Una fantástica escapada a Berlín

Adrián Pérez 7 junio, 2016

¿Estás pensando en visitar la capital alemana pero no tienes mucho tiempo? No pierdas detalle, hemos hecho una lista con los lugares más importantes de Berlín para que organices un itinerario con lo esencial. Asegúrate de sacar el máximo partido a esta maravillosa ciudad y descubre qué no te puedes perder en Berlín.

Qué conocer en una escapada a Berlín

1. El Muro de Berlín

Muro de Berlin
East Side Galllery, Berlín – Noud W. / Flickr.com

El Muro de Berlín es símbolo de la ciudad y del país. Hoy en día es un recuerdo de la división que había entre las dos Alemanias y está convertido en un espacio creativo, repleto de grafittis de carácter crítico y pacifista. Sin lugar a dudas, el Muro de Berlín deja sin palabras a los visitantes.

2. La Puerta de Brandeburgo

Puerta de Brandenburgo en Belín
Puerta de Brandenburgo – S.Borisov

Esta es otra de las visitas imprescindibles, este monumento es uno de los más fotografiados de la ciudad. Fue construida a finales del siglo XVIII y era uno de los principales accesos a la capital. Si la visita se hace en horas de la noche se puede admirar el contraste del cielo y la iluminación de la puerta.

3. La Iglesia del Recuerdo o Kaiser-Wilhelm-Gedächtniskirche

Iglesia del Kaiser en Kurfursterdamm - Kurfurstendamm
Iglesia del Kaiser  – Matthew Dixon

Esta iglesia es una maravilla arquitectónica como pocas. Su nombre traducido significa “iglesia en recuerdo del emperador Guillermo” y es actualmente un memorial de la Segunda Guerra Mundial.

Esta impactante edificación, quedó casi destruida durante los bombardeos de la guerra. Más adelante, se decidió hacer un memorial realizando una construcción más moderna unida a las ruinas que ya existían. El resultado fue una impactante edificación que vale la pena conocer.

4. Callejón Dead Chicken Alley

Si quieres conocer la cultura alternativa de la ciudad, debes visitar el callejón de Dead Chicken Alley. Aquí está representada esta corriente por medio de tascas, talleres, exposiciones y muchos grafittis. El contraste que existe entre la zona comercial aledaña y esta zona alternativa es algo que impresiona a los visitantes.

“Berlín es la mayor extravagancia cultural que uno pueda imaginar”

-David Bowie-

5. Barrio de Kreuzberg

Barrio de Kreuzberg en Berlín
Barrio de Kreuzberg – ArTono

El antiguo barrio obrero de Kreuzberg es también conocido como “la pequeña Estambul”, porque allí se concentra la comunidad turca en Alemania. Es un lugar original y cosmopolita favorito de los berlineses.

Este barrio ofrece una cara diferente de la ciudad, con casas y establecimientos comerciales modestos. Tiene canales que lo cruzan y casas con fachadas coloridas que le brindan un aspecto encantador y especial.

6. El Reichstag

Reichstag en Berlín
Reichstag – IH-Images

El famoso Reichstag es un edificio neoromántico con nuevas estructuras contemporáneas hechas en cristal que se ha convertido en un icono de la arquitectura moderna. Aquí funciona el Parlamento del país, pero dada su belleza, más que ser centro político, se ha convertido en un centro turístico que todos quieren visitar.

7. El Reloj Mundial

Reloj Mundial en Berlín
Reloj Mundial – Valentyna Chukhlyebova

El Reloj Mundial o Weltzeituhr es un reloj que se encuentra en la céntrica plaza berlinesa de Alexanderplatz. Esta impresionante obra, muestra cada uno de los 24 husos horarios del mundo. Impacta tanto por sus dimensiones como por la iluminación nocturna, por lo que en la noche merece una visita.

8. El Monumento al Holocausto

Memorial al Holocausto en Berlín
Memorial al Holocausto – Sean Pavone

Este monumento es otro de los imprescindibles en la ciudad. Las enormes losas de hormigón que caracterizan el Monumento al Holocausto, recuerdan a miles de víctimas del pueblo judío. Son 2.711 bloques de cemento en una gran superficie de 19.000 metros cuadrados y debajo se encuentra el museo.

9. Catedral de Berlín

Catedral de Berlín
Catedral de Berlín – Ihor Pasternak

La catedral de Berlín es uno de los edificios religiosos más representativos de la ciudad, fue construida entre los años 1884 y 1905 sobre los cimientos de una pequeña catedral barroca. Está situada frente al  jardín Lustgarten, entre la Isla de los Museos y el solar antes ocupado por el Palacio Imperial.

Esta catedral está coronada por una cúpula de cobre de color verdoso. En su interior destaca el recinto del altar de mármol blanco y ónix amarillo, así como el imponente órgano de transmisión neumática. También es digno de ver el acceso que utilizaba la pareja imperial cuando acudía a la catedral, una escalera propia con todo tipo de lujos, por donde accedían hasta el palco imperial.

Si tienes poco tiempo para conocer a la vibrante Berlín, organiza un itinerario en el que puedas incluir estas visitas imprescindibles. Así aprovecharás el tiempo al máximo y conocerás los mejores lugares de esta fantástica ciudad.

Te puede gustar