El parque natural Migliarino en Italia

17 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador David Díaz
En las costas del mediterráneo, es difícil encontrar espacios que no hayan sido explotados para la actividad turística. El parque natural Migliarino es uno de los que permite conocer estas costas en estado salvaje.
 

Muchos de los viajeros que emprenden un viaje por Italia no pierden la oportunidad de visitar la ciudad de Pisa, ya que que su famosa torre inclinada es uno de los iconos de este país mediterráneo. No obstante, si eres un amante de la naturaleza y estás cansado de visitar ciudades, monumentos y ruinas, el parque natural Migliarino te va a gustar.

Este parque está ubicado en la zona donde el río Arno deposita sus aguas en el Mar Tirreno. Es un lugar protegido con una gran biodiversidad. Allí se pueden encontrar pantanos, dunas costeras, grandes humedales y un lago, el Massaciuccoli. ¿Quieres conocer un poco mejor este parque y las visitas o actividades que en él podrás emprender?

¿Cuál es la función del parque natural Migliarino?

Este parque nació en el año 1979 y, según los estatutos de constitución, su creación tenía distintos objetivos. Por un lado, buscaba proteger las características ambientales e históricas de la costa de Pisa y Lucchese.

Por otro, procuraba estimular la investigación científica y la educación y formación ambiental. Finalmente, otro de los objetivos era el de mejorar las actividades económicas territoriales.

Con la finalidad de concretar estas metas, en las últimas décadas se han ido desarrollando distintos proyectos. Algunos de ellos son los destinados a la recuperación de humedales, protección ambiental y mantenimiento del equilibrio ecológico de la zona.

Para potenciar las actividades económicas, se han emprendido proyectos para la salvaguarda, calificación y fortalecimiento de las actividades agroforestales y agrícolas. También se han desarrollado iniciativas para acondicionar el lugar y favorecer e incentivar el uso cultural y recreativo de este entorno natural maravilloso.

 

En definitiva, se ha decidido abrirlo a la ciudadanía. Ahora bien, ¿por qué es necesario proteger este entorno natural? ¿En qué se basa su riqueza? A continuación, intentaremos dar respuesta a estas cuestiones.

Puente flotante en el parque natural Migliarino, en Italia.

¿Cuál es la riqueza natural del parque?

Un elemento que hace de este parque un lugar excepcional es su posición, pues el hecho de encontrarse ubicado en una costa altamente industrializada y urbanizada lo convierte en un verdadero oasis que debe ser conservado.

Dentro del parque natural Migliarino existen 16 reservas naturales, las cuales cubren aproximadamente un 10 % del territorio del parque. Su objetivo es el de ofrecer un alto nivel de protección para salvaguardar los distintos ecosistemas tanto como sea posible.

Las reservas naturales se pueden dividir en seis áreas diferenciadas: el lago Massaciuccoli y marismas, la finca o tenuta di Borbone, la tenuta di Coltano, la tenuta di Migliarino, la tenuta di San Rossore y la de Tambolo. Dentro de cada una de estas áreas nos encontramos con las diferentes reservas naturales que conforman el parque.

El 50 % del parque está cubierto por zonas boscosas, tanto bosque húmedo como seco. Sin embargo, lo que es un deleite para los sentidos son sus playas, que no han sido sobrexplotadas por el turismo y se pueden observar en su estado natural. Lamenablemente, la protección llegó tarde y la única playa que conserva sus propiedades ecológicas es la de San Rossore.

 

Los apasionados de la fauna y, especialmente de las aves, podrán disfrutar admirando la gran cantidad de aves migratorias que, huyendo del frío invernal del norte de Europa y de Siberia, se desplazan a las tierras más cálidas del mediterráneo.

Playa San Rossore, en Pisa, Italia.

Claves para visitar este parque

Como mencionamos, algunos de los proyectos implementados en el parque han consistido en acondicionar espacios para que se pueda acceder a él. Para ello se han abierto caminos y se han construido senderos elevados de madera, de modo que el acceso a las distintas zonas sea más fácil.

El parque ofrece muchas actividades y recorridos. Por ello, una forma de informarse y emprender la aventura que más se adapte a vuestros intereses o necesidades es empezar accediendo a las distintos centros de visita. Estos son el Centro de Visita La Brille y el de San Rossore.

Los centros de visita no son simplemente oficinas de turismo del parque. En ellos hay una gran variedad de servicios, que van desde restauración, alquiler de caballos, contratación de visitas guiadas, adquisición de material y publicaciones sobre el parque, y hasta existe la posibilidad de alojarse.

 

No podemos dedicarnos a hablar sobre la multitud de recorridos que existen en el parque pero, resumiendo un poco, podrás conocer distintos sitios siguiendo las rutas recomendadas. Estas transcurren por distintos ámbitos: por la zona de bosques, por las playas, vía acuática o las que te trasladan a las fincas o granjas de la región.

También pueden tener finalidades puramente deportivas, centrarse en los aspectos históricos y culturales del emplazamiento o con el objetivo de adquirir nuevos conocimientos en educación ambiental. Dependiendo el tipo de recorrido, puedes realizarlo caminando, en bicicleta, a caballo o en barco. 

Sendero a través de un humedal en el parque natural Migliarino.

Un recorrido por el parque Migliarino

Quizás uno de los lugares más interesantes para admirar la naturaleza del parque natural Migliarino está en la Reserva Natural de Lacciona. Los caminos que cruzan esta reserva te permitirán adentrarte en la naturaleza salvaje y, a través de ellos, llegarás a una de las playas más grandes y salvajes de la Toscana, la playa de San Rossore.

Desde esta playa os adentraréis en las dunas de Calambrone, las cuales son accesibles gracias a una red espectacular de senderos elevados construidos en madera. Este recorrido solamente se puede emprender con un guía.

 

Un destino ideal para todos

Sin dudas, este lugar es ideal para viajar con niños, pues es una forma de disfrutar de la naturaleza al mismo tiempo que se aprende sobre el medio ambiente. Concienciar a las generaciones venideras sobre la importancia que tiene cuidar el planeta supondrá un aporte para el futuro de la humanidad, ¡y este parque puede ser una manera muy divertida de hacerlo!

  • Parco Migliarino San Rossare Massaciuccoli (s.f.). Recuperado el 3 de julio de 2020 de: https://www.parcosanrossore.org