Recorremos pueblos y paisajes de las Rías Altas de Galicia

Juan Luis Minarro 23 mayo, 2017

Uno de los lugares mas hermosos, impresionantes y pintorescos de toda España es Galicia, situada en la parte noroeste de la península ibérica. La región es dueña y señora de una gran variedad de destinos de interés. En sus Rías Altas el viajero se encontrará con playas vírgenes donde perderse. También con paisajes de hermosos colores. 

Rincones de las Rías Altas

Las Rías Altas esconden también hermosas ciudades y aldeas de arquitectura tradicional en la que destacan los hórreos. Sin olvidar esos pueblos que se caracterizan por sus curiosos puertos donde la pesca no descansa día tras día. Gracias al faenar de los pescadores, es posible degustar su excelente gastronomía en la que el protagonista es el pulpo.

1. A Coruña, ciudad de especial encanto

Torre de Hércules en Galicia
Torre de Hércules, A Coruña – Migel

Todo el que se aproxima hasta ella puede contemplar a su llegada la Torre de Hércules a lo lejos. Se trata de un espectacular faro romano. Según cuenta la leyenda esta edificación se levantó para celebrar una victoria. Concretamente la obtenida frente a un gigante.

Pasear por las calles de esta urbe es una delicia. En su camino el turista descubrirá montones de lugares de interés, desde casas aristocráticas acristaladas a grandes iglesias. De estas últimas cabe mencionar en especial la de Santa María del Campo y la agraciada iglesia de Santo Domingo. Recorrer la Colegiata es siempre una buena idea si no queremos perdernos nada. Y, por supuesto, no hay que dejar atrás la casa de la escritora Emilia Pardo Bazán.

2. Betanzos, un precioso pueblo histórico

Betanzos en Rías Altas
Betanzos – Silvia Álvarez / Flickr.com

El concejo de Betanzos es de los más seductores de todo Galicia. Se encuentra a unos 20 kilómetros de A Coruña. La zona todavía guarda un característico toque medieval y su estado es fantástico. Debido a su perfecta conservación fue declarada conjunto histórico.

En el centro se encuentra la Plaza de García Naviera, llena de edificios acristalados tan típicos de esta zona. En uno de sus laterales aparece la encantadora iglesia de Santo Domingo. El templo es muy reconocido por albergar el Globo de Betanzos, un artefacto que año tras año se lanza al aire . La festividad se lleva a cabo en honor de San Roque.

Deambulando por sus calles el paseante pronto se topará con el Palacio de Fernán Pérez de Andrade. Sin embargo,  lo más destacado de la población son sus iglesias. La de San Francisco es un buen ejemplo de esto, su interior de estilo gótico es una auténtica joya. La de Santa María de Azogue es también bastante importante. Y no podemos marcharnos de Betanzos sin hacer una visita al Parque del Pasatiempo.

“Galicia emociona como un dulcísimo llanto. Su paisaje es tan puro, que el corazón se arremansa en él. Su montaña no es brutal, sino idílica.”

-Roberto Arlt-

Ferrol, paraíso de las Rías Altas

Puerto de Ferrol en Rías Altas
Puerto de Ferrol – luscofusco / Flickr.com

Continuando el recorrido por las bonitas Rías Altas llegamos a las tierras del Ferrol. Si podemos elegir sería conveniente entrar a la población por la zona del puerto. Y es que ese espacio es único, allí, adentrándose en el mar, se ubica el vigilante faro de cabo Prior.

Avanzando daremos con la playa de Doniños, desde ella es posible divisar unos atardeceres espectaculares que compiten como los mejores del mundo. Estos dejarán sin palabras a todo aquel que la contemple.

Siguiendo nuestro recorrido localizaremos una obra de estilo vanguardista que sorprende a todo viajero, el faro de Frouxeira. A su lado se encuentra la playa del mismo nombre. No se puede abandonar Ferrol sin hacer una parada en el Castillo de San Felipe. Conforma esta una impresionante fortaleza del siglo XVI.

Cedeira, Galicia pura

Cedeira en Rías Altas
Cedeira – peizais

El municipio de Cedeira es uno de los lugares mas sensacionales y llamativos de toda la comarca gallega. Gracias a sus imponentes acantilados y a sus playas destaca en las Rías Altas. Playas de difícil acceso y poco conocidas, como la de Mi Señora o la de Burbujas. El nombre de esta última proviene de las pompas que se provocan al pisar sus arenas.

Dentro del pueblo destaca su bonita Plaza Roja. Es llamada así por el color con el que está pavimentada.  Aquí se puede aprovechar para hacer un descanso y probar algunos de los típicos caldos de la región. Después se puede continuar el recorrido y llegar hasta el pueblo de Ortigueira. Es esta la cuna de uno de los pocos festivales veraniegos gratuitos que existen en el mundo.

Te puede gustar