Los murales de East Side Gallery en el Muro de Berlín

· 6 diciembre, 2018
Una parte del antiguo Muro de Berlín se convirtió en lienzo para expresar el sentimiento de una época histórica. Es la East Side Gallery.

Berlín es una de las ciudades de Europa con más historia a sus espaldas. Entre sus ideales está el respeto por la memoria y no olvidar quiénes fuimos en el pasado y quiénes hemos de ser en el futuro. Como recuerdo de la Guerra Fría, en uno de los tramos del antiguo Muro de Berlín existe una galería de arte al aire libre, la East Side Gallery. ¿Qué es? ¡Presta atención!

Aunque en el pasado su intención fuese otra, actualmente los restos del antiguo muro de Berlín se han aprovechado para crear uno de los lugares más especiales de la capital alemana. Pero, ¿a qué se debe la importancia y el nacimiento de esta East Side Gallery?

¿Qué es el Muro de Berlín?

Mural en la East Side Gallery
Mural en la East Side Gallery

El 13 de agosto de 1961 se ponía en pie el Muro de Berlín. Un muro que dividió a la actual capital de Alemania en dos. Su objetivo era “proteger a Alemania del fascismo y favorecer la creación de un estado socialista alemán”.

En realidad, sirvió de barrera para impedir el éxodo de quienes buscaban un lugar donde vivir lejos de la influencia soviética. Durante 28 años el muro estuvo vigilado las 24 horas del día. Se trataba de impedir que las personas pudiesen atravesarlo desde la zona oriental (el bloque comunista) a la occidental (la Alemania libre).

En sus años de funcionamiento murieron alrededor de doscientas personas al intentar atravesarlo. Es uno de los grandes símbolos de la Guerra Fría, el conflicto mundial que enfrentó al bloque capitalista contra el bloque comunista.

La caída del Muro de Berlín tuvo lugar en noviembre de 1989. Un símbolo del fin de este conflicto mundial y, con ello, la llegada de la libertad a la ciudad. Gracias a ello, Berlín pudo unificarse definitivamente. Comenzaba una nueva etapa hacia la esperanza y el progreso, la paz y la no violencia.

East Side Gallery, arte al aire libre en el antiguo muro de Berlín

Mural en la East Side Gallery
Mural en la East Side Gallery

Cuando el Muro de Berlín se desmanteló, no se hizo en su totalidad. Hay un tramo de 1,3 km que sigue en pie, convertido en una galería de arte al aire libre. Se conoce con el nombre de East Side Gallery. Y se hizo famosa por las pinturas y grafitis que se realizaron los años siguientes a la caída del Muro.

Las pinturas tienen diferentes temáticas y estilos, fruto de la técnica del autor. Pero todas tienen una intención común: contar con imágenes los sentimientos que existieron en Alemania en una época histórica. En total, participaron más de cien artistas procedentes de 20 países diferentes.

Se ha luchado por conservar todos estos fragmentos, que han sufrido actos vandálicos. Gracias a ello, hoy son como un mural enorme que adorna Berlín. En su conjunto, East Side Gallery es la galería al aire libre más grande del mundo. Y es conocida en todas partes, como también lo es la ruta del cómic de Bruselas.

¿Cuáles son los murales más conocidos de East Side Gallery?

Mural del beso en la East Side Gallery
Mural del beso

Aunque cien artistas plasmasen sus frustraciones y pensamientos sobre el muro de Berlín, hay algunas pinturas que destacan. El beso de Breznev y Honecker es el mural más conocido de la East Side Gallery por lo que representa.

En el mural aparecen el presidente de la URSS, Leónidas Breznev, y el líder de la Alemania Oriental, Erich Honecker. Su popularidad se debe a que en Occidente este gesto era muy polémico, mientras que en Rusia era algo de lo más habitual.

Otro de los murales más conocidos es el coche Trabant atravesando el muro de Berlín. Por supuesto, también hay muchos más, llenos de colores, collages o mosaicos.

En su conjunto dan al muro de Berlín un estilo ecléctico, pero colorido y animado. No es extraño que los ciudadanos de Berlín protestaran para que se restauraran las obras a comienzos del año 2000. De hecho, es uno de los símbolos de la ciudad.

La East Side Gallery está entre el puente Oberbaumbrücke y la estación de trenes de Ost-Bahnhof, a orillas del río Spree. Podrás llegar a ella en metro bajándote en dos estaciones: Warschauer Straße o Ostbahnhof.

No dejes de recorrer la galería con calma. Te sorprenderá la cantidad de colores y estilos que adornan un muro que en su tiempo simbolizó tanto horror. Por ello, es visita imprescindible cuando estés en la capital de Alemania.