10 recomendaciones para viajar durante el embarazo

· 15 junio, 2018
Viajar estando embarazada no tiene por qué entrañar ningún riesgo. Pero siempre hay que seguir unas recomendaciones y ser precavida.

Quizá dentro de unos meses aproveches tus vacaciones para hacer algún tipo de viaje con tu bebé. Pero no tienes que renunciar a viajar durante el embarazo. No obstante, debes seguir una serie de recomendaciones para que no haya ningún problema y puedas disfrutar.

Qué debes saber para viajar durante el embarazo

Algo que queremos señalar es que el segundo trimestre es el más seguro para viajar. No quiere decir que esté prohibido hacerlo al principio o al final del embarazo, todo ello con una serie de salvedades.

Aunque, desde luego, hay que pensar en que pueda tratarse de un embarazo de riesgo o que se haya recomendado reposo, sin importar la etapa de gestación en la que se esté. En este caso, es mejor quedarse en casa.

Mujer embarazada con una maleta

El primer trimestre es delicado a la hora de viajar durante el embarazo. Es altamente recomendable elegir destinos que estén cerca. En caso de que sufras náuseas, no debes olvidarte de preguntar al ginecólogo sobre algún producto que las calme y sea inocuo para el bebé.

Es en el segundo trimestre cuando la mujer va a estar más preparada a la hora de viajar. Desaparecen, por lo general, las náuseas. Si el embarazo va bien, disminuyen los riesgos de aborto espontáneo y no se gana tanto peso como para estar incómoda en el viaje.

Finalmente, si hablamos del tercer trimestre, es posible que se tenga menor agilidad y que el aumento de peso suponga unas molestias que hagan dudar de la conveniencia de estar mucho tiempo en un medio de transporte. Lo mejor es elegir en esta etapa destinos que estén cerca.

Recomendaciones para viajar durante el embarazo

Embarazada en una piscina
Tetiana Iatsenko

Ahora sí, vamos a ver unas cuantas recomendaciones para viajar durante el embarazo. Tenlas en cuenta a la hora de planificar tus vacaciones.

1. No a los excesos

El viaje que realices deberá ser tranquilo. Procura no agotarte y descansar lo suficiente cuando lo necesites.

2. Mejor no viajar ni en el primero ni en el último trimestre

Ya lo hemos comentado. En los primeros tres meses de embarazo y en el último las complicaciones a la hora de viajar, por unos u otros motivos, están ahí. En caso de que inicies un viaje, extrema las precauciones.

3. Lleva ropa confortable

Tanto si vas a sitios cálidos como fríos, hay que llevar un vestuario de lo más cómodo para usarlo en todo momento. Si hablamos del calzado, lo mejor es que lleves zapatillas de deporte o zapatos que tengan suela baja.

4. Los tratamientos médicos son importantes

En el caso de que el ginecólogo te pida llevar alguna clase de tratamiento durante el embarazo, no deberás olvidarlo. Hay que llevar todas las medicinas y seguir el tratamiento con normalidad.

Según el destino, conviene consultar la necesidad de ponerse algún tipo de vacuna y si es recomendable o no hacerlo en el mes de gestación en el que te encuentres.

5. Precaución con el sol

El embarazo hace que la piel esté más sensible y esto hará que puedas sufrir complicaciones. Lo mejor es ponerse protector solar una hora antes de tomar el sol y, cómo no, evitar las horas en que el sea más fuerte, que es entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde.

6. Viaje en avión

Embarazada en un avión
NadyaEugene

Muchas compañías aéreas tienen restricciones especiales para las mujeres embarazadas. Antes de que planees tu viaje, deberás averiguar si con las semanas de gestación que tienes puedes tomar un avión.

7. Viaje por tierra

En caso de que viajes por carretera, deberás pedir al conductor que descanse  cada dos horas para que tú también puedas hacerlo. En estos intervalos has de caminar y beber mucha agua para evitar deshidratarte.

8. Descanso

Te va a quedar poco tiempo para dormir todo lo que quieres, pues en menos de lo que piensas van a llegar las noches en vela y el cansancio que genera cuidar a un recién nacido. Aunque vayas a viajar durante el embarazo, duerme todo lo que puedas.

9. No a la automedicación

En caso de que tengas mareos, náuseas, irritación de estómago o demás malestares, lo mejor es no automedicarse. Deberás consultar a tu médico algún tratamiento que puedas llevar. Si no, acude a un hospital próximo para tratar las molestias que puedas tener.

10. No viajes sin consentimiento médico

En caso de que el médico te explique que tu embarazo es de alto riesgo y que lo mejor es no viajar, deberás hacerle caso. Un viaje, por muy placentero y tranquilo que sea, siempre implica un desgaste que muchas embarazadas no pueden ni quieren correr. En caso de que sea así, lo mejor es disfrutar de la tranquilidad del hogar.