Recorremos Córcega, la isla de la belleza

· 10 septiembre, 2016

Córcega, la cuarta isla más grande del Mediterráneo, es un auténtico paraíso por descubrir. Este magnífico territorio no solo cuenta con impresionantes paisajes naturales capaces de quitarle el aliento a cualquiera, sino también con una antiquísima y rica historia. Se trata de un destino ideal para todos los amantes de la cultura, un lugar único y muy especial que te enganchará desde el principio.

La historia de Córcega es sumamente interesante. Se sabe que la isla está habitada desde el período Mesolítico y que esos primeros habitantes llegaron desde la península italiana. La historia de esta isla siempre estuvo ligada a Italia, de hecho, se encuentra ubicada en la zona geográfica de dicho territorio. Sin embargo, en el año 1768 Francia invade la isla y desde entonces la anexiona a su propio territorio.

Corte en Córcega
Corte – Irina Kuzmina

La historia de Córcega está reflejada en cada antigua calle y en las antiguas e imponentes edificaciones que nos recuerdan las grandezas de cada época. Es, sin lugar a dudas, un lugar muy especial que todo apasionado por la historia y cultura debe visitar al menos una vez en la vida.

La incríble belleza de Córcega

1. Bastia

Bastia en Córcega
Bastia – Dany Tolenga / Flickr.com

Bastia es una hermosa ciudad que está ubicada en el noreste de la isla. Posee numerosos e interesantes lugares históricos que definitivamente debes conocer. La catedral de San Jean Baptiste, construida entre los siglos XVII y XVIII, es una de las edificaciones religiosas más importantes de la ciudad.

También te recomendamos visitar el Teatro de Bastia; la Place de Saint Nicolas, una de las más grandes de Francia; el Palacio de los Gobernantes; el Palacio de Justia y muchos más.

2. Ajaccio

Ajaccio en Córcega
Ajaccio – Eugene Sergeev

Ajaccio es una de los municipios franceses más famosos, especialmente por ser el lugar de nacimiento de Napoleón Bonaparte. Algunos de los lugares que no puedes dejar de visitar son la casa de Napoleón Bonaparte, la catedral, el Tour de la Parata y la reserva natural de Scandola.

3. Bonifacio

Bonifacio es una de las ciudades más antiguas de Córcega, por lo que resulta sumamente interesante recorrerla con tiempo. Visitar el casco histórico de Bonifacio es como hacer un viaje en el tiempo. Se trata de una maraña de callejuelas empedradas que suben y bajan por la ciudad. Las casas son altas y las calles muy estrechas. Un lugar antiguo pero perfectamente conservado y con una energía muy especial.

Bonifacio en Córcega
Bonifacio – John_Walker

Otro de los lugares que goza de gran popularidad son los acantilados de Bonifacio. Un lugar de extraordinaria belleza que no tiene comparación. En el puerto de Bonifacio diversas agencias turísticas ofrecen la posibilidad de hacer un paseo en barco para observar los acantilados.

4. Calvi

 Calvi es una de las ciudades más pintorescas de Córcega. En este magnífico lugar podrás disfrutar de una gran cantidad de actividades: playa, monumentos, iglesias, senderismo, exquisita gastronomía y mucho más.

La catedral de San Jean Baptiste es una de las edificaciones religiosas más importantes de la ciudad, su historia se remonta al siglo XIII cuando comenzó a ser construida. La catedral posee en su interior una clásica decoración y una variada e importante colección de tesoros culturales e históricos.

Calvi en Córcega
Calvi – Littleaom

Otro de los principales atractivos de Calvi es la supuesta casa de Cristóbal Colón. Al parecer, este importante personaje nació en Calvi y no en Génova como se pensaba; sin embargo, esta teoría no ha podido ser confirmada.

La iglesia Saint Marie de Calvi es otro de los lugares imprescindibles por visitar. Está ubicada en el casco histórico de la ciudad y posee un precioso y imponente estilo barroco. Fue declarada Monumento Nacional y podrás reconocerla muy fácilmente gracias a su distintiva y única fachada rosada.

El sol le hizo tanto el amor al mar que acabaron engendrando Córcega.”

– Antoine Saint-Exupéry –

Córcega es una isla repleta de tesoros por descubrir. En cada grande y pequeña ciudad se esconden las huellas de un pasado glorioso que se niega a desaparecer. En cada calle, iglesia y monumento hay un pedazo de la magnífica e interesante historia de este lugar. Además de ello, la comida es exquisita y los paisajes naturales únicos. ¿Te animas a visitar Córcega?