7 planes fantásticos para disfrutar de La Mancha

· 22 mayo, 2017

Castilla-La Mancha ofrece un montón de atractivos. Cuenta con paisajes preciosos que han inspirado escritores, pueblos con encanto, lugares históricos y muchas bellezas naturales. Te contamos cuáles son los mejores planes para disfrutar de La Mancha, los hay para todos los gustos ¿Estás listo?

Planes que te harán disfrutar de La Mancha

1. Visitar el casco histórico de Toledo

Vista de Toledo
Toledo – Jose Luis Vega

Visitar Toledo y su casco histórico es la primera apuesta para los que quieren recorrer Castilla-La Mancha. Toledo concentra una interesante historia y un gran legado cultural. Visitarlo te trasladará al pasado con su monumentalidad y su mezcla de culturas.

Conviene visitar su impresionante catedral, protagonista de la mayoría de las fotografías de los turistas. También se recomienda perderse visitar el Alcázar, las sinagogas y seguir la huella de El Greco en su museo. Por supuesto, hay que visitar el resto de sus iglesias, acercarse a la antigua judería y tomar algo en alguna de las terrazas del casco antiguo.

2. Sentir los aires medievales de Sigüenza

Sigüenza en Guadalajara
Sigüenza – Jose Luis Vega

Sigüenza es un preciosos pueblo de Guadalajara. Su patrimonio monumental hace que todos sus rincones desprendan aires medievales. Imprescindible visitar su castillo hoy Parador de Turismo.También se debe recorrer la Catedral de Santa María, con su torre del Gallo y su aspecto militar defensivo conferido por sus dos torres exteriores.

Además de historia y monumentos, es imprescindible degustar la gastronomía de la zona. Platos contundentes como la sopa castellana, los torreznos o las migas con chorizo y huevos fritos.

3. Pasear por el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel

Tablas de Daimiel en la ruta del Quijote
Tablas de Daimiel – antpun

La Mancha tiene paisajes naturales que están entre los más bellos de España. Uno de ellos es el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, ubicado en Ciudad Real. Este espacio de tablas fluviales es Reserva de la Biosfera desde 1981. Un lugar ideal para los amantes de la naturaleza.

Lugar perfecto para el avistamiento de fochas, garzas, patos y cigüeñas. También se pueden observar mamíferos como el zorro o el jabalí, que andan campantes por toda la zona. Lo más recomendable es visitarlo de la mano de un guía que te explicará todo sobre la fauna del lugar. Este paraíso natural puede visitarse todo el año.

4. Conocer los molinos que inspiraron a Cervantes

Molinos en la Ruta de Don Quijote
Molinos en Consuegra – leoks

No hay nada más característico de La Mancha que los molinos de Campo de Criptana y Consuegra, ubicados en Ciudad Real y Toledo. Estos molinos son parte esencial del escenario donde se llevaron a cabo las batallas de Don Quijote y Sancho Panza contra los gigantes imaginarios.

Los molinos de Campo de Criptana se encuentran sobre un cerro y son emblemáticos de la región. Son el legado del pasado industrial de la zona. Siete de ellos aún conservan la maquinaria original del siglo XVI. Los otros siete son museos de los más curiosos, todos merecen una visita.

“Esta que llaman por ahí Fortuna es una mujer borracha y antojadiza, y sobre todo, ciega, y así no ve lo que hace, ni sabe a quien derriba.”

-Fragmento de Don Quijote, de Miguel de Cervantes-

5. Ser testigo del nacimiento del río Mundo

Nacimiento del río Mundo
Nacimiento del río Mundo – Jeronimo Contreras Flores

En Albacete nace el río Mundo, un espacio natural muy singular y espectacular. Este afluente del río Segura brota en medio de un circo de piedra cortado a pico, en lo que es una gruta de 25 metros de diámetro. Es impresionante como lanza chorros de agua que caen a 82 metros de altura y que termina estrellándose contra las rocas y se calma en pozas y cascadas de extraordinaria belleza.

6. Vivir la naturaleza de la Serranía de Cuenca

Serranía de Cuenca
Seranía de Cuenca – Munimara

Otra sorpresa natural de La Mancha la encontramos en la provincia de Cuenca, muy cerca de la capital. Allí podemos encontrar pueblos como Beteta, donde la impresionante garganta natural deja sin aliento a sus visitantes.

Imprescindible visitar el Real Balneario de Solán de Cabras y Priego, con sus tradiciones artesanas y sus posibilidades de turismo activo como kayak y piragüismo.

Por último, no dejes de visitar El Hosquillo, un lugar fantástico para disfrutar de La Mancha con niños. En él los guías muestran todo lo de la naturaleza y la fauna de una manera precisa y didáctica.

7. Maravillarse con el Palacio de El Viso del Marqués

Palacio del Viso del Marqués en La Mancha
Palacio del Viso del Marqués – Rafael Medina / Flickr.com

Este tesoro de Castilla La Mancha se encuentra en Ciudad Real, en el pueblo de El Viso del Marqués. Se trata de un palacio de estilo italiano único en su estilo, que fue construido por Don Álvaro de Bazán, almirante de la Armada Invencible. Esta estructura es de enorme belleza dada en su mayoría por sus frescos bien conservados.

Pero se puede disfrutar de La Mancha en muchos más lugares, desde Cuenca al Parque Nacional de Cabañeros, pueblos como Atienza o Almagro o lugares con tanto encanto como las Lagunas de Ruidera.