Viaja a los misterios incas en Cuzco, una ciudad fascinante

20 julio, 2018
En Cuzco se percibe como en pocos sitios la importancia y majestuosidad del antiguo Imperio inca. Vamos a recorrer algunos de sus vestigios más significativos en la ciudad y sus alrededores.

Cuzco, en los Andes peruanos, es una auténtica joya para el país. Fue la capital del Imperio inca y es conocida y reconocida en todo el mundo por los restos arqueológicos que allí se pueden ver. Hoy visitamos los misterios incas en Cuzco, los vestigios arqueológicos que la convierten en uno de los lugares más especiales del planeta.

Sacsayhuamán, uno de los grandes misterios incas en Cuzco

Sacsayhuamán, uno de los misterios incas en Cuzco
Sacsayhuamán – Christian Vinces

El primer lugar que vamos a descubrir es Sacsayhuamán, una fortaleza ceremonial que se encuentra a tan solo dos kilómetros de la ciudad. Comenzó a construirse en el siglo XV, pero se terminó gracias a Huayna Cápac 70 años más tarde.

Se construyó con la mano de obra de más de 20.000 personas, que tuvieron que arrastrar las piedras hasta el lugar durante más de 20 kilómetros. Sacsayhuamán es, según muchos expertos en la cultura inca, uno de los recintos más impresionantes que quedan de esta cultura.

Hay muchos detalles que la convierten en, al menos, un lugar curioso y en uno de los misterios incas en Cuzco. Por ejemplo, esas piedras de las que hablábamos no están unidas por nada, ni amalgamas ni pegamentos.

Otro de los grandes misterios que guarda Sacsayhuamán es un reloj solar recientemente descubierto y de más de 3000 años de antigüedad. Algunos expertos hablan de que probablemente no es un vestigio inca, sino preinca. Esto significa que quizás la fortaleza estaba construida antes que la ciudad de Cuzco.

Coricancha

Ruinas de Coricancha en Cuzco
Coricancha – HappySari

La segunda de las paradas en nuestro viaje por los misterios incas en Cuzco era un templo de carácter religioso, pero también político. Se encuentra en pleno centro de la capital. Etimológicamente, Coricancha significa templo o recinto de oro.

Lo más curioso de este recinto es la forma de sol que posee. Cada uno de los caminos que parten de él, simulando los rayos, se dirigen a distintos sitios sagrados por los incas, más de 300 sitios diferentes.

Además, Cuzco tiene forma de puma o jaguar y Coricancha se sitúa en la cola del animal. Sacsayhuamán, de la que acabamos de hablar, se encuentra en la cabeza.

El Valle Sagrado de los Incas

Ollantaybambo en Perú
Ollantaybambo – Thibault Houspic / Flickr.com

Este valle, de impresionante belleza, está formado por muchos ríos que descienden por cascadas y valles. Además, hay decenas de monumentos arqueológicos y pueblos indígenas en la zona.

El valle se encuentra fuera de lo que es la ciudad propiamente dicha, por lo que es necesario contratar una excursión con alguna agencia de viajes en Cuzco. No podéis perderos Moray, Chinchero y Ollantaytambo para conocer plenamente la historia y la cultura inca.

“La historia es cuestión de supervivencia. Si no tuviéramos pasado, estaríamos desprovistos de la impresión que define a nuestro ser.”

-Robert Burns-

El Camino Inca a Machu Picchu

Camino del Inca en Perú
Camino del Inca – John M / Flickr.com

Otro de los lugares más especiales de Cuzco e imprescindibles para todo aquel que visite la zona es el Camino Inca a Machu Picchu. Son más de 40 kilómetros de senderos en los que descubrir y disfrutar de ruinas, paisajes maravillosos y una impresionante flora y fauna autóctonas.

No tendrás que recorrer a pie los caminos que separan Cuzco de la ciudad sagrada de Machu Picchu. Hay muchas agencias que ofertan estos viajes y que incluyen transporte, comida y otros servicios. Aunque hay muchas opciones para adaptarse a los diferentes presupuestos, es una excursión cara, ya que cuesta alrededor de 900 dólares.

Tambomachay

TAmbomachay, uno de los misterios incas en Cuzco
Tambomachay – Benjamin Dumas / Flickr.com

Este es otro de los sitios especiales de Cuzco. En este caso, estaba destinado al culto del agua y también al descanso de los más poderosos del Imperio. Se encuentra a unos 5 kilómetros de la ciudad de Cuzco y para llegar hasta allí es necesario contratar una excursión en cualquier agencia de viajes de la capital.

La tradición inca conoce este lugar como “el baño de la Ñusta”, debido a los acueductos que llevan agua durante todo el año al edificio. Este se encuentra en unas lomas de pasto y en las que en ocasiones surgen preciosas flores de colores únicas en la zona. Esto convierte la zona en un lugar precioso y que vale la pena visitar.

Los edificios en sí también son preciosos, y arquitectónicamente únicos. Las construcciones están hechas con poliedros irregulares muy bien unidos; las paredes están  inclinadas hacia dentro y cuentan con grandes nichos y hornacinas.

Te puede gustar