Un paseo por Borgoña, una región idílica en Francia

Armando Cerra 8 mayo, 2017

Al nombrar Borgoña, inmediatamente nos han de venir a la cabeza y al paladar los famosos vinos de Francia, ya que esta es una de las regiones vinícolas galas por excelencia. Pero además de eso, hacer turismo en Borgoña es realmente interesante, ya que en un territorio no excesivamente grande se puede pasar unas vacaciones de lo más variadas.

Beaune y la Ruta de los Vinos de Borgoña

Cote de Beaune en Borgoña
Cote de Beaune – PHB.cz (Richard Semik)

La ciudad de Beaune acoge todos los años un evento de renombre mundial, ya que en esta histórica ciudad de la Borgoña se celebra una subasta benéfica de vinos. En ella pujan personas procedentes de cualquier lugar del globo, y a la que les une una enorme pasión por el vino.

Ese acontecimiento tiene lugar todos los meses de noviembre desde hace siglo y medio, pero tal vez la fecha de tu viaje a Borgoña no sea en ese mes. Así que, aunque no puedas asistir a la subasta de Les Hospices de Beaune, siempre se puede hacer turismo enológico en la Ruta de los Vinos de Borgoña que os llevará a bodegas antiquísimas que os sacarán sus mejores caldos, entre ellos sus famosos vinos blancos de uva chardonnay.

“El que sabe degustar no bebe demasiado vino, pero disfruta sus suaves secretos.”

– Salvador Dalí –

Dijon, capital de Borgoña

Dijon en Borgoña
Dijon – Boris Stroujko

Si nombrar Borgoña es decir vino, al hablar de Dijon nos viene el sabor de la mostaza. Ese, junto a su famoso pan de jengibre, son sus productos más emblemáticos, y ambos plasman que Dijon fue una ciudad clave en el desarrollo de la ruta medieval de las especias.

No obstante, además de eso, Dijon también posee un destacado patrimonio artístico. En él destacan sus iglesias de Notre Dame, St Michel o St. Etienne, así como el Palacio de los Duques, transformado en la principal visita de la ciudad.

El patrimonio mundial de Borgoña

Vézelay en Borgoña
Vézelay – LianeM

Lo cierto es que viajar a Borgoña es una visita continua a yacimientos galos o romanos, así como se descubren monasterios o castillos de origen medieval. Es decir, la riqueza patrimonial de esta zona de Francia es enorme.

Y entre todo ello hay lugares distintos que merecen una mención especial. En esta categoría entrarían la abadía cistericense de Fontenay o la iglesia prioral de La Charité sur Loire. Aunque quizás, de esas grandes obras maestras la más conocida sea la impresionante Basílica de la Magdalena de la ciudad de Vézelay, la cual está declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco por su espléndida conjunción de arquitectura medieval.

Los castillos de Borgoña

Semur en Auxois en Borgoña
Semur en Auxois – JeniFoto

Hay varias fortalezas históricas especialmente llamativas, algunas por su buen estado de conservación y otras por el entorno de viñedos en el que se yerguen. Podríamos nombrar muchas pero os citaremos por ejemplo Chateauneuf en Auxois, Sully, Bazoches o Any-le-Franc.

Y además os invitamos a descubrir Guedelon, allí hay otro castillo pero no antiguo, sino actual pero con la peculiaridad de que se construye con las mismas técnicas y herramientas que en la Edad Media. Sin duda, una experiencia muy interesante y visitable.

Actividades en Borgoña

Rutas cicloturistas

Borgoña
Borgoña – PHB.cz (Richard Semik)

A muchos de los lugares que hemos nombrado u otros como el Parque Natural del Morvan, en el centro de Borgoña, os recomendamos llegar en bicicleta. Si sois amantes del deporte del pedal. La verdad es que todo el territorio borgoñón está articulado por varias rutas cicloturistas que en total alcanzan cientos de kilómetros. Unas rutas que son un modo ideal de adentrarse en esta región.

Turismo fluvial

Si la bici es un buen medio de transporte en Borgoña, lo mismo se puede decir de navegar por sus canales. El más famoso es el que lleva el nombre de la región, pero os proponemos descubrir el Canal de Nivernais, en el que destaca el espectacular paso por las esclusas de Sardy.

Por no hablar de los recorridos fluviales por el río Saone riega Borgoña. Si decidís embarcaros en este río, no os perdáis navegar frente a la hermosa ciudad de Chalon-sur-Saone.

Te puede gustar