Visitamos el Museo del Ferrocarril de Madrid

Desde máquinas de vapor a otras mucho más modernas. El Museo del Ferrocarril de Madrid propone un apasionante viaje por la historia de este medio de transporte.

Pasar un día en un museo es una actividad ideal para toda la familia en una visita a la capital española. El Museo del Ferrocarril de Madrid es un lugar donde mayores y pequeños disfrutan. Un museo con un punto nostálgico y muy interesante. Te hablamos sobre él y sobre lo que podrás encontrarte allí.

Todo sobre el Museo del Ferrocarril de Madrid

Aunque está considerado como un museo ideal para los niños, tanto ellos como los adultos lo pasan en grande contemplando lo que este museo exhibe. Al fin y al cabo, ¿a quién no le gustan los trenes? Son pocos los que responderían negativamente a esa pregunta.

Locomotora en el Museo del Ferrocarril de Madrid
Museo del Ferrocarril de Madrid – Jose Luis RDS / Flickr.com

Este museo, como su propio nombre indica, está dedicado a la historia, la evolución y el estudio del ferrocarril de España. En él se puede ver todo tipo de locomotoras, pero también vagones de pasajeros, material y objetos relacionados con los trenes y fotografías.

Se encuentra en la estación de Delicias, una de las primeras que se construyeron en España. Corría el año 1880 y era inaugurada por Alfonso XII y María Cristina. Cuando esta estación dejó de funcionar en el año 1969 para los viajeros y en el 1971 para las mercancías quedó abandonada, hasta que en 1984 se decidió convertirla museo.

Pero el edificio sí ya es una muestra de la historia del ferrocarril, pues es una magnífica muestra de arquitectura en hierro, tan de moda en la época en la que se construyó. Según nos vayamos aproximando al edificio, ya estaremos entrando en la historia de este medio de transporte tan popular.

“Se deja de querer, y es como el ciego que aún dice adiós, llorando, después que pasó el tren.”

-José Angel Buesa-

Qué ver en el Museo del Ferrocarril de Madrid

Como en todos los museos, hay una exposición permanente que, en este caso, nos cuenta la historia del ferrocarril. El desarrollo de este medio de transporte ha sido increíble con el paso de los años. Por eso, en su exposición permanente se muestran los diversos tipos de locomotoras que han existido. Estos son algunos ejemplos:

Locomotoras de vapor

Locomotora en el Museo del Ferrocarril de Madrid
Locomotora de vapor – Jose Luis RDS / Flickr.com

En los andenes de la vieja estación podemos ver diversas locomotoras de vapor, de las cuales, la más antigua data de 1860. Las locomotoras de vapor fueron las primeras que comenzaron a circular y que, en principio, se crearon con la intención de transportar mercancía o de arrastrar otros vehículos.

El recorrido te llevará a través de 10 maravillosas, y en algunos casos imponentes, locomotoras. Vehículos que van desde el tipo Patentee hasta la Mikado o la Confederación, considerada la última de las locomotoras de vapor. Un ciclo que concluyó en el año 1975.

Locomotoras eléctricas

Y de las locomotoras de vapor pasamos a las eléctricas. Algunas de estas compartieron vías con las de vapor, pero pronto fueron las únicas en circular. En los años 60 estas locomotoras darían paso a las diesel.

Tracción diesel

Talgo en el Museo del Ferrocarril de Madrid
Talgo – Lestertair / Shutterstock.com

Aunque estas llegaron a España en la década de los 30, su uso no se extendió de inmediato. Hasta que en la década de los 50 llegaron algunas locomotoras diesel fabricadas en Norteamérica, que tenían mucha más potencia y que podrían sustituir a las locomotoras de vapor cuando no era viable que las eléctricas funcionaran.

En este recorrido verás al menos ocho de ellas, algunas de las cuales se usaban para llevar vagones de viajeros. Entre otras, podrás ver la Marilyn, la primera locomotora diésel-eléctrica.

Trenes de viajeros

Aunque el transporte de viajeros no se hizo popular hasta finales del siglo XIX, sí hubo muchas locomotoras desde el principio que llevaron vagones destinados a tal uso. En el Museo del Ferrocarril de Madrid podrás ver algunos de estos vagones, de diferentes épocas y muchos de ellos de lujo que te harán retroceder en el tiempo.

Actividades en el Museo del Ferrocarril de Madrid

Vehículo diesel en el Museo del Ferrocarril de Madrid
Vehículo diesel – M.Peinado / Flickr.com

Simplemente recorrer la exposición permanente ya resulta de lo más entretenido. Pero el Museo del Ferrocarril ofrece un sinfín de actividades añadidas, desde obras de teatro a visitas guiadas para escolares, talleres y un mercadillo de modelismo que se celebra el primer domingo de cada mes.

Sin duda, un día en el Museo del Ferrocarril de Madrid puede ser un entretenimiento genial para toda la familia. Disfruta de cada detalle y empápate de la historia de uno de los medios de transporte más famosos del mundo.

Fotografía principal: santiago lopez-pastor / Flickr.com

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar