Visitamos Oxford, una ciudad universitaria histórica

· 20 noviembre, 2016

Todos sabemos que en Oxford hay una universidad, la más antigua de Inglaterra. Y muchos sabréis que allí se rodaron gran parte de las aventuras de Harry Potter, ya que el ambiente colegial, universitario y decimonónico es consustancial a esta pequeña ciudad. Y respirar esa atmósfera de otros tiempos es gran parte del encanto para hacer esta excursión a Oxford. ¿Nos seguís?

Cómo llegar a Oxford

Vamos a tomar como referencia la capital del Reino Unido, Londres, y desde allí os vamos a decir cómo llegar hasta Oxford. Algo que no es difícil, ya que desde la City tan solo hay 80 kilómetros de distancia que se pueden salvar tanto por carretera como por ferrocarril.

Oxford
Oxford – Andrei Nekrassov

Esta última opción es la mejor y la más rápida, tomando un tren en la estación de Paddington. Y si quieres ir por carretera, en Victoria Station se toman los autobuses Oxford Tube. Lo que no te recomendamos es ir en coche, porque aparcar en Oxford puede convertirse en una pesadilla.

Oxford y el Támesis

Además de la prestigiosa Universidad de Oxford, otro de los grandes referentes de esta ciudad inglesa son las regatas de remeros en las aguas del Támesis, y especialmente la competición tradicional que cada año se celebra entre los alumnos de Oxford y de su gran rival: Cambridge.

Si se viaja a Oxford en primavera es recomendable comprobar las fechas de este acontecimiento, ya que la ciudad queda inundada por un colorido especial digno de conocerse. Y si se va en otra época del año, os animamos a navegar en el río. ¡Si es remando vosotros mismos, mucho mejor!

La mítica Universidad de Oxford

Universidad de Oxford
Universidad de Oxford – Neil Mitchell

La gran protagonista de la visita es la Christ Church College and Cathedral, construida en la Edad Media y convertida en el corazón de la universidad. Por aquí han pasado dos personajes de ficción antes que tú. Uno, el moderno Harry Potter, y otra, la legendaria Alicia de Lewis Carroll, quien pensaba en este lugar y sus jardines a la hora de concebir el País de las Maravillas.

Colegios y bibliotecas

Ya hemos dicho que el ambiente universitario lo inunda todo y los edificios del conjunto están relacionados con esta institución. Por ejemplo, en la céntrica Broad St. está el Balliol College, levantado en el lejano siglo XIII. Y en esa misma calle está el edificio Clarendon, antigua imprenta universitaria y hoy sede de la Biblioteca Bodleian.

Balliol College en Oxford
Balliol College – Andrei Nekrassov

Precisamente al lado está el Sheldonian Theatre, donde se celebran las graduaciones de los universitarios. Aunque a nosotros, como turistas nos interesa más subir a su cúpula y disfrutar de unas vistas fantásticas.

En fin, durante un paseo por la ciudad abundan los college históricos como el de Magdalen o Merton, y por cada rincón se cuenta quién estudió por aquí, fueran políticos, economistas, abogados, etc, y, por supuesto, gentes de la cultura como Oscar Wilde, J.R.R. Tolkien o Kris Kristoferson.

“Los dos momentos más decisivos de mi vida fueron cuando mi padre me envió a Oxford y cuando la sociedad me envió a la cárcel”. 

– Oscar Wilde –

El castillo de Oxford

Castillo de Oxford
Castillo de Oxford – ExFlow

Sobre todo ese conjunto se eleva el castillo, que por supuesto es visitable. Se trata de una antigua construcción de origen normando. Una fortaleza relativamente bien cuidada, sobre todo algunas partes de ella, como la prisión por la que han pasado temporalmente gentes como Brad Pitt, Depardieu o Glen Close para realizar algunos de sus papeles cinematográficos.

Los Jardines Botánicos de Oxford

Tanta caminata al fin provoca hambre así que os proponemos comer de picnic, si el tiempo acompaña. Para eso lo mejor es irse hasta los Jardines Botánicos de Oxford. Un lugar increíble cuyos orígenes se remontan al siglo XVII, ya que es el botánico más antiguo de Gran Bretaña, y el tercero del mundo.

La visita a estos jardines es obligada, aunque quizás el tiempo no acompañe para comer al aire libre. Por eso habrá que buscar algún pub donde tomar algo caliente, y para eso un buen destino puede ser Cornmarket Street y alrededores. Allí vas a encontrar bares, muchas tiendas y también música, ya que es el lugar de reunión de los músicos callejeros.