3 días en Berlín: todo lo que puedes ver y hacer

· 18 octubre, 2018
Con una buena organización es posible visitar los rincones más interesantes de la capital alemana en solo tres días. Hemos diseñado un pequeño itinerario.

La capital alemana cuenta con numerosos encantos. La cuestión es cuánto tiempo es necesario para no pasar por alto ninguno de los monumentos y lugares más destacados. 3 días en Berlín puede ser tiempo suficiente para conocer la ciudad. En este artículo te proponemos cómo hacerlo.

Día 1: Puerta de Brandenburgo y alrededores

El primero de los 3 días en Berlín comienza en uno de sus iconos: la Puerta de Brandenburgo, situada en la plaza de París. La construcción, testigo de grandes acontecimientos históricos, se inspiró en los portales de la Acrópolis de Atenas y está coronada por cuatro caballos de bronce y la diosa de la Victoria.

Puerta de Brandenburgo
Puerta de Brandenburgo

Muy cerca se encuentra el edificio del Reichstag, sede del Parlamento alemán en Berlín. De él destaca especialmente su cúpula de cristal, diseñada por Norman Foster, que intentó simbolizar la Reunificación alemana. Esta se puede visitar, recorrer su interior y disfrutar de las vistas que ofrece.

Del Reichstag pasamos a la Potsdamer Platz, antiguo corazón de la ciudad y una de las zonas más modernas de la misma en la actualidad. De hecho, en este lugar conviven restos del Muro de Berlín con importantes edificios de arquitectura contemporánea, como el Sony Center y el Quartier Daimler Chrysler.

En el primer día de turismo en la capital de Alemania también se debe aprovechar para visitar el Monumento al Holocausto. Se trata de 2711 bloques de hormigón de diferentes alturas con los que se homenajea a los judíos asesinados en Europa durante la Segunda Guerra Mundial.

Día 2: Alexanderplatz y la Isla de los Museos

Reloj mundial y torre de la televisión
Reloj Mundial – Steffen / Flickr.com

El segundo día en Berlín puede invertirse en subir a lo alto de la torre de la televisión, de 368 metros de altura. Desde su plataforma, a 203 metros, se puede disfrutar de las mejores vistas de la ciudad. También cuenta con un restaurante que gira trescientos sesenta grados cada media hora.

La torre de la televisión se encuentra en Alexanderplatz, la plaza más turística de Berlín. En ella se puede ver el famoso Reloj Mundial, que señala la hora de grandes ciudades del mundo. También allí se encuentran la fuente de la Amistad entre los Pueblos y la de Neptuno; la iglesia Marienkirche, de 1380; y el Ayuntamiento Rojo.

Cerca de Alexanderplatz está situada la catedral de Berlín, construida entre 1894 y 1905. De su exterior destaca su enorme cúpula de ochenta y cinco metros. En su su interior hay que ver la cripta de los Hohenzollern, que alberga los sarcófagos de miembros de la dinastía fallecidos entre los siglos XVI y XX.

Antes de acabar el segundo de los 3 días en Berlín hay que visitar la Isla de los Museos. Allí hay cinco museos: el de Pérgamo, el más visitado; el Bode; el Antiguo, con arte y esculturas de Grecia o del Imperio romano; el Nuevo, en el que se expone el busto de Nefertiti; y la Antigua Galería Nacional, con cuadros de artistas de la talla de Monet.

Último de los 3 días en Berlín: el Muro

East Side Gallery, imprescindible en 3 días en Berlín
East Side Galleryn

No se puede abandonar la ciudad sin visitar uno de los lugares más significativos de Berlín: el Muro. La parte más conocida y larga del mismo es la East Side Gallery, que constituye una auténtica galería de arte al aire libre.

Una de las pinturas más destacadas de la galería es la del beso fraternal socialista protagonizado por Erich Honecker, líder de la Alemania Oriental, y Leónidas Breznev, de la Unión Soviética.

Igual de interesante es el Checkpoint Charlie. Fue el paso más famoso del Muro de Berlín en lo que duró la Guerra Fría y por el que solo podían cruzar los militares o el personal de embajadas. Junto al mismo hay un museo con mucha información sobre ese periodo histórico que merece la pena visitar.

El resto del día se puede aprovechar para conocer otros lugares de interés, como sus parques, entre los que destaca el Tiergarten, situado en el centro de la ciudad. También se puede ver la Iglesia Memorial Kaiser Guillermo, destruida por los bombardeos de las tropas aliadas durante la Segunda Guerra Mundial.