7 lugares que no puedes perder en Toledo

Viajar a Madrid y no visitar Toledo es casi imperdonable. Está muy cerca de la capital española (se llega en un tren que tarda media hora) y tiene un patrimonio histórico impresionante. Además, conserva interesantes tradiciones y es un lugar ideal para pasar el día a orillas del río Tajo.

Toledo, la ciudad de las tres culturas

Hubo un tiempo en el que en la ciudad convivieron cristianos, árabes y  judíos. Por ello, en nuestro recorrido por Toledo conoceremos monumentos  y rincones relacionados con cada una de estas religiones. Además, veremos plazas, puertas y murallas y lugares llenos de encanto. En un paseo por esta bellísima ciudad no puedes perderte:

1. Puertas de la Bisagra y del Cristo de la Luz

Puerta de la Bisagra
Puerta de la Bisagra – Anton_Ivanov

Para aquellos que decidan ir en coche a Toledo, pueden dejarlo en el aparcamiento gratuito de Safont (frente a la estación de autobuses). Para acceder al casco histórico, atraviesa la Puerta de Bisagra. Es de origen árabe (aunque reconstruida a mediados del siglo XVI) y tiene un hermoso arco de medio punto con sillares almohadillados.

Otra de la puertas de Toledo que merece la pena contemplar es la del Cristo de la Luz. Una puerta también árabe que en su momento daba acceso a la medina. Recibe el nombre por una iglesia cercana, ya que el original era Bab al-Mardum.

2. Alcázar

Alcázar de Toledo
Alcázar de Toledo – Gubin Yury

Es el edificio más grande y alto de Toledo, el que se ve desde los alrededores tanto si vamos en tren como en coche o bus. Se trata de un palacio fortificado construido por Carlos V. A lo largo de su historia tuvo que se reconstruido en más de una ocasión por los incendios.

Durante la Guerra Civil, en 1936, fue casi completamente destruido y levantado de nuevo años más tarde. Hoy es un museo militar.

3. Mezquita Cristo de la Luz

Mezquita del Cristo de la Luz Toledo
Mezquita del Cristo de la Luz – Jose Ignacio Soto

Es el monumento más antiguo de Toledo. En sus inicios esta construcción, que data del siglo X, era una mezquita, aunque dos siglos más tarde pasó a ser una iglesia cristiana.

Sin embargo, sigue manteniendo la arquitectura típica musulmana con sus columnas y arcos. Aunque pequeña, es pintoresca es interesante para conocer.

4. Sinagoga del Tránsito

Sinagoga del Tránsito Toledo
Sinagoga del Tránsito – Alejandro Castro / Flickr.com

Atravesando el barrio de la judería de Toledo (en las calles hay cerámicas con letras en hebreo) y frente al río Tajo se encuentra este templo judío construido en el año 1366 cuyo interior mudéjar es de los mejor conservados.

También tiene un trozo de piso original y alberga un museo sefardí. A pocos metros de allí se ubica el Museo de El Greco (donde el artista vivió durante varios años).

5. Catedral de Toledo

Para que la visita contemple las tres religiones no puedes dejar de recorrer la catedral, uno de los edificios más destacados y hermosos de la ciudad. Necesitarás bastante tiempo para conocerla al detalle.

Catedral de Toledo
Catedral de Toledo – VICTOR TORRES

Aunque se cree que mucho antes ya hubo aquí un templo cristiano, el edificio que hoy conocemos comenzó a construirse en el siglo XIII y es una de las más hermosas muestras del gótico en España.

Su Puerta del Perdón es espectacular, como lo es su interior, donde podrás admirar magníficas vidrieras y hermosas capillas. No dejes de visitar el Tesoro y maravillarte ante la impresionante custodia.

6. Plaza de Zocodover

En el pasado se usaba como mercadillo y en la actualidad es un centro neurálgico de Toledo, con sus cafeterías, restaurantes de comida rápida y tiendas. Está cercada por edificios desde cuyas ventanas se ven coloridos escudos. En una de sus puertas hay una estatua de Miguel de Cervantes.

7. Puente de Alcántara

Puente de Alcántara en Toledo
Puente de Alcántara – Scott Sherrill-Mix / Flickr.com

Es otro de los puntos de acceso a la ciudad amurallada, usado sobre todo por los que llegan en tren. Permite atravesar el río Tajo y está situado junto a la puerta del mismo nombre, a los pies del castillo de San Servando.

Se levantó en la época romana y fue reconstruido posteriormente. Paso obligatorio durante la Edad Media, el puente está protegido por dos puertas fortificadas en los extremos (una barroca y la otra medieval).

“En su seno guarda todos los recuerdos, todas las tradiciones de España; la fábula y la historia se disputan su nombre; los pueblos, la gloria de haber abierto los cimientos de sus muros”.

– José Amador de los Ríos –

Otros lugares que no te puedes perder en un paseo por Toledo son la iglesia de Santo Tomé (donde se encuentra El entierro del conde de Orgaz, de El Greco), la sinagoga de Santa María la Blanca, el monasterio de San Juan de los Reyes o los miradores del río Tajo.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar