Qué hacer en Melbourne en cuatro días. ¡Te fascinará!

Teresa Montes 10 septiembre, 2018
Melbourne es una de las grandes ciudades de Australia. Una urbe con infinidad de atractivos y actividades de las que disfrutar.

Melbourne es una de las ciudades más conocidas de Australia. Y no es para menos. Es un lugar en el que se respira algo especial. Quizá sea por su ubicación o por todos los sitios tan espectaculares que tiene a su alrededor. Sea como sea, no deja de ser una de las ciudades más turísticas del país, y es que hay mucho que hacer en Melbourne.

Es la segunda ciudad más grande de Australia detrás de Sídney. Cosmopolita y moderna, así es como la definen los propios australianos. Por eso, no es de extrañar que nada más pisar sus calles te atrape en su calmado y a la vez frenético modo de vida.

Como sabemos que quieres descubrir más sobre esta alucinante ciudad, en este artículo te dejamos una serie de consejos para que no te pierdas nada ¡Déjate seducir por Melbourne!

Cosas que hacer en Melbourne: perderte por el Jardín Botánico

Jardín Botánico de Melbourne
Jardín Botánico de Melbourne

En todas las grandes ciudades de Australia podemos ver jardines botánicos. Pero sin duda, el de Melbourne, junto con el de Sídney, es de los más bonitos que encontraréis por allí. ¡Merece la pena totalmente!

Un muy buen momento para ir será al atardecer, al “final” del día australiano, sobre las 4:30-5 de la tarde. Podréis perderos paseando por los jardines y observando ese verdor en el pleno centro de Melbourne. ¡Y además es gratuito!

Allí la gente suele ir a correr y pasear cada día. Los australianos llevan un estilo de vida muy deportista y qué mejor para su ejercicio diario que un parque como este. Otra de las cosas que podrás hacer es comprar comida y hacer un picnic improvisado. Sin duda, será un plan que te hará recordar el maravilloso jardín.

Contemplar las calles de Melbourne

Visitar Flinders Statios, una de las cosas que hacer en Melbourne
Flinders Station

Las calles de Melbourne tienen algo diferente que no se puede explicar. Puede que sea por el ritmo de vida de la ciudad, las grandes calles decoradas con lucecitas o lo multicultural que es su gente. O quizá también sea por su choque arquitectónico.

En el centro de la ciudad se encuentra una de las esquinas más hermosas. Sí, es la Flinders Street Station, una de las estaciones de tren más bonitas que verás. Junto a ella se sitúa la catedral de St. Paul, dándole un toque gótico al entorno.

Justo enfrente de este templo se encuentra el Ian Potter Centre, un centro de actos que le da ese toque moderno a la zona. Apúntatelo como algo imprescindible que hacer en Melbourne.

Y si quieres conocer mejor la ciudad, una buena forma de hacerlo es montar en su tranvía. Es el transporte más tradicional, que aporta un punto retro. A sus habitantes les resulta realmente útil para moverse de un lado a otro. Y es bueno saber que para los turistas hay un tranvía gratuito con el que ahorrar un poquito en este caro país.

Pasear por St Kilda Beach

Muelle de St Kilda en Melbourne
Muelle de St Kilda

St Kilda no pertenece a Melbourne, sin embargo, es como si fuera un barrio más de esta inmensa ciudad. Lo que más destaca de esta lugar es su playa. Se encuentra en la bahía de Port Philip.

Algo que debes hacer es pasear por la playa y ver el atardecer desde allí. Sin ninguna duda, es uno de los más bonitos que podrás ver en la ciudad. Allí os podréis encontrar a muchos australianos que lo hacen a diario y, sobre todo, los fines de semana, mientras pasean al perro, corren o leen un libro sobre la arena.

Al final de la playa os podréis encontrar con un muelle donde viven numerosas comunidades de pingüinos. En la temporada donde más los podrás ver es entre  octubre y abril. ¡Es todo un espectáculo!

Visitar Philip Island

Phillip Island en Melbourne
Phillip Island

Algo que no puedes dejar de hacer en Melbourne es visitar esta maravilla. Es una isla situada a unos 140 kilómetros de la ciudad. Podrás encontrar varias líneas de bus que te llevan hasta allí o usar tu propio coche.

Vayas en las estación que vayas tendrá su encanto. En verano podrás disfrutar de sus espectaculares playas y en invierno de su verde y sórdido paisaje. Además, desde allí podrás contratar diferentes excursiones para ir a ver los pingüinos. ¡Hay un montón! Será un recuerdo que jamás olvidarás.

Excursión a Brighton Beach

Brighton Beach en Melbourne
Brighton Beach

Esta será otra de las actividades que debes hacer en Melbourne. Sí, se trata de esas famosas casa de madera sobre la arena. Además, desde allí podrás observar uno de los skylines más bonitos de toda la ciudad. ¡Y está a tan solo media hora de Melbourne!

Lo que no mucha gente sabe es que durante el verano se pueden alquilar y hacer fiestas allí. ¡Están totalmente equipadas por dentro!

Es muy típico tener una foto con la caseta que tiene la bandera de Australia. Sin duda, será un gran recuerdo de Melbourne.

Sin ninguna duda, Melbourne es una de las ciudades con más encanto de toda Australia. Puede que esa sea la razón por la que un montón de gente la elige como su casa. ¡Te encantará!

Te puede gustar