El Parque arqueológico de Segóbriga: una antigua ciudad muy conservada

21 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la historiadora Nuria Herrero Lapaz
La ciudad romana de Segóbriga nos ofrece una mirada a un pasado esplendoroso de la Hispania romana. ¿Qué podemos encontrar en este sitio con tanta historia?

En Castilla La Mancha, a poco mas de 70 kilómetros de la ciudad de Cuenca, nos encontramos con la ciudad romana de Segóbriga. En ella podemos ver un yacimiento arqueológico que nos refleja el esplendor de una ciudad que merece la pena conocer.

El esplendor de la ciudad romana de Segóbriga

Segóbriga estaba ubicada entre ciudades portuarias, como Cartagena o Sagunto, y otras urbes importantes de interior, como Toledo o Segovia. El estar a mitad de camino de estos puntos estratégicos hizo que la ciudad alcanzara una gran importancia.

La ciudad romana de Segóbriga tenía unos suelos muy fértiles, no solo por su buena agricultura, sino también por la actividad minera que tenía la zona. En el centro de Hispania, en la actual provincia de Cuenca, se encontraban las minas de lapis specularis, las más importantes del Imperio Romano.

El lapis specularis, hoy en día conocido como «espejuelo», es un tipo de piedra de yeso traslúcida que era muy preciada en el mundo romano. Alrededor de la ciudad de Segóbriga se han encontrado 25 yacimientos relacionados con este mineral.

El lugar estratégico de Segóbriga, junto a la importancia de su recurso minero, hizo que la ciudad romana alcanzara un gran esplendor. Eso, desde luego, se vio reflejado en su urbanismo.

Ruinas romanas de Segóbriga en Castilla-La Mancha

El urbanismo de Segóbriga

La ciudad de Segóbriga fue de las más importantes de la Hispania romana. Hoy en día, el visitante puede ver cómo era la ciudad en el Parque Arqueológico. Este atractivo cuenta con los edificios públicos más importantes que toda ciudad romana tiene que tener:

La muralla y la puerta principal

Su muralla superaba el kilómetro de extensión y tenía varias puertas. En la zona situada entre el teatro y el anfiteatro, se halla una puerta monumental que daba a la calle principal o cardo maximus.

El foro

El foro, como en todas las ciudades romanas, era el centro de la ciudad. Generalmente, consistía en un patio porticado con grandes columnas y una zona central amplia. Desde el foro se accedía a los edificios más importantes de la ciudad.

La basílica

En uno de los lados del foro, se construyó una gran basílica, en donde se llevaban a cabo las operaciones comerciales y donde los magistrados administraban justicia. Era uno de los edificios más grandes de la ciudad.

El acueducto

Se conservan restos de una conducción de hormigón con una tubería de plomo por donde pasaba el agua. Además, este acueducto vertía el agua a varios aljibes que estaban repartidos por toda la ciudad de Segóbriga.

El teatro

Es una de las construcciones más destacables de este sitio arqueológico, a pesar de ser uno de los más pequeños de la Hispania romana. Se conserva parte del graderío, con sus tres zonas bien diferenciadas mediante pasillos de separación. Destaca también parte de la orchestra, o zona donde se sentaban las autoridades.

El teatro de Segóbriga, ruina de una ciudad romana antigua.

Las termas del teatro

El visitante puede ver estas termas, que se encuentran ubicadas entre el teatro y la calle paralela a la muralla. Aún conserva una sala para cambiarse de ropa, una sauna seca de forma circular con una pila para refrescarse con agua fría y otra sauna con piscina.

La necrópolis

Como en todas las ciudades romanas, la zona de la necrópolis se situaba en la parte exterior. Algunas de las que hay en Segóbriga conservan aún restos de mausoleos.

Qué más visitar en Saelices

Además del parque arqueológico, donde podemos admirar sus restos muy bien conservados, dentro del término municipal de Saelices, el visitante puede ir al Museo-Centro de Interpretación del Parque Arqueológico.

Impresionantes ruinas romanas en Cuenca, España.

De aquí se llevarán una visión mas clara de la ciudad, por lo que no deben irse sin verlo. Lo han recreado como si fuera una vivienda romana, y en la zona del vestíbulo de este se explica el origen y la historia de la ciudad. La sala de exposiciones permite conocer también cómo era la economía de la ciudad, sus monumentos, su vida diaria y su religión.

Además de esto, se puede ver la Iglesia de San Pedro del s. XVI, la Casa Palacio de Martínez Falero y los restos del castillejo de Luján, construido en la segunda mitad del siglo XVI.

En definitiva, pasear por Segóbriga es regresar al pasado de una de las ciudades más importantes de la Hispania romana. No pierdas la oportunidad de conocerla, realmente merece la pena.

  • PARQUE ARQUEOLÓGICO DE SEGÓBRIGA. Cultura Castilla-La Mancha. https://cultura.castillalamancha.es/patrimonio/parques-arqueologicos/segobriga