Cruzamos el puente de U Bein en Amarapura, Myanmar

· 1 enero, 2019
Es uno de los tesoros de Myanmar y uno de los puentes más singulares del mundo. Y todo, a pesar de estar construido con un material tan modesto como la teca.

El puente de U Bein es el puente de teca más largo del mundo, por lo que en cualquier visita a Myanmar no hay que dejar pasar la oportunidad de atravesarlo. De hecho, es uno de los puntos turísticos más visitados de este país asiático. ¿Quieres saber más sobre él? Pues no dudes en seguir leyendo.

Historia y características del puente de U Bein

El puente de U Bein se construyó a la manera tradicional alrededor del año 1850. Tiene forma curva en el medio para resistir las acciones del viento y del agua. Una construcción cuyos postes principales se clavaron a dos metros de profundidad y que está levantada con madera recuperada del antiguo palacio real en Inwa.

Puente de U Bein
Puente U Bein – Allan Harris / Flickr.com

Una curiosidad es que el puente de U Bein lleva el nombre del alcalde responsable de su construcción. Una peculiar infraestructura que mide nada menos que 1,2 kilómetros, lo que le convierte en el puente de teca más largo de todo el mundo.

A lo largo del este puente, y para permitir el paso de las embarcaciones, hay tramos se levantan.

El puente de U Bein también tiene su propia leyenda. Cuenta que un súbdito musulmán lo construyó para poder cruzar el lago Taungthaman. La magnitud de la obra fue considerada una osadía, por lo que el hombre pagó con su cabeza la ira del rey Bodawpaya.

Visita al puente de U Bein

Pasarela del puente de U Bein
Pasarela del puente – Paul Arps / Flickr.com

El acceso es totalmente libre y gratuito. Y, aunque el puente de U Bein no tenga un horario de apertura, lo cierto es que no está iluminado. Teniendo en cuenta además que en Amarapura la noche es cerrada, lo ideal es pasear por él antes de las seis de la tarde. Así también se puede disfrutar de las vistas del entorno.

Por otro lado, la mejor época para visitar el puente de U Bein son los meses de julio y agosto. Es decir, cuando el agua del lago Taungthaman alcanza su máximo nivel y el puente luce más. Igual de recomendables son los meses de septiembre y octubre, en los que la probabilidad de lluvia es baja.

Elegido el momento, es hora de pasear por el puente de U Bein, que está rodeado por templos fascinantes, pequeños restaurantes en los que sirve se pescado fresco y un modesto puerto del que hablaremos en el siguiente apartado.

Conoce el puente de U Bein en barco

Puente U Bein al atardecer
Puente al atardecer – Stefan Fussan / Flickr.com

Otra manera de maravillarse del puente de U Bein es realizando un paseo en barco, cuyo precio oscila entre los 5000 y los 10 000 kyats (cinco euros, aproximadamente). Todo depende del número de personas que seamos en la embarcación.

El barco se coge en el puerto que está cerca del puente de U Bein. El mejor momento para este recorrido es el atardecer, cuando el entorno es aún más bello. Por tanto, no podemos olvidar algún dispositivo fotográfico para inmortalizar la impresionante construcción y sus alrededores. ¿Se te ocurre un plan mejor?

Cómo llegar al puente de U Bein

Vista del puente U Bein
Puente U Bein – meng / Flickr.com

El puente de U Bein está situado, como ya hemos adelantado, sobre el lago Taungthaman, en la localidad de Amarapura. Esta ciudad está a tan solo diez kilómetros de Mandalay, la antigua capital imperial de Myanmar.

Llegar desde Mandalay es muy sencillo. Una de las formas más comunes es alquilando, por ejemplo, una bicicleta o una pequeña motocicleta. Hay que tener en cuenta que el transporte público aquí es prácticamente inexistente.

Otras opciones son requerir los servicios de un taxi o ir en camioneta. La primera puede implicar un coste de 5000 kyats (cuatro euros aproximadamente), mientras que el segundo, de 200 kyats (unos veinte céntimos de euro).

Como has visto, el puente de U Bein es una construcción impresionante. Merece la pena cruzarlo con calma, disfrutando del entorno singular que lo rodea. Pero puedes completar la visita contemplándolo también desde el agua. Uno de los lugares de Myanmar que, sin duda, no puedes perderte.