Museo Arqueológico Antonini: acércate a la cultura Nazca

· 11 febrero, 2019
Es un pequeño museo, pero permite conocer mucho más de una de las grandes civilizaciones precolombinas del Perú.

El Museo Arqueológico Antonini es uno de los mejores centros del Perú para desentrañar los secretos de la enigmática cultura Nazca. Todos los amantes de las culturas precolombinas deben acercarse hasta este lugar si están de viaje por este país. Es una visita muy didáctica y tiene dos partes diferenciadas: una expositiva y otra en un parque arqueológico.

¿Por qué Museo Arqueológico Antonini?

Es evidente el nombre italiano del Museo Arqueológico Antonini. Y la explicación es bien sencilla. Se trata de un proyecto museológico fruto de varias décadas de campañas arqueológicas llevadas a cabo por un instituto cultural de Italia.

Ellos han desarrollado desde 1982 y hasta el 2011 el llamado Proyecto Nasca. Y con todos sus hallazgos crearon este museo, que encontraréis en la propia ciudad de Nazca.

El centro ceremonial de Cahuachi

Restos óseos en el Museo Antonini
Restos óseos en el Museo Antonini

Aunque el Museo Arqueológico Antonini se encuentra muy cerca del epicentro de Nazca, su histórica plaza de Armas, la verdad es que la colección que expone procede de varios yacimientos vecinos a la población.

De todos ellos, el que más materiales ha proporcionado es el de Cahuachi, un enorme centro ceremonial construido prácticamente en su integridad con barro.

El parque arqueológico

Pero como decimos, los trabajos arqueológicos también se desarrollaron en otros yacimientos repartidos a lo largo del valle del río Nazca, en Perú. Entre ellos, el área de Bisambra, donde se hallaron los restos de un acueducto. Esa gran obra se descubre en el parque arqueológico del museo, que ocupa casi 2000 metros.

En él, no solo se ve esa maravilla de la ingeniería hidráulica que son los acueductos nazcas, con unos quince siglos de antigüedad. También se han recreado cómo eran los enterramientos para este pueblo, al igual que se contemplan reproducciones de sus pinturas rupestres.

Y por supuesto, hay un espacio dedicado sus geoglifos. Esta es la manifestación cultural más misteriosa y maravillosa de la cultura Nazca, y podemos verlos en una maqueta a escala.

La visita al Museo Arqueológico Antonini

Exposición del museo Antonini
Exposición del museo- VasenkaPhotography / Flickr.com

Esos geoglifos de significado desconocido, o los extraordinarios acueductos, son los grandes emblemas de la cultura Nazca, una de las más apasionantes de la América precolombina. Son muchos los interrogantes que hay sobre el pueblo Nazca.

De algunos de esos misterios difícilmente llegaremos a tener nunca una explicación. Pero, para otros, lo cierto es que el Museo Arqueológico Antonini ha hallado respuesta. Y es que se trata de un museo muy didáctico y creado por arqueólogos expertos en esta temática.

Por eso, no solo es interesante de ver todo lo que se expone. Sobre todo, es muy interesante a la hora de leer las explicaciones que se aportan. Realmente, en esos textos se encuentran los grandes atractivos de la visita al Museo Arqueológico Antonini.

Las salas del museo

Vasija del Museo Arqueológico Antonini
Exposición del museo – VasenkaPhotography / Flickr.com

Para que os hagáis una idea de lo que os espera en sus seis salas, aquí os hacemos un resumen de lo que vais a encontrar en cada una de ellas:

  • Primera sala: aquí hay una atractiva introducción sobre los trabajos de campo que se han llevado a cabo para crear la colección del Museo Arqueológico Antonini.
  • Segunda sala: conoceremos como era el medio ambiente en la época de la cultura Nazca. También descubrimos que esta región del actual Perú, en este tiempo, estaba habitada por varias culturas antiguas.
  • Tercera sala: se habla sobre los geoglifos y sus teorías. También nos da a conocer los yacimientos de San José y del Pueblo Viejo. Estos han aportado muchos objetos históricos a este museo.
  • Cuarta sala: se dedica al centro ceremonial de Cahuachi. Muestra reconstrucciones de su peculiar arquitectura a partir de adobes de barro.
  • Quinta sala: aquí las vitrinas y expositores muestran muchos de los objetos hallados en Cahuachi. Objetos que pueden ser cerámicos, elaborados en hueso o textiles.
  • Sexta sala: recoge el material que han aportado excavaciones de menor entidad realizadas a lo largo del río Nasca.

En definitiva, si quieres saber algo más de esta antigua cultura y de los orígenes del pueblo peruano, este museo de la ciudad de Nazca es una cita obligada.

Fotografía principal: Francesco Muratori / Flickr.com