5 planes imprescindibles para disfrutar de Segovia

Segovia es una ciudad con grandes atractivos. ¿Qué hacer en ella? Explicamos cinco maneras diferentes de descubrir su esencia.

Segovia es una de las joyas de Castilla y León. Una ciudad cuyo pasado se percibe casi en cada rincón, desde sus monumentos romanos a sus edificios medievales y su majestuoso alcázar. Te vamos a proponer 5 planes para disfrutar de Segovia y descubrir un lugar maravilloso.

1. Sube al Alcázar de Segovia

Alcázar de Segovia
Segovia – cge2010

El Alcázar de Segovia es uno de los principales monumentos de la ciudad. Esta imponente construcción medieval se alza sobre un cerro en la confluencia de los ríos Eresma y Clamores. Desde el siglo XII ha sido la residencia de numerosos reyes, entre ellos los Reyes Católicos.

Cuenta la leyenda que el propio Walt Disney, al empezar la producción de La bella durmiente, puso sus ojos en este castillo como inspiración para el que sale en la película. Pero más allá de la anécdota, merece la pena recorrer este imponente edificio y, especialmente, subir a su torre para disfrutar de Segovia gracias a unas vistas maravillosas.

2. Recorre cada arco del acueducto

Acueducto romano de Segovia
Acueducto de Segovia NakNakNak / pixabay.com

El acueducto es una de esas edificaciones únicas en España y el mundo. Se construyó durante el siglo II d.C., durante el reinado del emperador Trajano o principios del de Adriano. Está construido con sillares de granito sin argamasa que los una.

La parte más espectacular es la que cruza la la plaza del Azoguejo, en el centro de la ciudad. Fíjate en un pequeño hueco donde se encuentra la Virgen del Carmen. La leyenda cuenta que una niña perdió una apuesta con el diablo y por eso en ese pequeño hueco podemos encontrar esa imagen de la Virgen.

3. Disfrutar de Segovia cruzando las puertas de la muralla

Disfrutar de Segovia: cruzar la puerta de la muralla
Puerta de San Andrés – Rosa G. / Flickr.com

Quizá es una de las partes menos conocidas de la ciudad. Esta muralla ya existía en los tiempos de la gran conquista a los árabes. Alfonso VI de León mando ampliarla hasta llegar a tener 3 kilómetros de perímetro, ochenta torres y cinco puertas.

El material que utilizaron en sus construcción es el granito. Además, también se reutilizaron las lápidas de la antigua necrópolis romana de la ciudad. La muralla recorre todo el casco antiguo y en la actualidad se conservan tres puertas: las de San Cebrián, Santiago y San Andrés.

4. Prueba la gastronomía segoviana

Cochinillo asado
Cochinillo asado – Pablo Monteagudo / Flickr.com

No se puede disfrutar de Segovia al completo si no se prueba su rica gastronomía. El tierno lechazo asado o el cochinillo son parte de la oferta de carnes de los restaurantes de la capital. Y no hay que olvidar los judiones de La Granja.

Las comidas deben tener un final y eso debe ser con un buen postre. En la repostería segoviana destacan las rosquillas, los soplillos, los florones o el delicado ponche segoviano. Un broche broche perfecto para tu visita.

5. Visita La Granja de San Ildefonso

Palacio de La Granja en Segovia
Palacio de la Granja de San Ildefonso – Marques

Salimos de Segovia capital, pero nos vamos muy cerca, a La Granja. Cuenta la leyenda que un rey español que paseaba con su recién estrenada esposa descubrió este paraje y decidió construir un sencillo palacio rodeado de paradisíacos jardines.

La historia no dista mucho de la leyenda; y es que un joven Felipe V visitaba regularmente los montes de Valsaín, y enamorado del paisaje mandó levantar este palacio. La arquitectura de este emplazamiento está basada en la niñez de este monarca, nacido en Versalles y criado en la corte de Luis XIV.

Este palacio posee una excelente colección de esculturas que pertenecieron a la reina Cristina de Suecia. Además de las obras pictóricas y los elementos decorativos, el exterior también es una visita de lo mas recomendada. Con una extensión de 146 hectáreas, los jardines rodean el palacio son uno de los mejores ejemplos del diseño francés del siglo XVIII.

“Viajar te hace modesto. Te hace ver el pequeño lugar que ocupas en el mundo.”

-Gustave Flaubert-

Son estos planes para disfrutar de Segovia, aunque la ciudad y sus alrededores esconden muchos más tesoros. Por eso, nada mejor que preparar una escapada para descubrir su historia, sus monumentos y sus rincones secretos. Seguro que te encantará. Y, si tienes tiempo, en la provincia hay pueblos realmente preciosos que también merecen una visita.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar