimas checas y moravas del holocausto nazi. En las paredes del pasillo principal y del vestíbulo se escribió a mano el nombre de 40 000 víctimas. Por problemas de conservación, el memorial se cerró en el año 1968.

En 1992 se iniciaron los trabajos caligráficos para restaurar los nombres de las víctimas del holocausto. Actualmente, en las paredes de la sinagoga hay inscritos 77 297 judíos checoslovacos asesinados por los nazis.

Esto, además de ser una forma de recordar los horrores del nazismo, es un modo de devolver los nombres a las víctimas, que en el momento de su muerte eran solo números. En el interior del edificio también encontraréis una colección de dibujos realizados por niños que estuvieron en el campo de concentración de Terezín.

3. Sinagoga Maisel

Sinagoga Maisel

Esta sinagoga se construyó como un templo privado del alcalde Mordecai Maisel entre 1590 y 1592. A lo largo de su historia, el edificio se reconstruyó en distintas ocasiones, ya fuese a causa de incendios o por la remodelación del trazado urbano de la ciudad.

En el siglo XIX Alfred Grott realizó una reconstrucción pseudo-gótica del edificio. A lo largo del siglo XX se hicieron otras remodelaciones. Actualmente, hay una exposición fija del Museo Judío sobre la historia de los judíos de Bohemia y Moravia desde el siglo X hasta el siglo XVIII.

4. Sinagoga Española, una de las sinagogas de Praga más bellas

Interior de la sinagoga española

Este edificio se construyó en 1867. Su nombre podría provenir de la decoración morisca de su interior, similar a la de la Alhambra de Granada. Otras fuentes apuntan a que, tras la expulsión de los judíos de los reinos hispánicos, un grupo de ellos se instaló en Praga y se les cedió una antigua sinagoga -Stará škola-. La actual sinagoga se edificó sobre ella y de ahí su nombre.

En 1941 la sinagoga dejó de utilizarse como templo y en 1955 se transfirió al Museo Judío. En el año 1979, a causa del mal estado de conservación, se tuvo que cerrar el edificio. Tras las reformas realizadas entre los años 1995 y 1998 el edificio volvió a abrirse al público.

5. Sinagoga Klausen

Sinagoga-klausen-praga

Data del año 1694 y originalmente se llamaba New Klausen School. De las sinagogas de la judería de Praga esta era la más grande y el segundo templo principal de la comunidad. Durante la ocupación nazi el interior del edificio fue destruido.

Tras las reformas realizadas en el último tercio del siglo XX, solo se conservan las formas de las ventanas originales  y una placa que data el origen en el año 1694. En su interior vamos a poder admirar una gran colección de textos hebreos y más dibujos elaborados por los niños del campo de concentración de Terezín.

6. Sinagoga Alta

Este es un edificio renacentista de dos plantas. Fue construido en el año 1577 y originariamente formaba parte del ayuntamiento, por eso también se la llama la sinagoga del Consejo. Funcionó como templo hasta el año 1941. Entre los años 1950 y 1992 fue la sede del Museo Nacional Judío.

Entre 1994 y 1996 fue restaurada y en el 97 reanudó sus funciones espirituales después de casi 50 años. Si la visitas, en la planta alta podrás contemplar una colección de telas varias y objetos de plata y en la planta baja hay una pequeña tienda de recuerdos.

  • Historia de los judíos en la República Checa (s.f.). Recuperado el 12 de diciembre de 2019 de  https://es.wikipedia.org/wiki/Historia_de_los_judíos_en_la_República_Checa
  • Josefov (s.f.). En: Wikipedia. Recuperado el 12 de diciembre de 2019 de https://es.wikipedia.org/wiki/Josefov
  • Portal oficial de turismo de Praga (s.f.). Recuperado el 12 de diciembre de 2019 de https://www.prague.eu/es