Los parques urbanos más famosos de las capitales europeas

Por más de que nos encante pasear entre avenidas repletas de gente o de tiendas, que prefiramos la vida de ciudad y el bullicio, de vez en cuando necesitamos respirar un poco de aire puro y despejar la mente. Por ello, si estás de paseo por algunas capitales europeas (o esa es tu intención) te recomendamos algunos parques urbanos para descansar, hacer un picnic o recuperar fuerzas antes de seguir con el recorrido.

Los mejores parques urbanos en las capitales de Europa

Son pulmones verdes para los habitantes y también para los turistas, están repletos de historias y algunos tienen siglos de existencia. No pueden dejarse de lado en un circuito típico y te esperan para que los disfrutes en tu estancia:

1. Villa Borghese (Roma, Italia)

Villa Borghese en Roma
Villa Borghese – Sara Sangalli

Comenzamos por uno de los parques urbanos más hermosos que se pueden visitar. No solo es especial porque está en Roma, sino porque fue construida en 1605 para el cardenal Scipione Caffarelli, perteneciente a la familia Borghese. Dejó de ser privada cuando por problemas económicos tuvieron que venderla al Estado italiano. A partir de 1903 pudo acceder el público y tiene 80 hectáreas de superficie, siendo el tercer parque más grande de la ciudad).

2. Vondelpark (Ámsterdam, Países Bajos)

Vondelpark en Ámsterdam
Vondelpark, Ámsterdam – Matyas Rehak

Está ubicado al sur de la ciudad y fue creado en 1864 por una asociación de vecinos, no por la familia real, algo muy frecuente en esa época. Tiene 47 hectáreas de superficie y es elegido por los locales para disfrutar de un picnic al aire libre, sentarse a leer frente a las fuentes o pasear por el Jardín de Rosas. Incluso ofrece una cafetería y un restaurante.

3. Jardines de Schonbrunn (Viena, Austria)

Palacio de Schonbrunn en Viena
Palacio de Schonbrunn – Alexander Tolstykh

Está considerado como el “Versalles vienés” y es una de las principales atracciones de la capital austríaca. Fue escenario de la película Sissi Emperatriz y se empezó a construir en 1696 por órdenes del rey Carlos VI. El palacio fue la residencia veraniega de los Habsburgo hasta el final de la monarquía en el país.

“Un jardín es un gran maestro. Te enseña paciencia y un prudente cuidado, te enseña la industria y el ahorro en la economía, y sobre todo, la verdadera confianza.”

 –Gertrude Jekyll-

4. El Retiro (Madrid, España)

PArque del Retiro de Madrid
Parque del Retiro, Madrid – Farrokh_Bulsara / Pixabai.com

Alberga en su interior diferentes monumentos interesantes como el Palacio de Cristal, el Observatorio Astronómico, el monumento a Alfonso XII, la puerta de Felipe IV, la rosaleda y el paseo de las estatuas. Tiene su origen en el año 1631 cuando el predio fue regalado al rey como área de esparcimiento, boscosa y fresca.

5. Hyde Park (Londres, Inglaterra)

Hyde Park en Londres
Hyde Park, Londres – PlusONE

Está dentro del grupo de parques reales de la capital inglesa y está dividido en dos partes por el lago Serpentine. La historia de este remanso de paz y tranquilidad comienza en 1536, cuando Enrique VIII adquirió la mansión de la abadía de Westminster y su parque, usado para la caza de venados. El parque abrió al público en general en 1637 por orden de Carlos I. Se destaca el “speaker’s corner”, un sitio donde cualquiera puede dar su discurso.

6. Jardines de Luxemburgo (París, Francia)

Jardines de Luxemburgo en París
Jardines de Luxemburgo, París – Marcin Krzyzak

Tienen una extensión de 22 hectáreas y se ubican en el distrito VI, se trata del jardín del Senado francés y en su interior alberga el palacio de Luxemburgo. Si bien es privado, está abierto al público cuenta con un teatro, un tiovivo, restaurante, quiosco, cafetería, juegos para niños y hasta un espacio donde se dictan cursos de horticultura.

7. Tiergarten (Berlín, Alemania)

Tiergarten en Berlín
Tiergarten, Berlín – canadastock

Es el principal parque de la capital alemana y está ubicado en el centro de la ciudad. Al principio se usó como coto de caza (Tiergarten quiere decir “jardín de animales”), luego pasó a ser lugar de reunión durante las revoluciones de 1848 y tras la caída del muro de Berlín la calle que atraviesa el parque es escenario del espectáculo llamado Love Parade.

Tiene 210 hectáreas y está enmarcado por símbolos de la ciudad como por ejemplo la Puerta de Brandeburgo, la Potsdamer Platz y el edificio del Reichstag.

Hay otros muchos parques urbanos en capitales europeas que no puedes dejar de visitar: Herastrau Park (en Bucarest, Rumanía), Maksimir Park (en Zagreb, Croacia), Phoenix Park (en Dublín, Irlanda), Warandepark (en Bruselas, Bélgica), Parque del Monte Petrin (Praga, República Checa) y el Valbyparken (en Copenhague, Dinamarca).

Categorías: TOPs Etiquetas:
Te puede gustar