Rajastán en la India: lugares que no te puedes perder

10 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la especialista en Asia Oriental María Belén Acosta
En el estado de Rajastán se encuentran algunos de los destinos de la India más demandados en los últimos años por su amplia oferta turística.
 

Vamos a hacer un recorrido por el estado de Rajastán, uno de los más grandes y populares de la India. Situado al noroeste, es un destino más que recomendable para aquellos que quieran sumergirse en la cultura de este país lleno de contrastes. A continuación, hemos marcado los lugares más espectaculares de Rajastán para asegurar una visita lo más completa posible.

1. Jaipur, la Ciudad Rosa de Rajastán

Hawa Mahal en Jaipur, capital de Rajastán
Haawa Mahal

A Jaipur, capital del Rajastán, también se la conoce como Ciudad Rosa debido al color de la mayoría de sus edificios. Esta coloración rosada guarda un significado más allá del estético: con ella se busca atraer a la buena suerte y crear una sensación acogedora. La ciudad fue fundada en el año 1728 por el maharajá Sawai Jai Singh.

Allí podremos visitar el palacio de los Vientos, también conocido como Hawa Mahal. Este es, sin duda, uno de los edificios más representativos de la arquitectura típica de Jaipur. Construido en 1799, el palacio dispone de 900 ventanas y cinco plantas. Se dice que desde las ventanas del palacio las mujeres del harén observaban las calles de la ciudad sin ser vistas.

 

Otro de sus grandes atractivos turísticos es el fuerte de Amber. Este se encuentra a las afueras de la ciudad, a poco más de 11 kilómetros. Como detalle, para aquellos que quieran realizar el viaje de manera diferente, se ofrece la opción de realizar la ruta en elefante.

Construido en 1592 por el maharajá Man Singh, fue ampliado años más tarde por el maharajá Jai Singh I. Fue este último quien dotó al fuerte ese color tan característico gracias a la utilización de arenisca y mármol. El fuerte está dividido en cuatro secciones, cada una con su propio patio interior. Durante la visita hay que detenerse en la famosa Sala de los Espejos.

2. Jodhpur, la Ciudad del Sol

Vista de Jodhpur
Jodhpur

Conocida como la Ciudad del Sol, es la segunda ciudad más grande de Rajastán. Este nombre hace referencia a la abundancia de días soleados y al buen clima que suele haber durante casi todo el año. A esto se le suma el característico color azul de sus edificaciones, que servía para determinar en qué hogares residían los bramanes, los antiguos señores de la sociedad hindú.

De entre sus puntos turísticos más visitados destaca el fuerte de Mehrangarh. Es una impresionante fortaleza situada en la cima de una colina a nada menos que 125 metros de altura. Además de por su llamativa arquitectura y su museo, es recomendable la visita para disfrutar de una de las mejores vistas de Jodhpur.

 

Por último, en pleno centro histórico de la ciudad hay que visitar la torre del Reloj. Aquí, además de contemplar uno de los edificios más simbólicos de la zona, es posible pasear por el Sardar Bazaar, uno de los mercados más importantes de la ciudad.

3. Jaisalmer, la Ciudad Dorada

Fuerte de Jaisalmer
Fuerte de Jaisalmer

Siguiendo con nuestro recorrido llegaremos a la ciudad de Jaisalmer, situada a pocos kilómetros del desierto del Thar, que será nuestro último destino. Jaisalmer hace frontera con Pakistán, de ahí que sea una de las ciudades más peculiares de Rajastán.

Esta ciudad fortificada se construyó en el siglo XI y está considerada como la ciudad fortaleza habitada más antigua del mundo. El fuerte de Jaisalmer fue mandando a construir por Rawal Jaisal y consta de cuatro puertas de entrada desde las que se accede al interior para completar la visita y disfrutar de sus vistas.

Para finalizar el recorrido, hay que visitar los siete templos jainistas, situados en el interior del propio fuerte. Todos ellos se construyeron entre los siglos XII y XV. Estos harán las delicias de los amantes del arte gracias a sus exquisitas decoraciones hindúes.

 

4. El desierto de Thar, naturaleza en Rajastán

Desierto de Thar
Desierto de Thar en Rajastán

El desierto de Thar, también conocido como el gran desierto, tiene una extensión de 200 000 km². Es uno de los paisajes más bellos de Rajastán y en él los más atrevidos pueden realizar rutas en camellos sobre sus altas dunas, algunas con más de 450 metros de altura.

Merece la pena visitarlo cuando oscurece, ya que desde el se puede contemplar con facilidad el cielo estrellado. Además, es muy importante llevar ropa adecuada para este tipo de zonas tan áridas donde se pueden alcanzar temperaturas superiores a los 50 ºC.