El Nido: una de las reservas naturales de Filipinas

07 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la especialista en Asia Oriental María Belén Acosta
Descubre una de las reservas naturales más impresionantes de Filipinas: El Nido. Se trata de uno de los santuarios marinos más ricos en especies de coral. ¡No te lo pierdas!

En el archipiélago de Filipinas se encuentra uno de los santuarios marinos con mayor diversidad de fauna y flora del planeta: El Nido. Este pequeño rincón paradisíaco se ha convertido en uno de los destinos más valorados por los amantes del turismo natural y de aventuras.

A continuación, te proponemos conocer un poco más sobre este sitio tan particular: su historia, qué podemos disfrutar allí y otras recomendaciones importantes para aprovechar la visita.

El Nido, uno de los rincones más bellos de Filipinas

La isla de Palawan, en pleno Océano Pacífico, es la provincia de mayor tamaño de Filipinas y ha sido nombrada por dos años consecutivos como la mejor isla del mundo por la revista turística Travel + Leisure. Está conformada por más de 1000 pequeñas islas; casi en el centro de este gran archipiélago, se encuentra El Nido.

El Nido, también conocido como «la última frontera de las Filipinas» es un conjunto de islas e islotes que ocupan, en su totalidad, más de 96 000 hectáreas. Este fue nombrado Patrimonio de la Humanidad en diciembre de 1993.

En este santuario, encontraremos ecosistemas muy diversos y ricos en vida marina. Podemos apreciar allí desde arrecifes de coral, acantilados y playas de arena blanca hasta manglares y selvas tropicales.

Enclave turístico de la provincia y destino obligado para los amantes del turismo sostenible, el santuario marino de El Nido mantiene una estricta normativa. El afán de las autoridades locales por protegerlo es tan férreo que prohíben coger arena o depositar basura.

De hecho, son muchas las asociaciones conservacionistas que se preocupan por el desarrollo sostenible del turismo en las islas. Además, estas asociaciones crean nuevos programas cada día para favorecer la conservación y desarrollo próspero de sus especies endémicas, entre los que se encuentra el manatí.

Hermoso paisaje en El Nido, Filipinas.

Visitando la reserva natural El Nido

Indudablemente, el mayor atractivo turístico de las islas de El Nido es su naturaleza virgen. En el santuario se pueden encontrar diferentes ecosistemas. Destacan los arrecifes de coral, donde conviven más de cien especies de ellos, e incluso algunos completamente únicos y propios de la región. Estas especies comparten hábitat además con una variada fauna marina.

Entre las especies animales protegidas que podremos ver en el santuario marino, se encuentran los dugongos. Esta es la forma en la que los habitantes de la región llaman a los manatíes.

Podremos ver nadar a estos animales en las aguas cristalinas de la reserva, donde la visibilidad alcanza hasta los 20 metros desde la superficie. También encontraremos delfines, mantarrayas, tiburones ballena y cinco de las siete especies existentes de tortuga marina. Como ves, bucear por estas aguas es toda una experiencia.

En sus islas, la mayoría con acantilados de piedra caliza, conviven más de 200 especies de aves. Entre ellas se destacan la golondrina salangana y otros curiosos animales, como el pangolín. También podemos observar más de 600 especies de mariposas.

Para los turistas, se organizan a diario varios tours de visita por las islas más importantes de la zona. Sin embargo, si lo que queremos es realizar un recorrido más amplio o personalizado, podremos negociar el precio con algunos de los barqueros locales.

El Nido, en Filipinas, encierra una gran fauna marina.

Consejos útiles para disfrutar de la visita

Una de las primeras cosas que debemos tener en cuenta al viajar a El Nido es que se trata de un área protegida de incalculable valor ecológico, y tanto las autoridades como los habitantes locales trabajan por mantener cuidado semejante tesoro de la biodiversidad, en el que constantemente se descubren nuevas especies animales y vegetales.

Otro detalle importante es que en El Nido no se encuentran cajeros automáticos, y es muy difícil dar con lugares en los que acepten el pago con tarjeta de crédito. Por ello, es mejor llevar siempre que podamos todo el dinero en efectivo. En caso de necesidad, también existe la opción de viajar hasta Puerto Princesa, la capital de la isla de Palawan, donde sí hay cajeros.

A la hora de elegir alojamiento, El Nido ofrece desde paradisíacos resorts de alta categoría hasta humildes albergues en los que es posible pernoctar por muy poco dinero. En cualquier caso, es importante mencionar que la red eléctrica de la zona es todavía muy inestable; los apagones son muy comunes y rutinarios.

Por último, hay dos vías para llegar a El Nido. La más directa es volar a su pequeño aeropuerto desde Manila, aunque este viaje puede ser caro.

La otra opción pasa por volar en su lugar a Puerto Princesa, hacia donde salen vuelos desde varias ciudades filipinas, y desde allí tomar el trayecto de hasta ocho horas hacia El Nido. Esta última, aunque implica muchas más horas de viaje, puede resultar notablemente más económica.