Orgosolo, un refugio de bandidos transformado por el arte

Adrián Pérez 20 noviembre, 2016

En el centro de la isla italiana de Cerdeña hay una ciudad considerada durante mucho tiempo un lugar muy peligroso, escondrijo de bandidos y escenario de “vendettas” entre bandas. Pero Orgosolo ya nada tiene que ver con su oscuro pasado, hoy es casi un museo al aire libre. Ha pasado de la delincuencia al arte urbano, que se muestra en espectaculares murales que adornan las casas. ¿Nos acompañas a recorrerlos?

Orgosolo, un gran ejemplo de creatividad

El pueblo de Orgosolo es una muestra viviente de cómo un lugar conocido como “muy peligroso” puede convertirse en destino turístico, cada vez más visitado por personas interesadas en sus obras de arte callejero. Sus murales reflejan la vida tradicional de Cerdeña, los vecinos ilustres, su pasado violento y cualquier representación artística que se nos ocurra.

Orgosolo en Cerdeña
Orgosolo – Enrico Pighetti / Flickr.com

Todo comenzó en el año 1969, cuando un grupo de anarquistas pintó las primeras fachadas. El desencadenante fue la intención del gobierno italiano de construir en la zona una instalación militar.

Con el Mayo francés de 1968 y la Guerra de Vietnam todavía en su memoria, este grupo de hombres de ideas políticas de izquierda cargaron de simbolismo a esta ciudad. Una ciudad que hasta el momento solo era noticia por los enfrentamientos entre las mafias italianas.

Unos años más tarde, un profesor de la Toscana que se había mudado a Orgosolo tuvo una idea magnífica: darle color al pueblo. Para tal proyecto fue ayudado por sus alumnos de su escuela y un grupo cultural llamado “Le api”.

Orgosolo
Orgosolo – be_am25 7Flickr.com

Comenzó entonces Orgosolo a llenarse de pinturas de una marcada temática social, de lucha y de vida campesina. Murales que reflejan la tradiciones y los problemas que han tenido que soportar los habitantes de este indómito lugar, entre otros muchos temas.

Así fue como Orgosolo cambió para siempre, de la marginalidad pasó a ser considerado un lugar de visita casi imprescindible en Cerdeña. Hoy son 150 los murales que adornan el pueblo, repartidos a lo largo y ancho del pueblo y que son el orgullo de su habitantes.

“El arte es la expresión de los más profundos pensamientos por el camino más sencillo”.

– Albert Einstein –

De recorrido por los murales de Orgosolo

La tradición que comenzó con Pinuccio Sciola y Francesco del Casino y continúa hasta la actualidad se puede conocer paseando a pie por el pueblo. La política y la lucha social son los temas más recurrentes en las paredes, así como también la vida rural de los pastores y la pobreza.

Orgosolo
Orgosolo – Ruben Bos / Flickr.com

Pero algunos de los murales se relacionan con las pinturas de Pompeya y Lescaux, o con obras revolucionarias de los mexicanos Diego Rivera y José Clemente Orozco. También se puede admirar arte callejero contemporáneo al más típico estilo de Estados Unidos o Inglaterra.

Las técnicas usadas para pintar son muy simples: pinturas al agua, poco resistentes. Los estilos son muy diferentes, se pueden ver tanto obras impresionistas como hiperrealistas o naif. Las casas que dan a las calles principales de Carbonia, San Teodoro, Ozieri e Iglesias, son los “lienzos” más conocidos.

Turismo en la isla de Cerdeña

Costa Paradiso en Cerdeña
Costa Paradiso – Martin M303

El recorrido por Orgosolo nos tomará como máximo un día, por lo tanto tendremos tiempo para conocer las bellezas de Cerdeña. Los principales atractivos de la región son la Costa Esmeralda, la Gruta de Neptuno, el archipiélago di la Maddalena, la tumba de los gigantes, la Basílica de Saccargia o el yacimiento de Nora, entre otros muchos rincones interesantes.

¿Eres de aquellos que elige su destino de vacaciones por la comida? Entonces en Cerdeña no debes dejar de probar la fabada (con legumbres), el culurgioni (pasta de forma triangular), el malloreddus (pasta ovalada), las parrilladas de pescado y el queso de oveja.

Te puede gustar