Un recorrido turístico por Enderby y el lago Shuswap

Cristina Blanco·
27 Diciembre, 2018
No es de los lugares más conocidos de Canadá, pero Enderby es un destino perfecto para desconectar y disfrutar de la naturaleza.
 

Si por algo se conoce a Canadá es por sus bosques, montañas, cascadas y, especialmente, por sus lagos. Descubrir las maravillas que esconde este país es algo que debemos hacer si somos amantes de la naturaleza y buscamos un destino tranquilo. En esta ocasión, vamos a conocer Enderby y el lago Shuswap, al oeste de Canadá. ¿Preparado?

Cuando estés a orillas del lago Shuswap y puedas admirar sus aguas de cristal, caerás rendido ante la belleza de Enderby y de toda la Columbia Británica. ¡Estamos seguros de que no olvidarás este viaje jamás!

Enderby, un pequeño pueblo a orillas del río Shuswap

Este es un pequeño pueblo que se encuentra en la región de la Columbia Británica, al oeste de Canadá. Tiene una población de apenas 2000 habitantes y se encuentra rodeado del río Shuswap por el este y el norte.

Paisaje de Enderby
Paisaje de Enderby – M-E. Sanseverino / Flickr.com

Es un municipio muy enraizado con el cuidado de la naturaleza. Si sigues las orillas del río podrás ver a las familias disfrutar del medio ambiente. Incluso verás caravanas haciendo acampada por la zona y a niños correteando de un lado a otro.

¿La razón? La magia de Enderby reside en su entorno, en sus bosques, colinas, ríos, lagos y montes. Por sus alrededores podrás encontrar pequeños poblados con casas de madera, aislados del contacto con la gran ciudad.

 

Una curiosidad: Enderby se llamaba Lambly’s Landing, ya que antiguamente había un almacén creado por los hermanos Lambly. Más tarde, con el progreso de la ciudad, las campanas de la iglesia comenzaron a entonar una canción titulada Novias de Enderby. A raíz de eso, se acabó cambiando el nombre del pueblo.

El lago Shuswap, el tesoro de Enderby

Lago Shuswap cerca de Enderby
Lago Shuswap

El río Shuswap, que atraviesa Enderby, lleva sus aguas hacia el lago Shuswap, un lago realmente especial por su apariencia. Tiene cuatro brazos que unidos le dan forma de H. Como ocurre con los lagos canadienses, sus aguas son claras y cristalinas, de origen glaciar y están rodeadas por altas montañas de picos nevados.

En torno al lago Shuswap podrás ver cómo el tiempo se congela y cómo los paisajes se reflejan de forma nítida en sus aguas. Y además, podrás aprovechar para hacer senderismo por la zona. Te sentirás como si te adentrases en un lugar de ensueño.

Pero hay otras muchas actividades que puedes realizar en el entorno del lago, desde montar a caballo por sus orillas a navegar en kayak por sus aguas. Y también hay posibilidad de subir en tirolinas, pescar y, por supuesto, disfrutar de las playas que en él encontrarás.

 

¿Por qué viajar a Enderby?

Si el estrés del trabajo o del día a día han terminado por saturarte, viajar siempre es una vía de escape. Sobre todo, si el destino que eliges es tranquilo, poco transitado y sereno. Y Enderby es uno de esos lugares que invitan a desconectar de todo.

Montañas de Shuswap
Montañas de Shuswap

En sus alrededores no faltan bosques y paisajes donde poder perderte y descubrir rincones maravillosos. Aquí, el poder de la naturaleza hará que entres en contacto con tu más profundo yo. Además, el aire fresco y la vida tranquila ayudarán a serenarte y volver a casa con energías renovadas.

Por otra parte, Enderby está a medio camino entre Calgary y Vancouver, de modo que puedes llegar desde dos de las grandes ciudades de Canadá. Incluso puedes plantearte tomarlo como parada intermedia en un recorrido por el oeste de Canadá.

En este país muchos recorridos se hacen en coche para disfrutar mejor y con más calma de todos los espacios naturales que alberga. Por eso Enderby puede ser una buena oportunidad para conocer uno de los lugares más bonitos de la Columbia Británica.

Ya lo sabes, si estás buscando un destino diferente en Canadá, Enderby es un lugar perfecto. Aquí podrás desconectar de todo y disfrutar de unos días de calma total. Pero también lo es si buscas practicar algo de deporte en la naturaleza. Y ¿qué es lo que necesitas para viajar hasta allí? Tiempo, organización, dinero y, sobre todo, ¡ganas!