Visitamos el palacio real de la Corona británica

Adrián Pérez 21 octubre, 2017

Uno de los lugares más famosos del mundo es, sin lugar a dudas, el palacio real de la Corona británica o el palacio de Buckingham. Un palacio que es parada obligatoria si se visita Londres, al menos para contemplar el animado cambio de guardia, porque no siempre es posible recorrer su interior. ¿Te gustaría conocer esta impresionante edificación?

La historia del palacio real de la Corona británica

Cualquier turista que viaje a Londres acaba llegando a los pies de este lugar, porque el palacio real de la Corona británica es el conocido palacio de Buckingham. Este espectacular edificio es la residencia oficial de los monarcas británicos desde hace dos siglos. También se utiliza para recepciones oficiales y actos especialmente importantes.

Fachada principal del Palacio Real de la Corona Británica
Fachada principal del Palacio – Keattikorn

La historia de este magnífico palacio tiene su origen en un antiguo y pequeño hotel llamado Buckingham House. El hotel fue edificado en el año 1703 para el duque de Buckingham. Años más tarde, en 1762, la propiedad es comprada por el rey Jorge III. En ese momento fue convertida en la residencia privada del rey, aunque no en residencia oficial.

Fue con la llegada de la reina Victoria de Inglaterra cuando este palacio se convirtió en la residencia oficial de los monarcas británicos. Es a partir de ese momento cuando el edificio comienza a someterse a profundas y costosas reformas hasta conseguir el aspecto que se conoce en la actualidad.

Hoy en día es la reina Isabel II quien ocupa el palacio. Un edificio desde el que también se emiten los comunicados de prensa oficiales y donde se celebran grandes fiestas y banquetes.

Así, no es de extrañar que el mantenimiento del palacio sea tarea complicada y requiera de todo un ejército de personal. Nada menos que 450 empleados son los encargados de mantener esta infraestructura de punta en blanco.

El arte dentro del palacio real de la Corona británica

Exterior del Palacio de Buckingham
Exterior del palacio – Lukasz Pajor

Uno de los aspectos más destacados del palacio es la extensa colección de arte que se encuentra en su interior. Al igual que en el caso del palacio de Windsor, es importante saber que estas piezas de arte no pertenecen a la familia real, sino a la nación inglesa.

Por poner solo un ejemplo, en su Galería de Arte cuelgan obras de pintores tan importantes de la historia del arte como Rembrandt, Van Dyck, Rubens o Vermeer.

Pero no solo lo que cuelga de sus paredes o muestran sus vitrinas es espectacular. El interior mismo del palacio es increíble. Desde el fastuoso salón de baile, construido en tiempos de la reina Victoria, al llamado Salón Azul, el Salón del Trono o el comedor chino, todo es pura opulencia.

Los jardines reales

Palacio de Buckingham en Londres
Palacio de Buckingham – I Wei Huang

Por si fuera insuficiente la belleza del edificio, el palacio está rodeado por enormes y hermosos jardines privados, que fueron diseñados por Capability Brown. De hecho, su zona ajardinada es de las mayores de Londres, tiene incluso un lago artificial construido en 1828 y que recibe el agua del lago Serpentine.

“Al llegar a cada nueva ciudad el viajero encuentra un pasado suyo que ya no sabía que tenía: la extrañeza de lo que no eres o no posees más te espera al paso en los lugares extraños y no poseídos.”

-Italo Calvino-

Conoce el palacio real de la Corona británica

Conocer este palacio real es el sueño de muchas personas. Lamentablemente, solo se pueden recorrer áreas muy limitadas y durante unas pocas semanas al año, normalmente entre finales de julio y principios de septiembre, cuando la familia real está descansando fuera de Londres.

Entrada del palacio de Buckingham
Entrada del palacio – warasit phothisuk

Si quieres visitarlo, es importante que te informes muy bien antes del viaje para que puedas aprovechar tu estancia para visitar este espléndido lugar y, sobre todo, reservar entradas con antelación.

También te conviene saber que hay dos visitas diferentes. Una incluye el recorrido por los Salones de Estado y en la otra visitarás, además, la Galería de la Reina, así como también las Cocheras Reales.

El palacio real de la Corona británica es uno de los edificios más impresionantes que podrás visitar. cierto es que no se trata de uno de los palacios más antiguos ni de los más grandes. Sin embargo, su arquitectura, sus jardines y exquisita decoración lo han convertido en uno de los más conocidos.

Te puede gustar