Punta Arenas, a un paso del fin del mundo

Edith Sánchez · 12 mayo, 2019
Punta Arenas es, sin duda alguna, uno de los lugares más interesantes de Chile. No solo por su elevada calidad de vida, sino también por las sensacionales bellezas naturales a las que permite acceder.

Punta Arenas, en Chile, es la ciudad continental más austral del mundo. También es la capital de la provincia de Magallanes y de la Antártica chilena. Aunque no es una de las ciudades más turísticas de ese país, sí es un destino muy atractivo que tiene gente encantadora y está muy cerca de grandes maravillas.

La ciudad está localizada entre los dos mayores reservorios de agua dulce en el mundo: los Campos de Hielo Sur y Antártica. Es, además, el punto de partida de expediciones científicas de al menos 30 países. Y mira hacia el estrecho de Magallanes, un punto estratégico del planeta.

Punta Arenas es una ciudad tranquila que disfruta de los mejores índices de calidad de vida en todo Chile. Tiene, así mismo, la segunda renta per cápita más elevada del país. Cuenta, además, con los aires y las aguas más limpios del mundo. Todo un paraíso. Hay muchas cosas para ver y hacer en Punta Arenas. Estas son algunas de ellas.

Atractivos en el centro de Punta Arenas

Plaza de Armas de Punta Arenas
Plaza de Armas

En el centro histórico hay tres grandes atractivos: la plaza de Armas, el Museo Regional de Magallanes y el kiosko Roca. La plaza de Armas tiene una arquitectura neoclásica espectacular. Destaca la famosa escultura del indio fueguino. En realidad, es una figura que está en el monumento a Magallanes. Si tocas o besas su pie, volverás a la Patagonia.

Por su parte, el Museo Regional tiene una espléndida colección de piezas que hablan de la historia de la zona, desde los tiempos prehispánicos hasta el día de hoy. Cuenta con un fabuloso subterráneo donde está ubicada una cafetería. Imperdible pasar por ella.

Y en el famoso kiosko Roca el protagonista es la celebridad gastronómica de Punta Arenas: el choriqueso. Se trata de una delicia que solo se puede degustar allí y que está compuesta por pasta de chorizo con queso derretido. La tradición impone que se consuma con una leche de plátano.

El Fuerte Bulnes

Vista de Fuerte Bulnes en Punta Arenas
Fuerte Bulnes

El Fuerte Bulnes se ubica a unos 62 kilómetros al sur de Punta Arenas. El lugar fue declarado monumento nacional en 1968 y alberga el eco de los primeros pobladores de la Patagonia chilena. Forma parte del Parque del Estrecho de Magallanes, dentro del cual también está Puerto del Hambre.

El fuerte representa el paso decisivo para la colonización de esa zona en Tierra del Fuego. Los colonos llevaron a cabo una lucha titánica por la supervivencia en la región y el Fuerte Bulnes la recuerda. Está rodeado por un entorno natural fabuloso y hay una cafetería para almorzar y una tienda de souvenirs.

Las pingüineras

Pingüinos en Isla Magdalena
Isla Magdalena

Imposible ir a Punta Arenas y no entrar en contacto con algunos de sus más simpáticos pobladores: los pingüinos. Hay, básicamente, dos opciones para ello: Seno Otway y la Isla Magdalena. En Seno Otway hay unas 60 000 colonias de pingüinos magallánicos en su hábitat natural. Sin embargo, esta atracción está cerrada.

Por su parte, Isla Magdalena alberga la segunda colonia de pingüinos más grande de Latinoamérica. También, cerca de allí, hay una fabulosa colonia de lobos marinos. Desde Punta Arenas se hace una excursión por agua que dura aproximadamente medio día.

En la excursión a Isla Magdalena se llega a un fantástico faro desde donde se obtiene una panorámica de ensueño del estrecho de Magallanes.

Otros lugares maravillosos cerca de Punta Arenas

Cabo Froward
Cabo Froward

Otro de los imperdibles en Punta Arenas es un paseo por la Zona Franca. Se trata de un amplio centro que alberga unas 100 tiendas. En realidad, no tiene unas ofertas tan espectaculares como las que se pueden encontrar en Panamá, por ejemplo, pero sí hay productos a muy bajo precio, especialmente licores y chocolates.

Otra de las visitas obligadas es el célebre cerro de la Cruz. Es una pequeña elevación que está a 15 minutos a pie de la plaza de Armas. En la cumbre hay un mirador fabuloso para admirar el estrecho de Magallanes y la península. También hay un poste con letreros que indican las distancias entre ese punto y diferentes ciudades del mundo.

Finalmente, vale la pena visitar el cabo Froward. Ese es, específicamente, el último punto geográfico de todo el continente americano. El recorrido se hace por mar y casi siempre está acompañado por delfines curiosos. Se aprecian diferentes glaciares colgantes y el paisaje antártico en todo su esplendor.

  • Rodriguez, C., & Martinic, M. (2006). Historia del Estrecho de Magallanes. The Hispanic American Historical Review. https://doi.org/10.2307/2514147