9 razones para viajar sola

· 26 diciembre, 2015

Viajar sola te da sensación de libertad y emoción. Te da la oportunidad de descubrir cosas increíbles que no conocías ni habías imaginado, conocer nuevos lugares y personas y tener distintas experiencias que te ayudan a olvidarte de tus miedos e inseguridades.

¿Viajar sola? ¡Sí!

Si alguna vez has soñado con viajar, hacer la maleta e irte sola a la aventura, aquí te mostramos las 9 razones por las que un viaje en solitario te hará sentir como nunca. Porque a veces, viajar sin más compañía que tú misma, es una manera perfecta de moverte por el mundo.

1. Conoces gente nueva y maravillosa

Viajar sola te da la maravillosa oportunidad de conocer a gente nueva. Cuando viajas con amigos o con un acompañante te limitas a ese pequeño círculo de caras cercanas y conocidas.

Cuando lo haces sola, en cambio, estás mucho más abierta a relacionarte con otras personas que hasta ese momento nada tenían que ver contigo.

2. Viajar sola te da absoluta libertad

Es decir, tienes la libertad para ir donde quieras y hacer lo que quieras: ir a una increíble playa desértica, saltar en bungee o probar exquisitas comidas que solamente encontrarás fuera de tu camino.

Mujer en los Pirineos
Pirineos – oksmit

El hecho de no tener que darle explicaciones a nadie y poder seguir tu ritmo hace que tus deseos te muevan e indiquen tu camino. Incluso es posible improvisar y cambiar tu viaje para hacer algo que en un  momento dado te apetece especialmente.

3. Al viajar sola nadie te juzga

Cuando viajas sola no tienes que guardar las apariencias porque nadie te va a juzgar. Puedes vestir como quieras, hacer lo que te apetezca e ir a los sitios que realmente quieres ver.

Puedes ser realmente tú misma, sin sentir sobre ti los ojos de nadie ni tener que escuchar sus opiniones. Y tampoco tendrás que dar explicaciones.

4. Adiós inseguridades y temores

Viajar sola supone enfrentarte a tus miedos y temores y vencerlos. Supone un reto inmenso,   pero muy gratificante, cuando consigues salir y te das cuenta de que nadie controla tu vida ni tu viaje.

“Dicen que viajando se fortalece el corazón, pues andar nuevos caminos hace olvidar el anterior.”

-Lito Nebbia-

Pero debes leer e investigar mucho antes de viajar, mirar los comentarios y la retroalimentación de otros viajeros en foros y blogs. Respeta la cultura local y seguro que estarás bien.

5. Es posible encontrar el amor

Todos añoramos encontrar el amor, incluso se habla mucho de las relaciones fallidas durante los viajes, pero no tiene por qué ser así. Encontramos el amor cuando conocemos personas que comparten nuestros mismos intereses, sueños y metas. Si será un gran amor de verano o una relación seria no lo sabrás, pero muchas historias increíbles se originan en viajes en solitario.

Si ya tienes pareja, este tiempo fuera puede oxigenar la relación y, una vez que regreses, apreciarás mucho más la compañía del otro.

6. Un viaje en solitario te enriquece

Viajera en templo de Tailandia
Templo de Ayutthaya, Tailandia – Sasha64f

Si el estudio o el trabajo te tienen estresada, viajar por tu cuenta puede ser el momento para tomar un descanso y mimarte un poco a ti misma. Disfruta de todas las cosas maravillosas que un lugar nuevo te puede entregar y sé consciente de que la felicidad es un derecho que todos tenemos, no un privilegio.

7. Puedes reinventarte

Viajar sola te dará la oportunidad de reinventarte y ser quien quieres ser. Al viajar sola dejas de lado tu mal humor y puedes ser un nuevo tú. Explora esas partes de tu personalidad con las que no estás cómodo.

Mientras estás en el camino puedes sentirte desafiada por factores inesperados y tal vez te sorprenda comprobar lo bien que respondes a ellos.

8. Es la mejor manera de desconectar del mundo

Viajar en solitario te da la oportunidad de desconectar de todo. Apaga el móvil, olvídate de los correos y céntrate en lo que quieres ver y hacer.

Uno de los momentos más creativos e intensos para solucionar nuestros problemas es cuando nos desconectamos. A veces nuestro cerebro necesita descansar para deshacerse de viejos pensamientos y dejar entrar los nuevos.

9. Te llenarás de recuerdos inolvidables

Un viaje en solitario es una fuente inagotable de recuerdos. Recorrer el mundo sin más compañía que tú misma, te cambiará para siempre y dejará una marca indeleble en tu memoria.