El Parlamento de Budapest en Hungría

10 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador David Díaz
Dada su importancia, los parlamentos son algunos de los monumentos más impresionantes de la contemporaneidad. El de Budapest, en Hungría, es un ejemplo de ello. 

El Parlamento de Hungría, más conocido como de Budapest, es el órgano legislativo de la nación húngara. Se trata de un edificio que se levanta de forma imponente frente al majestuoso Danubio. Sin dudas, una de las construcciones más destacadas de esta bella ciudad.

EL Parlamento de Budapest, el segundo más grande del mundo

La historia del actual edificio donde se reúne la Asamblea Nacional de Hungría se inició en el año 1843, cuando se presentó una propuesta para trasladar la dieta húngara desde Pozsony, hoy Bratislava, a la nueva capital, Budapest.

Transcurrieron casi cuarenta años hasta que se adjudicó un concurso para la construcción del Parlamento. Esto fue en el año 1882, y el ganador fue Imre Steindl, profesor de la Universidad Técnica.

Eclecticismo arquitectónico

Aunque observamos que el edificio es de estilo neogótico, destacan algunos elementos que rompen con este. Esto no es de extrañar, pues Steindl era partidario de un eclecticismo arquitectónico. Este consistía en alejarse de los purismos arquitectónicos y mezclar las formas básicas de los distintos estilos.

Steindl dejó reflejada esta forma de entender la arquitectura en el parlamento de Budapest, pues coronó el edificio, claramente neogótico, con una enorme cúpula, marca característica de la arquitectura Renacentista. Y no es que hiciese un guiño a algunos elementos de estos dos estilos, más bien los fusionó.

No hay más que ver las similitudes que existen con el palacio de Westminster en Londres, una de las máximas expresiones del estilo neogótico. A su vez, la cúpula no está situada en un lugar marginal del edificio, sino que es parte central de este. Esto ofrece al edificio un carácter único.

Bella imagen de la entrada de la Biblioteca del Parlamento de Hungría.

Se tardaron 17 años en construir este colosal edificio de 268 metros de largo, 123 de ancho en el centro y un total de 18 000 metros cuadrados. El exterior está adornado con 90 estatuas y escudos de armas de varias ciudades y condados. En el interior, nos podemos encontrar hasta 152 estatuas y 700 salas.

La estructura simétrica del edificio se ajusta a las funciones de un parlamento bicameral. Cada una de las alas del edificio, la norte y la sur, sirven para alojar a cada una de las cámaras. Tras la Segunda Guerra Mundial, en el edificio también se albergan las oficinas del Ejecutivo. En la ala norte, las del primer ministro, y en la sur, las del presidente de la República.

Un recorrido por el interior del parlamento

El interior del Parlamento de Budapest ocupa un espacio de 473 000 metros cúbicos. En todo este espacio nos encontramos con muchas salas y rincones dignos de mención, como por ejemplo, la gran escalera principal, el salón de la cúpula, los salones destinados a la reunión de las cámaras o la Biblioteca del Parlamento.

La gran escalera principal

En la sala principal del parlamento nace una imponente escalera que conduce a los visitantes directamente a la sala de la cúpula. Esta parte del edificio fue una de las más brillantes creaciones del arquitecto, pues no solo impresiona su gran tamaño, sino también todo el conjunto de obras que la rodean.

La escalera principal del Parlamento de Hungría.

La sala que alberga esta escalera está sostenida por un conjunto de columnas de más de seis metros de altura y cuatro toneladas de peso. Además, una serie de estatuas vinculadas a la historia de esta nación observan a todo aquel que asciende por las escaleras. En el techo, podemos admirar tres frescos en los que se representan los elementos constitutivos de la nación húngara.

El salón de la cúpula

Una vez culminada la gran escalera principal, llegamos al salón de la cúpula. Esta habitación consta de 16 esquinas, que ofrecen una sensación de amplitud. Por otro lado, aunque el techo de la sala no es tan alto como la cúpula, tiene una altura nada más y nada menos que de 27 metros.

Esta sala fue, junto con la entrada principal, las primeras estancias que se terminaron. La de la cúpula conforma el corazón del edificio y en un momento albergó las sesiones combinadas de las dos cámaras del parlamento.

Rodeando la sala, podemos observar 16 estatuas y escudos de armas que representan a distintos monarcas húngaros. Como se puede imaginar, estas estatuas fueron realizadas por los escultores más famosos de la época.

El Salón de la Cúpula en el Parlamento de Budapest.

Paseando por el salón de la cúpula, estamos presenciando una lección de historia de este país, y no solo por la estatuas reales, sino también por las tabletas de mármol distribuidas alrededor de la sala, donde se exponen algunos episodios de la historia patria.

Esta impresionante sala está rodeada por otras igualmente bellas. Ejemplo de ello es el Salón Hunter, un salón decorado que alberga el comedor del Parlamento. Del salón Hunter nacen otras dos salas más pequeñas, una donde está la cafetería de los diputados y la otra, conocida como la Sala de los Tapices, es donde se hacen las conferencias de prensa.

Las cámaras representativas

Cuando el visitante se sitúa en el centro del salón de la cúpula, tiene la oportunidad de admirar, siempre que estén las puertas abiertas, los atriles del orador de las dos cámaras que existían en el Parlamento cuando se diseñó. Si nos posicionamos mirando hacia el ala sur, veremos la actual Cámara de los Diputados.

La Cámara Baja del Parlamento de Hungría.

Si miramos hacia el norte, visualizaremos lo que fue la Cámara Alta, pues desde el año 1944 el sistema representativo húngaro es unicameral. Ambas salas son una maravilla para los sentidos, pues están delicadamente adornadas.

No obstante, los turistas tendrán la oportunidad de acceder únicamente a lo que fue la antigua Cámara Alta, pues la baja es donde hoy todavía se reúne el Poder Legislativo.

La biblioteca del Parlamento

Las bibliotecas son un elemento que nunca pueden faltar en un parlamento. Estas normalmente son instituciones de primer nivel en las que se alberga documentación de todo tipo. Quizás el máximo exponente es la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, pero la Biblioteca del Parlamento de Budapest también es sumamente importante.

Esta funciona como Biblioteca Nacional, está especializada en derecho, historia reciente, publicaciones de las Naciones Unidas y, obviamente, en todo lo relacionado con la acción parlamentaria.

La Biblioteca del Parlamento ofrece servicios que se extienden a toda la ciudadanía que requiera de ellos. Además, si haces uso de ella, disfrutarás de la lectura en un entorno realmente bello.

Budapest y su Parlamento, una visita cultural imperdible

Budapest es una de las ciudades más bellas e interesantes de Europa. En ella, podrás rastrear la historia de este continente y su relación con otras partes del globo.

Además de todo ello, tendrás la oportunidad de visitar uno de los parlamentos más grandes y bellos que existen en el viejo continente. Sin dudas, una visita que los amantes de la cultura europea no pueden perderse.

  • Parlamento de Budapest (s.f.). Recuperado el 7 de agosto de 2020 de: http://parlamentobudapest.com/el-parlamento-hungaro-historia.php