Recorremos el norte de Portugal, una escapada inolvidable

· 14 agosto, 2017

¿Quieres un viaje inolvidable? Si es así, no puedes perderte este recorrido por algunos de los pueblos y pequeñas ciudades más bonitos del norte de Portugal. Lugares de extraordinaria belleza natural y una interesante historia que está reflejada en cada uno de sus monumentos, ¿nos acompañas?

El norte de Portugal, un lugar para enamorarse

1. Braga

Santuario del Bom Jesus en Braga
Santuario de Bom Jesus, Braga – Lev Levin

Comenzamos nuestro recorrido en el histórico pueblo de Braga. Un precioso pueblo que merece ser recorrido a pie, para así disfrutar al máximo de su esencia, porque allá donde dirijas la vista encontrarás un edificio singular.

En el paseo descubrirás mansiones de ensueño, impresionantes iglesias, una catedral que es la más antigua del país y preciosos jardines que datan del siglo XVIII. La Praça da República es uno de los lugares imprescindibles por conocer, puesto que muchas calles salen de ella, calles llenas de preciosas tiendas y cafés.

Y en las afueras, debes conocer el santuario de Bom Jesus do Monte, con una espectacular escalinata de acceso. Un lugar que es centro de devoción y peregrinación y que se encuentra en un entorno maravilloso.

2. Amarante

Amarante
Amarante – irakite

Su casco histórico, aunque es pequeño, es espectacular. Sus estrechas calles y antiguas casitas perfectamente bien conservadas te harán sentir como si de repente hubieses retrocedido cientos de años.

Uno de los lugares de Amarante que no puedes dejar de visitar es la famosa iglesia de São Gonçalo. Esta antigua edificación religiosa no solo posee una arquitectura imponente, sino que también es uno de los símbolos de la ciudad. Tampoco puedes dejar de disfrutar de las increíbles vistas del Támega desde el emblemático puente romano que cruza el río.

3. Guimarães

Castillo de Guimaraes
Castillo de Guimaraes – Sergey Peterman

Es considerado uno de los pueblos más bonitos del norte del país y el lugar donde nació Portugal. Sus antiguas calles y preciosas casas típicas te harán sentir como en un cuento. No en vano fue declarado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

¿Qué ver en Guimarães? Te recomendamos comenzar tu recorrido por el castillo, cuya historia se remonta al siglo X. Desde su torre del homenaje, se puede observar el precioso pueblo. Al lado del castillo se encuentran la capilla románica de San Miguel y el Palacio de los Duques de Bragança, un edificio espectacular.

Pero no solo sus monumentos, dedica tiempo a pasear por sus calles y a descubrir sus plazas. Este es uno de esos pueblos que no se olvida fácilmente.

4. Valença do Minho

Rincones de Portugal, Valença do Minho
Valença do Minho – arousa

Esta pequeña ciudad portuguesa de apenas 8.000 habitantes se encuentra muy cerca de Galicia, por lo que comparte en buena medida el verde intenso de sus paisajes. Valença do Minho está ubicada en una preciosa colina, desde la cual se tienen las mejores vistas del Miño.

Lo ideal es comenzar el recorrido en el antiguo barrio situado entre dos impresionantes fortalezas con doble muralla. Sus estrechas calles empedradas y sus antiguas casas decoradas con azulejos de colores y flores te harán sentir como si retrocedieras en el tiempo.

5. Viana do Castelo

Viana do Castelo
Viana do Castelo – Francisco Caravana

Es la combinación ideal entre historia, hermosas playas y mucha diversión. Ubicada en la desembocadura del río Lima, se trata de una de las poblaciones más bonitas del norte de Portugal. Además, Viana do Castelo tiene uno de los cascos históricos más bonitos y mejor conservados del país.

Pasea por sus antiguas calles mientras disfrutas de la arquitectura de las viejas casas y palacios. Algunos de los lugares que no puedes dejar de conocer son el Santuario de Santa Luzia, el castillo de Lindoso, el Palacio de Brejoeira y, por supuesto, sus magníficas playas, entre las que destaca Moledo Beach.

“Viajar es una brutalidad. Te obliga a confiar en extraños y a perder de vista todo lo que te resulta familiar y confortable de tus amigos y tu casa. Estás todo el tiempo en desequilibrio. Nada es tuyo excepto lo más esencial: el aire, las horas de descanso, los sueños, el mar, el cielo; todas aquellas cosas que tienden hacia lo eterno o hacia lo que imaginamos como tal”.

-Cesare Pavese-

El norte de Portugal es un lugar donde la historia y la belleza natural se funden a la perfección. Es un destino perfecto para aprender, descansar y enamorarse. ¿Te gustaría visitarlo?