¿Qué llevar y qué no llevar en el equipaje de mano?

· 20 febrero, 2019
Lo que puedes o no llevar en el equipaje de mano es a veces algo confuso, ya que existen normas claras, pero también excepciones. La mejor opción es que consultes la política de la aerolínea específica al respecto.

El tema de la política de equipaje se ha vuelto todo un lío. Desde los atentados terroristas del 11 de septiembre en Estados Unidos, hay un montón de objetos cotidianos que no puedes llevar en el equipaje de mano. Además, con el auge de las aerolíneas low cost el asunto también se ha diversificado mucho.

De hecho, el propio concepto de equipaje de mano no es del todo claro. Depende mucho de cada aerolínea. En la mayoría consideran que este corresponde a cualquier maleta que lleves contigo y cuyas dimensiones permitan guardarla en el maletero. No se incluyen los bolsos de mano o similares, que puedes dejar bajo el asiento

Sin embargo, también hay aerolíneas que llegan a validar como equipaje de mano el estuche en el que llevas la cámara, o incluso la riñonera, si esta tiene una dimensión un poco mayor de lo usual. Por eso, es importante que tengas claro el tema antes de viajar.

¿Qué es el equipaje de mano?

Bolso y maleta

Como decíamos, el concepto de equipaje de mano está directamente relacionado con la política de cada aerolínea. Así que debes consultarla, ya que te puedes llevar sorpresas desagradables. Incluso si ya has viajado antes con esa aerolínea, mejor que verifiques si no han introducido algún cambio al respecto.

Ahora bien, el equipaje de mano es esa maleta que llevas contigo dentro de la cabina. De media, debe tener las siguientes dimensiones: 56x45x25 cm. En algunas low cost la dimensión es ligeramente menor.

Así mismo, el peso no debe sobrepasar los 8 o 10 kilos. La mayoría de las aerolíneas te permiten llevar la maleta de mano y un accesorio adicional, el cual corresponde a un pequeño bolso con los objetos más personales.

Lo que no puedes transportar en tu equipaje de mano

Maletas abiertas

En general, están prohibidos todos los objetos cortopunzantes o con filo en el equipaje de mano. Eso incluye desde una navaja de explorador, hasta los sacacorchos y los bastones de esquí.

Sin embargo, como suele ocurrir, también hay algunas excepciones. Sí puedes llevar unas tijeras, siempre que la hoja sea menor a 6 cm o tengan punta roma. También puedes llevar cuchillas de afeitar fijas (máquinas desechables).

Para sorpresa de muchos, el famoso cortauñas sí se puede llevar, al igual que pinzas de depilación, agujas de tejer o coser, paraguas y bastones de apoyo. Lo usual es que todo elemento con potencial explosivo también se restrinja, excepto fósforos de seguridad y mechero. En general, no hay restricciones para los aparatos electrónicos.

El tema de los líquidos

En esto sí que hay una normativa universal. Lo que puedes llevar en el equipaje de mano es un máximo de 10 frascos de 100 ml cada uno. La manera correcta de transportarlos es en una bolsa transparente, con un cierre flexible. Esto no es negociable en ningún aeropuerto del mundo.

Ahora bien, hay cierta confusión en lo que se considera líquido. Allí se incluyen también los geles y las pastas. Esto es, todos los jarabes, aceites, cremas, pasta de dientes (sí, pasta de dientes), patés, mermeladas y todo aquello que tenga una consistencia similar. Los aerosoles,también están estrictamente prohibidos.

¿Y la comida?

Maletas en un aeropuerto

Esta es una pregunta que se hacen muchos viajeros, especialmente si van en una de esas aerolíneas que no te dan ni un vaso de agua, a menos que lo compres. ¿Puedes transportar alimentos en el equipaje de mano? La respuesta es sí, pero con restricciones.

No tendrás problemas para pasar comida empaquetada tal como galletas, barras de cereal y golosinas en paquete por el estilo.

La dificultad viene cuando quieres llevar productos vegetales o de origen animal. Una gran cantidad de países no permiten transportar en el equipaje de mano productos cárnicos (jamón, pollo, pavo, etc.), ni derivados lácteos, y mucho menos frutas u hortalizas.

Esto incluye semillas y productos enlatados. A veces permiten llevar estos productos en el equipaje facturado, pero siempre que vayan empaquetados al vacío.

Aquí también hay excepciones. Los productos que compres en el duty free no tienen restricciones. Lo que sí debes hacer es conservar el paquete original de los mismos y el resguardo de compra. Solo algunas veces impiden que tomes esas bebidas o alimentos en el avión, pero en la mayoría de los casos no te lo prohíben.