Quibdó, capital del Chocó en Colombia

10 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador David Díaz
El Chocó, probablemente, es uno de los destinos turísticos menos explorados de Colombia. Su capital, Quibdó, es una ciudad fascinante y punto de partida para aventurarse a explorar esta región del noroccidente colombiano.

Quibdó es la capital del departamento del Chocó, en Colombia. Es una de las regiones con una tasa de pluviosidad más altas del mundo y también una de las más biodiversas. La ciudad está bañada por el río Atrato, que es una de las principales vías de comunicación del territorio.

Quibdó es una ciudad que, a pesar de desconocer su momento exacto de fundación, tuvo gran relevancia en el devenir histórico de la región. Por ello, en este artículo queremos presentarte esta pequeña urbe que es casi cien por cien afrocolombiana.

Quibdó, un poco de historia

El territorio que hoy conforma el Departamento del Chocó entró de forma muy temprana en la historia de la ocupación castellana del territorio americano. En la región del golfo de Urabá, en el norte del departamento, se fundó la ciudad de Santa María la Antigua del Darién en el año 1510.

Río Atrato
Río Atrato – Jukahogo / Wikimedia Commons

A pesar de ello, en el período colonial la incorporación efectiva del territorio del Chocó no se materializó, pues la resistencia de los indígenas de la región fue atroz. Tras la independencia, la nueva república, hoy en día Colombia, tuvo que afrontar la tarea de incorporar ese territorio a nivel político, económico y social. En la actualidad, aún no lo ha logrado completamente.

Quibdó fue fruto de la lenta pero progresiva ocupación castellana de los territorios del alto y medio Atrato. Entre los años 1688 y 1719 se fueron conformando diversos pueblos y Quibdó fue uno de ellos. Por su posición en una encrucijada de caminos y arterias fluviales, se convirtió en centro administrativo y comercial de las zonas mineras aldeañas.

Esta actividad política y económica implicó un desarrollo urbano cuya organización siguió el típico ordenamiento urbano colonial. Este ordenamiento partía de una plaza donde se concentraba el poder político, religioso y militar. A partir de esta núcleo se expandía el poblado en forma de cuadrícula.

Las manzanas debían ser regulares, pero en Quibdó estas fueron irregulares. Esto se debe a la peculiaridad topográfica del espacio, pues el río Atrato estaba muy cerca del flanco occidental y del otro lado existían zonas pantanosas. La ciudad fue creciendo a partir de ese punto central.

¿Qué podemos visitar en Quibdó?

Catedral de San Francisco de Asís

Catedral de Quibdó
Catedral – Santísima Virgen María Santificadora / Flickr.com

La catedral de Quibdó rinde homenaje a San Francisco de Asís, patrón de la ciudad. Se empezó a edificar en el año 1945 y no fue hasta 32 años después cuando los quibdoseños pudieron ver terminado el templo. En su interior se puede apreciar una imagen de madera de San Francisco de Asís y un mural en el que se representa la evangelización del Chocó.

El templo es un edificio imponente lleno de colorido y cuya visita es imprescindible. Además, es uno de los principales lugares de la celebración de las fiestas de San Pancho o de San Francisco de Asís. Esta fiesta es un símbolo de la identidad cultural afrochocoana donde se pone de manifiesto la vida social, religiosa y política de los quibdoseños.

En el año 2012 las fiestas de San Pancho fueron incluidas en la lista de Patrimonio Inmaterial de la Unesco.

Malecón de Quibdó

Frente a la catedral y el Parque Centenario encontramos un lugar idóneo para disfrutar de los mágicos atardeceres sobre el río Atrato: el malecón. Actualmente, se ha habilitado el espacio para convertirse en un lugar de esparcimiento para los quibdoseños y visitantes.

El Parque Centenario el Libertador

El Parque Centenario fue la plaza desde donde se empezó a ramificar el entramado urbano de Quibdó. Anteriormente se llamaba plaza de la Iglesia y en 1910 se bautizó como Parque de la Independencia. En el año 2002 fue declarado bien patrimonial de Quibdó por la Gobernación del Chocó.

El Palacio Municipal y otros atractivos

Barca en el río Atrato
Río Atrato – Anthony Mendoza / Flickr.com

Este edificio se construyó con el propósito de concentrar todas las escuelas de la población que estaban dispersas. Su construcción empezó en el año 1923 y se le quiso dotar de una apariencia grecorromana. Por ello, en el frente del edificio se levantó un pórtico con columnas de estilo jónico. En el frontón destaca un escudo de Colombia.

Otros magníficos edificios que se pueden visitar en Quibdó son el convento de los Claretianos y el palacio episcopal. También podrás disfrutar de un paseo bajo el sol abrasador o bajo la incesante lluvia por la calle peatonal Mialameda o por la plaza del Mercado.

Fuera de Quibdó existen otros destinos donde podrás apreciar la fascinante selva chocoana con su espesa vegetación y su incontable fauna. También, si deseas relajarte, existe la posibilidad de disfrutar de los diversos balnearios naturales que hay a pocos kilómetros de la ciudad. En definitiva, visitar Quibdó es adentrarse en un lugar mágico poco explorado por los turistas.

  • González Escobar, L.F. (2003). Quibdó. Contexto histórico, desarrollo urbano y patrimonio arquitectónico. Medellín: Centro de Publicaciones Universidad Nacional de Colombia.
  • Gobernación del Chocó (s.f.). Consultado el 26 de octubre de 2019 de: http://www.choco.gov.co