Paseamos por la hermosa ciudad de Reims en Francia

Reims, ubicada al noreste de Francia, ha sido testigo de los grandes acontecimientos del país. Escenario de decenas de coronaciones reales, Reims destaca por sus magníficos monumentos, algunos de ellos declarados por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Una gran invitación, sin duda, para conocer más de cerca este lugar.

Tres paradas imprescindibles en Reims

La histórica catedral

Este templo destaca porque es uno de los más bellos ejemplos de la arquitectura gótica. La construcción de esta catedral se inició en el año 1211 y a lo largo de los siglos se llevaron a cabo distintas modificaciones que lograron hacerla aún más llamativa. Sufrió importantes daños por los bombardeos de la Primera Guerra Mundial, pero el templo fue restaurado y hoy podemos contemplarlo en todo su esplendor.

Catedral de Reims
Catedral de Reims – Boris Stroujko

De su exterior destacan sus magníficas torres de 86 metros de altura y su riqueza ornamental. La inmensa cantidad de estatuas que la decoran es una de sus peculiaridades, nada menos que 1303 esculturas se pueden admirar en este monumental templo.

En el interior, merece la pena dedicar unos minutos a los magníficos vitrales y al gran rosetón. Mientras que su bóveda de crucería es, sencillamente, espectacular. Una obra maestra de la arquitectura que ha visto la coronación de nada menos que 25 reyes.

El mágico Palacio de Tau

Es el palacio arzobispal, situado a escasos metros de la catedral. Aquí se vestían los reyes antes de la coronación y se celebraban los banquetes posteriores a ella. El nombre de Tau deriva de la forma de letra T (tau en el alfabeto griego) de su planta primitiva. Un nombre con el que fue bautizado alrededor del año 1131. 

Palacio de Tau en Reims
Palacio de Tau – Boris Stroujko

Del antiguo edificio se conserva muy poco, apenas una capilla levantada en el año 1207. El palacio fue reconstruido a finales del siglo XV y reformado doscientos años más tarde, adquiriendo la apariencia barroca que hoy se puede contemplar.

En 1972 el palacio de Tau pasó a ser un museo. En sus dependencias se exhiben hoy tapices y estatuas de la catedral, así como algunas reliquias y objetos relacionados con las coronaciones reales que aquí tuvieron lugar.

La  abadía de Saint-Remi

Es un hermoso templo románico-gótico construido en el siglo XI para albergar las reliquias de San Remi, el obispo que convirtió al cristianismo en 498 a Clodoveo, el rey de los francos.

Abadía de Saint-Remi en Reims
Abadía de Saint-Remi – Ivan Varyukhin

Un edificio que ha llegado a neutros días a pesar de los importantes daños que sufrió tanto en la Revolución Francesa como en la Primera Guerra Mundial. Aún se pueden admirar, a pesar de ello, algunas vidrieras del siglo XI en el ábside y tapices antiguos que narran la historia del santo al que está dedicada la basílica.

Qué más ver en Reims

El mágico Museo-Palacete Le Vergeur

Palacete Le Vergeur en Reims
Palacete Le Vergeur – Tim Hodson / Flickr.com

El palacete Le Vergeur es un bonito edificio, con fachada de entramados de madera y frontones en su exterior y hermosos artesonados en el interior.

Aquí se pueden apreciar antiguas y bellas piezas artísticas, entre ellas una gran colección de pinturas, esculturas e incluso algunos grabados del gran artista Durero.

Una ruta por el Art Déco

Durante la Primera Guerra Mundial, la ciudad de Reims sufrió importantísimas pérdidas materiales. Se estima que solo permanecieron habitables unas 60 casas de 14.000 que existían.

“Cuando los ricos se hacen la guerra, son los pobres los que mueren.”

-Jean Paul Sartre-

Su reconstrucción fue tarea prioritaria y esa fue la razón de que en Reims se dieran cita hasta 400 arquitectos que convirtieron sus calles en un inmenso laboratorio de tendencias y estilos.

Ópera de Reims
Ópera de Reims – Hans Dinkelberg

Así, junto a un diseño urbano geométrico, comenzaron a levantarse edificios de diversos estilos arquitectónicos: ecléctico, modernista, haussmaniano y, muy especialmente, Art Decó.

Hoy en día se puede admirar el resultado de esa fantástica reconstrucción de la ciudad en itinerarios guiados que explican la razón, la importancia del Art Decó en Reims, con sus característicos azulejos, coloridas vidrieras, fantásticos chaflanes o adornos cerámicos.

Reims, además, de hermosa, es una ciudad muy animada, corazón de la región de Champagne. ¿A qué esperas para conocerla?

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar