Los pueblos mágicos de México, una ruta increíble

Si bien al elegir unas vacaciones a destinos “alejados” optamos por ciudades conocidas o destinos turísticos por excelencia, también existen rincones que a veces no se tienen en cuenta pero que vale la pena conocer en un viaje completamente diferente. Si quieres aprender sobre la verdadera cultura, costumbres y gastronomía de México, entonces te recomendamos que pasees por cualquiera de estos increíbles pueblos.

Pueblos mágicos, indígenas, coloniales: México

La secretaría de turismo mexicano ha decidido lanzar un programa llamado “pueblos mágicos” para dar a conocer pequeñas y encantadoras localidades a lo largo y ancho de su territorio. Han sido seleccionadas aquellas que por su legado, sus tradiciones o sus eventos son destacadas entre las demás. Aquí te hablamos sobre algunas de ellas:

1. Taxco (Alarcón)

Taxco en México
Taxco – Fernanda Castillo

Forma parte del llamado “Triángulo del Sol” (junto a Acapulco e Ixtapa-Zihuatanejo) y es un pueblo minero que data la época virreinal. Desde sus minas se extraía la plata que viajaba luego a España. Entre sus calles podemos encontrar la parroquia de Santa Prisca, tallada en rosa y, por supuesto, tiendas de platería y joyas a muy buen precio. En cualquiera de sus restaurantes no dudes en probar el riquísimo pozole, un caldo con maíz y pollo.

2. Todos Santos (Baja California Sur)

El nombre de este pueblo seguramente tendrá que ver con una de las fiestas más populares de México y no con que todos sus habitantes sean buenas personas. Este lugar es elegido por los profesionales del surf así como también los artistas que quieren vivir en total tranquilidad. Fundado en 1733, Todos Santos ofrece un clima fantástico debido a su proximidad al océano Pacífico.

3. Capulálpam de Méndez (Oaxaca)

Está ubicado en la Sierra Norte de Oaxaca y sus casas de adobe con techos de teja se mantienen intactas desde hace siglos. La amabilidad de sus habitantes es casi tan espectacular como las callecitas de piedra amarilla que recorren las viviendas y que, por supuesto, desembocan en el templo de San Mateo, la construcción más destacada.

4. Loreto (Baja California Sur)

Loreto en México
Loreto – Nathan Gibbs / Flickr.com

La cabecera del municipio es un paraíso. Así de simple. Está rodeado de agua por un lado (mar de Cortés) y tierra por el otro (sierra de la Giganta) y por ello sus paisajes son tan hermosos. Además ofrece 6 islas muy cerca de la costa para que puedas practicar deportes, bucear o descansar. A pocos kilómetros de allí, más precisamente a la isla del Carmen, llega cada invierno la ballena gris, un espectáculo maravilloso sin dudas.

5. Real del Monte (Hidalgo)

Real del Monte en México
Real del Monte – Diego Delso / commons.wikimedia.org

Con su nombre ya podemos esperar un pueblo colonial. Con un legado histórico fabuloso y un entorno natural indescriptible, esta localidad mágica nos espera con muchas actividades para toda la familia. Rodeada de montañas es perfecta para escalar, hacer senderismo, pasear en motocicleta o camioneta todo terreno y andar en bicicleta.

En cuanto a la comida, no puedes irte de Real del Monte sin probar sus “pastes”, unas empanadas hojaldradas que incluso tienen su festival en octubre.

6. Ciudad Mier (Tamaulipas)

Ciudad Mier en México
Ciudad Mier – Ana Montesinos / commons.wikimedia.org

En la frontera con Estados Unidos este pueblo es uno de los más antiguos en la zona y por supuesto alberga decenas de historias de quienes se animaron a poblar tierras tan inhóspitas. Puedes hacer senderismo a la vera de los ríos (navegables), pescar en las presas y descansar en su plaza principal.

7. Mapimí (Durango)

Puente Ojuel en México
Puente Ojuela – GABRIEL AGUIRRE MORALES / Flickr.com

Un pueblo muy pequeño que se ha hecho “famoso” por la mina de Santa Rita, la oferta turística ideal para los aventureros y la gastronomía casera. Entre los atractivos de Mapimí podemos destacar la arquitectura de los siglos XVII y XVIII (como por ejemplo el templo del Señor de Mapimí, de 1772), la antigua prisión y el hospicio y el pueblo fantasma de Ojuela, a 20 minutos del centro, en medio de las sierras (las ruinas de un pueblo minero que al no tener más trabajo lo dejaron abandonado).

8. Tecate (Baja California)

Otro de los pueblos cercanos al límite con el gigante del norte con un clima bastante caluroso (el mes más “frío” es enero, con máximas de 32°C). Hay muchos parques recreativos del estilo “ranchos” típicos donde vivir como un local y disfrutar de todas las comodidades de un hotel. No dudes en dar una vuelta por la cervecería Cuauhtémoc-Moctezuma, el cerro de Cuchuma, el museo de los vallecitos y las pinturas rupestres del rancho San José.

“No existen tierras extrañas. Es el viajero el único que es extraño”

-Robert Louis Stevenson-

Si tienes pensado viajar a México no dudes en visitar alguno de estos pueblos mágicos. Quedarás encantado de aprender más sobre la historia de un país tan rico en lo cultural, lo arquitectónico y por supuesto la comida.

Categorías: Inspiraciones Etiquetas:
Te puede gustar