Las estaciones de tren más increíbles del mundo

Que sean lugares de paso, y muchas veces de prisas, no quiere decir que no haya que fijarse en ellas. Y es que algunas estaciones de tren son espectaculares, auténticas obras de arte que merecen una parada en el camino para admirar su arquitectura y sus detalles. Estas que te vamos a mostrar son algunas de esas estaciones de tren hermosas, singulares y difíciles de olvidar.

1. Liège-Guillemins, Lieja (Bélgica)

Estación de Liége Guillemins
Liège-Guillemins – Beketoff / Shutterstock.com

Comenzamos por un edificio de corte futurista, obra de Santiago Calatrava. Una estación construida en acero, hormigón y vidrio en la que destaca una fabulosa cúpula, que tiene nada menos que 200 metros de longitud y 35 de altura. Y, a pesar de sus descomunales dimensiones, da sensación de ligereza. Quizá por sus líneas curvas y la luz que entra sin ningún impedimento.

2. Estación de Kanazawa (Japón)

Kanazawa, una de las estaciones de tren más fabulosas
Estación de Kanazawa – Korkusung / Shutterstock.com

Al más puro estilo japonés, tradición y modernidad se funden de manera magistral en esta estación de tren. Su entrada: una estructura que recuerda los templos sintoístas del país. Tras ella se descubre un moderno edificio de acero y cristal. Y una curiosidad: en el exterior, una fuente muestra la hora como si fuera un reloj digital.

3. Chhatrapati Shivaji Terminus, Bombay (India)

Estación Chhatrapati Shivaji Terminus
Chhatrapati Shivaji Terminus – Ralph Kränzlein / Flickr.com

Una de las estaciones de tren más increíbles que existen. Tanto que es Patrimonio de la Humanidad. Se construyó a finales del siglo XIX y las obras duraron diez años. El resultado: un magnífico edificio que funde el estilo de los palacios tradicionales del país con influencias del gótico occidental. Siempre bulliciosa, merece la pena pararse unos momentos para admirarla, es realmente única.

4. Estación de Amberes (Bélgica)

Estación de tren de Amberes
Estación de Amberes – SvetlanaSF / Shutterstock.com

Es una de las estaciones de tren más espectaculares que podrás contemplar. Un precioso edificio revestido de piedra que guarda muchas sorpresas. Desde su maravillosa fachada a la cúpula de su sala de espera o los delicados elementos decorativos. Sin olvidar sus magníficas dimensiones: la estructura que protege la vía, hecha en hierro y hormigón, tiene 185 metros de largo y 44 metros de altura.

5. Estación Central, Milán (Italia)

Estación Central de Milán
Estación Central de Milán – Kirill Neiezhmakov

Se inauguró en 1931, pero las obras fueron tan largas que el suyo es una mezcla de estilos increíble, aunque es fácil encontrar motivos decorativos del art nouveau y del art déco. Pero si hay que mencionar algo es su fachada, con más de 200 metros de ancho y coronada por una espectacular bóveda de 72 metros de altura. Una de las estaciones de tren más bonitas de Europa y también con más tráfico de viajeros.

6. Atocha, Madrid (España). Una de las estaciones de tren más singulares

Estación de tren de Atocha
Estación de Atocha – Yulia Grigoryeva / Shutterstock.com

Por fuera es un precioso edificio decimonónico que combina el ladrillo con el hierro y el vidrio. Pero la sorpresa está en el interior, transformado en un auténtico vergel. En esta estación madrileña las vías dieron paso a un precioso jardín cubierto. Un auténtico oasis en el corazón de la ciudad.

7. Estación Haydarpasa, Estambul (Turquía)

Estaciones de tren increíbles, Haydarpasa en Estambul
Estación Haydarpasa – muratart

Un edificio neoclásico alberga esta estación, inaugurada en 1909. Durante años fue la estación más transitada de Turquía. Pero si hay algo que la hace especial no es su arquitectura, que es realmente hermosa, ni siquiera su historia. Lo que la hace especial es su situación, asomada a las aguas del Bósforo. De hecho, se levantó sobre terrenos ganados al mar.

8. Grand Central Station, Nueva York (Estados Unidos)

Grand Central Station – Emases / Flickr.com

Estación mítica donde las haya. Su gran vestíbulo es inconfundible, como lo son su escalinata o su reloj. Escenario cinematográfico en películas archiconocidas, los datos de esta estación ya centenaria casi marean: 44 andenes, 67 vías y medio millón de pasajeros al día. Y, por supuesto, una curiosidad: las constelaciones que adornan el techo del vestíbulo están al revés.

9. St. Pancras, Londres (Reino Unido)

Estaciones de tren, St Pancras en Londres
St. Pancras – Patrick Wang / Shutterstock.com

Una estación victoriana que es cabecera del moderno Eurostar. Es,de hecho, la única estación internacional de Londres. Un gigante de estilo neogótico de fachada de ladrillo rojo e interior de hierro y cristal con una historia convulsa. Fue bombardeado en la Segunda Guerra Mundial y años más tarde se planteó su demolición. Afortunadamente, la estación pudo con los acontecimientos y hoy es uno de los tesoros de Londres.

1o. Estación Central de Rotterdam (Bélgica)

Rotterdam Central Station
Estación Central de Rotterdam – Nicky Boogaard / Flickr.com

Es uno de los centros de transporte más importantes de los Países Bajos. Cien mil personas pasan al día por esta estación de diseño vanguardista en la que se mezclan metal y madera creando un efecto único. La forma picuda de su entrada y las miles de celdas solares de su tejado hacen de él uno de los edificios más singulares de Bélgica.

Categorías: TOPs Etiquetas:
Te puede gustar