Murad Osmann, el sorprendente blog de un viajero

· 8 octubre, 2015

El proyecto de Murad Osmann es un claro ejemplo de como las ideas más simples se convierten en proyectos geniales. Murad Osmann es un productor de cine y fotógrafo ruso que combinó su dos aficiones, la fotografía y los viajes. La diferencia está en que sus fotografías son tomadas siempre desde la misma perspectiva en los lugares más exóticos y visitados del planeta.

¿Quién es Murad Osmann?

Murad Osmann es un joven fotógrafo nacido en Daguestán, Rusia, en 1985.Con un gusto desde muy pequeño por la fotografía, siempre destacó por ser creativo a la hora de mostrar el mundo a través de sus trabajos fotográficos.

Aunque nunca se ha aclarado si se dedica profesionalmente a la fotografía, sus trabajos se destacan por su calidad y originalidad, incluso ha sido catalogado de trabajo editorial.

Novia india fotografia de Murad Osmann
instagram.com/explore/tags/followmeto/

Tras graduarse como ingeniero civil en el Imperial College London, Osmann decidió dejar a un lado su profesión para dedicar su vida a tres cosas: viajar, tomar fotografías, y vivir su amor con la modelo y periodista rusa Natalia Zakharova, con quien se ha casado recientemente.

¿Cómo inicia este proyecto?

Este proyecto se inició de forma muy casual hace dos años, cuando Natalia y Osmann estaban de vacaciones en la bella ciudad de Barcelona.

A Natalia no le agradaba que Osmann no le prestara atención y se dedicara solo a tomar fotografías del lugar, por lo que ella comenzó a ir de espaldas agarrándole de la mano, algo que no le impedía a él seguir tomando fotografías.

Fotografía en París deMurad Osmann
instagram.com/explore/tags/followmeto/

Cuando vieron el resultado de esta perspectiva, les gustó tanto que iniciaron en su cuenta de Instagram un proyecto con la etiqueta #FollowMeTo. Un proyecto que cuenta actualmente con más de 40 fotografías y se ha convertido en un movimiento de tendencia, donde parejas en todo el mundo intentan emular fotografías al estilo de Murad Osmann.

La misma perspectiva, diferentes entornos

Osmann aprovecha la inmediatez de Internet y la versatilidad de la fotografía móvil para llevar a cabo su proyecto. Utiliza principalmente la conocida App de retoque para smartphones Cámara+, aunque no siempre utiliza un móvil, como podemos ver en algunas de las fotos del backstage que él mismo publica.

Para darles ese dramatismo en el color característico de sus fotos, las edita con una alta saturación y un rango dinámico maximizado (HDR), lo que las hace muy llamativas y despiertan una fuerte atracción visual.

La perspectiva es siempre la misma, Osmann toma la foto con su novia de espaldas tomándole de la la mano. Lo que cambia es el entorno y el vestuario de Natalia, que siempre es acorde a los alrededores.

Fotografia de Murad Osmann con rascacielos
instagram.com/explore/tags/followmeto/

Esta pareja escoge los sitios más emblemáticos del mundo como Londres, Barcelona, Disney World, Moscú, Bali, Venecia, Zaragoza, San Sebastián y muchísimos sitios más para hacer sus fotografías.

El encanto de estos lugares con la perspectiva de la foto le da ese toque original y diferente a esta creativa idea, razón por la cual las fotografías de Murad Osmann se han convertido en un movimiento en tendencia en las redes sociales.

Osmann nos muestra que no necesitamos una cámara profesional, un trípode o algún accesorio de fotografía adicional para lograr imágenes espectaculares, en los sitios más impactantes del mundo. Una cámara fotográfica sencilla o un teléfono móvil, combinado con buenos programas de edición, pueden dejarte los recuerdos mas espectaculares de tus viajes.

“Vivimos en un mundo maravilloso que está lleno de belleza, encanto y aventura. No hay un límite para las aventuras que podemos tener siempre y cuando las busquemos con los ojos bien abiertos.”

-Jawaharial Nehru-

Si quieres inspirarte en los mejores destinos del mundo sólo hay que mirar la galería de fotos de Murad Osmann. Hará que quieras coger tu maleta y montarte en un avión para lanzarte a disfrutar de los más espectaculares sitios y, por qué no, emular las fotografías de Murad Osmann.