Nancy en Francia, una ciudad encantadora

Pedro 9 agosto, 2016

Hoy visitamos Nancy, en Francia, una ciudad encantadora, llena de dinamismo y rincones de gran belleza. Tal vez no sea uno de los lugares más conocidos por el gran público en lo referente al país galo, pero ten por seguro que es una zona realmente hermosa.

Nancy es una ciudad muy importante de la parte de la Lorena, en Francia. Es más, aunque ya no ostenta la capitalidad, sí que lo fue tiempo atrás. De su pasado guarda todavía un enorme patrimonio artístico y cultural.

Plaza de la Carriere en Nancy
Plaza de la Carriere – Marie et Didier PHOTOWEHRLI /Flickr.com

No obstante, no debemos olvidar que la Lorena es uno de los departamentos más bellos de Francia. No es de extrañar que, junto al rico patrimonio histórico que guarda hoy Nancy, también podamos disfrutar de una extensa naturaleza en esta parte gala que limita con la exuberante Alsacia y con Alemania.

Qué ver en Nancy

Nancy sigue siendo una de las ciudades más bellas de la antigua Galia. Aunque hoy en día no es un destino muy demandado por el turismo, guarda entre sus calles lugares que son Patrimonio de la Humanidad. Conozcamos esta ciudad tan bella en un divertido viaje por sus rincones más atractivos.

1. Plaza Stanislas

En Nancy tenemos una visita obligada en la Plaza Stanislas. Es una de las más bellas de la ciudad e incluso se la considera entre las más bonitas de toda Europa. Construida bajo los cánones del clasicismo francés, fue encargo directo de Stanislas Leczinski en 1752, duque de Lorena, en su afán por hacer un homenaje a Luis XV.

Plaza Stanislas en Nancy
Plaza Stanislas – Alexandre Prévot / Flickr.com

La Plaza Stanislas une la Nancy más medieval con la ciudad moderna. Es realmente lujosa, decorada con una serie de fuentes muy bonitas y majestuosas que dejan al público maravillado entre la catedral y otros edificios increíbles. Además, está declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

2. Plaza de la Carriere

Otro rincón de Nancy en Francia que ostenta el honor de ser Patrimonio de la Humanidad por la Unesco es la Plaza de la Carriere. Está a pocos metros de la Stanislas, pues se unen por la Puerta Heré, también conocida como el Arco del Triunfo.

Plaza de la Carriere en Nancy
Plaza de la Carriere – Nevskii Dmitrii / Shutterstock.com

Antaño fue testigo de torneos y justas de caballeros al más puro estilo medieval, aunque estos juegos datan del siglo XVI en esta parte de la ciudad. Se remodeló en el siglo XVIII y ofrece unos increíbles paseos bajo sus arboledas.

3. Plaza de la Alianza

El conjunto arquitectónico Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco lo completa la Plaza de la Alianza. Es la más íntima de las tres, pues tal vez es menos grandiosa. Sin embargo, su belleza y encanto están fuera de duda.

Plaza de la Alianza en Nancy
Plaza de la Alianza – Leonid Andronov

Se inspira en la célebre Piazza Navona de Roma, obra de Bernini. De ahí que la fuente de su centro sea de una belleza tremenda y ofrezca al visitante una mirada cercana e íntima a este rincón precioso de la ciudad.

4. Puerta de la Craffe

Otro de los rincones que no te puedes perder cuando visites Nancy es la Puerta de la Craffe. Esta pertenece a los restos de la antigua fortificación de la ciudad, que data de finales del siglo XIV.

Puerta de la Craffe en Nancy
Puerta dela Craffe – Sergey Dzyuba

Posee todavía dos torres gemelas entre muros realmente gruesos que resistieron decenas de asedios de la población en tiempos medievales. Antaño estaban unidas por fosos y junto a ellas encontramos la Puerta de la Ciudad, del siglo XVII.

“El torreón y la torre todavía se miran, después de tantos siglos, y parece que se cuentan, por encima de las verdes florestas o de los bosques muertos, las más antiguas leyendas de la historia de Francia.”

-Gaston Leroux-

5. Palacio Ducal

Del pasado glorioso de Nancy en Francia no nos podemos olvidar del Palacio Ducal. Data del siglo XV y es un lugar de obligada visita. Levantado en un estilo conocido como gótico de transición, ya se notan en él reminiscencias del Renacimiento gracias a sus balaustradas, su patio interior e incluso sus gárgolas.

6. Plaza de Saint Epure

Nos marchamos ahora hasta la Plaza de Saint Epure, antaño la plaza del mercado en el Medievo, coronada con una preciosa fuente en su centro que levanta la estatua de Renato II. A un lado encontramos la basílica del mismo nombre, que data del siglo XIX.

No tengas dudas y acércate hasta Nancy para disfrutar de esta relativamente desconocida ciudad gala. Su tranquilidad, su belleza y su patrimonio artístico y natural bien merecen el esfuerzo de conocer cada rincón maravilloso que esconde.

Te puede gustar