Un paseo por la montaña Namsan: las mejores vistas de Seúl

María Belén Acosta · 30 octubre, 2019
La montaña Namsan protegió a la capital coreana de los invasores durante la dinastía Joseon. Ahora es uno de sus mayores reclamos turísticos.

Si visitamos la capital de Corea del Sur, es obligatorio subir a la montaña Namsan. Esta, rodeada por el parque homónimo, ofrece a los turistas y ciudadanos de Seúl la oportunidad de disfrutar de las mejores vistas de la ciudad. Además, encontraremos una gran variedad de lugares de interés para conocer de cerca la cultura del país.

La montaña Namsan

Situada en pleno centro de Seúl se encuentra la montaña de Namsan. Con 265 metros de altura, esta pequeña elevación de terrero sirvió como escudo frente a los invasores durante la dinastía Joseon, entre los años 1392 y 1910. Esta marcaba el límite sur del antiguo centro de la ciudad.

Parque Namsan
Parque Namsan

Hanyang, nombre que recibía la actual Seúl, estaba no solo protegida gracias a esta barrera natural, también se construyeron muros. La muralla se extendía no solo por Namsan, sino por el resto de montañas principales: Bukaksan, Inwangsan y Naksan.

Además, sobre la cima de la montaña Namsan se levantaron cinco montículos como almenaras. Estos se utilizaban para informar al gobierno central de las noticias locales gracias a un sistema de señales de fuego y humo.

Ahora, convertida en parque natural, ofrece las mejores vistas de la ciudad y una amplia variedad de flora y fauna. En sus casi tres km², alberga nada menos que 552 especies de plantas, árboles y arbustos, así como más de 60 especies animales.

En la montaña también hay lugares de interés que enriquecen la vista. De entre ellos destacan el pabellón Palgakjeong, la Biblioteca de Namsan, el acuario marítimo y la Torre N de Seúl.

Iniciando la visita: la Calle del Arte y la Aldea de las Casas Tradicionales

Aldea de las casas tradicionales en el monte Namsan
Aldea de las Casas Tradicionales

Si lo que buscamos es no perdernos nada durante nuestro paseo, recomendamos empezar nuestra vista en la estación Chungmuro. Aquí podremos conseguir un mapa turístico de la zona y empezar a disfrutar de todo lo que ofrece el parque.

Empezaremos la visita recorriendo la Calle del Arte, uno de los complejos culturales más importantes de Seúl. Esta se extiende desde la estación de Chungmuro y ofrece un amplio abanico de posibilidades. En ella encontraremos museos, galerías de arte, teatros y salas de conciertos, así como piezas de obras de arte urbano en cada rincón.

Siguiendo el recorrido, llegaremos a la Aldea de las Casas Tradicionales. Aquí podremos ver varias casas tradicionales, llamadas hanok, que se conservan toda su belleza a pesar de ser construidas durante la dinastía Joseon. Llama la atención el contraste armónico de estas casas con los rascacielos que se encuentran junto a ellas. Una vista, sin duda, única de Seúl.

Sin embargo, no solo podremos ver los hanok, sino que también podremos acercanos a esta cultura milenaria visitando el Gugakdang, uno de los teatros de música tradicional coreana. Cada día se organizan espectáculos y conciertos, así como otras actividades relacionadas. Destacan la oportunidad de vestir un hanbok o de aprender a preparar el clásico pastel de arroz coreano o ttok.

Para finalizar esta parte del recorrido, podemos visitar la plaza de la Cápsula del Tiempo de Mil Años de Seúl. Creada en 1994 con motivo del sexto centenario de la fundación de Seúl, contiene 600 reliquias de la cultura coreana. Esta será abierta de nuevo cuando la capital coreana cumpla mil años.

La cima de la montaña Namsan y la Torre N

Torre N en Seúl
Torre N

Para terminar la visita, debemos subir a la cima de la montaña. Aunque el recorrido de tres kilómetros tiene una pendiente bastante suave y agradable de recorrer, son muchos los que optan por subir a la cima utilizando el teleférico o el autobús. También se puede subir en vehículo privado, una de las opciones más populares entre las parejas.

Ya en la cima, es parada obligatoria visitar la Torre N de Seúl para admirar la mejor vista da la ciudad. La torre, todo un símbolo de la capital, se construyó en 1969 como torre de telecomunicaciones y cuenta con 237 metros de altura. Hoy, completamente accesible para el público, ofrece una plataforma de observación para ver la mejor panorámica de Seúl.

Además, se puede visitar tanto durante el día como por la noche para disfrutar de las luces de la ciudad. En los alrededores podremos encontrar tiendas, cines, restaurantes y espacios de entrenamiento. Todo esto sin contar que nos encontraremos rodeados por la belleza natural del parque. Un broche de oro a nuestro paseo por Namsan.

  • Parque de la Montaña Namsan. Korea Tourism Organization. Recuperado de https://spanish.visitkorea.or.kr/spa/ATT/4_2_view.jsp?cid=334518