Pasos para equipar tu furgoneta y lanzarte a viajar

· 31 marzo, 2017

Si buscas una sensación de libertad única, te recomendamos que empieces a pensar en viajar en una furgoneta camperizada. Con ella podrás ir a cualquier lugar, como si fuera un turismo. Pero además, allí donde llegues tendrás tu hogar, porque llevarás tu casa encima. ¿Cómo conseguirlo? Aquí te lo explicamos paso a paso.

Tu furgoneta camper hecha por ti mismo

Está claro que puedes ir a un concesionario de coches y comprarte una furgoneta ya totalmente equipada, pero te avisamos que no es barata. ¡En absoluto! Así que, si no te lo puedes permitir, siempre puedes comprar una convencional y con paciencia y algo de maña camperizarla tú mismo siguiendo estos pasos.

1. Las ventanas y claraboyas

Furgoneta
Manuel Fernandes

Para que el habitáculo del vehículo sea habitable tienes que dotarlo de ventanas en los laterales y alguna claraboya en el techo. Son elementos que se pueden comprar hechos, y tú tan solo tendrás que decir donde colocarlos abriendo unos agujeros de sus dimensiones en la chapa y, tras colocarlos, sellar el espacio con productos aislantes de fácil adquisición en cualquier centro comercial.

2. Aislamiento del interior

Furgoneta
cruisinhughesin

Tras colocar esos elementos hay que proceder al aislamiento de la furgoneta para conseguir que sea habitable tanto en verano como en invierno. También hay productos no excesivamente caros en los almacenes de materiales, y con un mismo producto se aíslan suelos, paredes y techo.

Y una vez puesto ese producto todo ello se empanela, salvo el suelo, donde es recomendable recurrir a algún tipo de vinilo fácilmente limpiable e impermeable.

3. Mobiliario de la furgoneta

Hasta ahora hemos habilitado una furgoneta de carga para poder vivir dentro, pero ahora hay que equiparla y para eso es necesario tenerlo todo muy claro. O sea, haber hecho muchos dibujos antes, una especie de proyecto para tu vivienda rodante. Y después de dibujar, solo queda hacer de carpintero, porque lo más económico y también lo menos pesado nos invita a plantear ese mobiliario en algún contrachapado ligero y duradero a la vez.

Además, en ese proyecto se debe hacer el despiece de esos muebles, para así poder comprar cada tabla ya de la medida necesaria, y que solo las tengamos que unir entre sí, y luego fijar en el furgón.

“Un buen viajero no tiene planes fijos ni la intención de llegar.”

–  Lao Tse –

4. La cocina

Furgoneta
Roland Zihlmann

Además del mobiliario para la zona de dormitorio y la de comedor, y siempre que haya espacio, también hay que diseñar uno para la cocina. Básicamente para su estructura con un depósito interno de agua y el espacio para la bombona de butano, porque sobre la encimera habrá que colocar una pila pequeña de agua con su grifo y los fogones.

5. La instalación eléctrica

Volvemos a hablar del proyecto previo, y es que ahí también tenéis que dibujar dónde querréis tener puntos de luz, de manera que los incorporéis a los muebles, y dispongáis el necesario cableado previamente. Y todo ello funcionará con una batería auxiliar que también dispondréis oculta en el mobiliario.

En definitiva, estos son los pasos básicos. Pero una furgoneta camperizada sirve para viajar y sobre todo para soñar, y esos sueños comienzan desde el mismo instante en que se empieza a proyectar su equipamiento, porque cada una es diferente al resto. Y todas ellas delatan la personalidad y los gustos de sus propietarios.