Visitamos el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera

Armando Cerra 4 octubre, 2017

El Parque Natural de las Lagunas de Ruidera es una joya en el corazón de Castilla-La Mancha, concretamente entre las provincias de Ciudad Real y Albacete. Unos parajes donde el agua de sus quince lagunas es el protagonista y también el germen de uno de los ríos más carismáticos del sur de España: el Guadiana.

El valor paisajístico del Parque Natural de las Lagunas de Ruidera

El Parque Natural de las Lagunas de Ruidera se extiende a lo largo de los 30 kilómetros que conforma el valle del Alto Guadiana, un río que, de hecho, nace en la parte más alta. Desde luego son parajes de una belleza enormemente fotogénica, ya que la presencia del agua siempre es atrayente. Pero lo más impactante es observar sus ciclos, de manera que, dependiendo de la época del año, el aspecto del parque es distinto.

Parque Natural de las Lagunas de Ruidera
Lagunas de Ruidera – Javi Camacho / Flickr.com

Hay momentos en los que las aguas de un color azul turquesa de las lagunas rebosan sus cubetas, inundando espacios o generando cascadas en un terreno accidentado. Y gracias a toda esa agua viven allí infinidad de especies animales y también de árboles y plantas, cuya variedad provoca que haya numerosos ambientes en una distancia relativamente pequeña.

“La naturaleza no es un lujo, sino una necesidad del espíritu humano, tan vital como el agua o el buen pan.”

-Edward Abbey-

La riqueza de las Lagunas de Ruidera

Laguna Conceja en el PArque Natural de las Lagunas de Ruidera
Laguna Conceja – Alberto Loyo

Las dimensiones del espacio protegido no son tan pequeñas, ya que en total el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera se extiende a lo largo de más de 3.700 hectáreas. Una superficie en la que, además de las lagunas, se distinguen encinares y singulares sabinares, también sotos de ribera a las orillas del agua e incluso vegetación palustre en las zonas inundadas. Un paisaje por momentos inimaginable en las postales clásicas de La Mancha.

Y si se nombra La Mancha inmediatamente nos viene a la mente Don Quijote. Pues bien, el héroe cervantino y su fiel escudero Sancho Panza cabalgaron por las Lagunas de Ruidera a lo largo del relato. Y en palabras de Cervantes, este era un sitio tan mágico, que debía ser obra del mismísimo Merlín el Encantador.

La visita al parque natural

Lagunas de Ruidera
Lagunas de Ruidera – Dawn / Flickr.com

Al tratarse de un espacio protegido de enorme valor, el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera tiene ciertas restricciones, pero se ha tenido muy en cuenta su uso turístico, por ello se puede realizar diferentes actividades en su interior, generando el menor impacto posible en este ecosistema.

Para informarse sobre ello, y sobre lo que nos espera en el interior del parque, lo mejor es ir a su centro de visitantes en el propio municipio de Ruidera.

Rutas por las lagunas

Cascada en las lagunas de Ruidera
Lagunas de Ruidera – Noradoa

La actividad que buscan casi todos los visitantes es contemplar estos paisajes tan especiales. Y para ello se puede acceder hasta las inmediaciones de las lagunas de dos formas. Por una parte, se puede en emprender cualquiera de las 4 rutas senderistas o para bicis que jalonan el parque natural. Esta es la mejor forma de dejarse sorprender por la belleza del lugar y, con suerte, ver a sus habitantes más famosos como las águilas perdiceras o las garzas imperiales.

Si bien, hay otra forma más cómoda, y consiste en hacer los itinerarios guiados en 4×4 por el interior del parque. Tanto en vehículos como caminando, la presencia de un guía es de lo más interesante, ya que nos permitirá apreciar todos los secretos de este lugar.

Más actividades en el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera

Una de las cosas más fantásticas que se pueden hacer en este paisaje especial es darse un baño. Eso sí, no nos podemos zambullir en cualquier sitio, pero hay áreas habilitadas para bañarse. Algo que se agradece mucho en los meses más calurosos.

Y sin salir del agua, también hay zonas y épocas en las que es posible practicar la pesca deportiva. Una actividad que para los aficionados a esta práctica es fascinante en unos rincones tan únicos como los de las Lagunas de Ruidera.

Te puede gustar