Moverse por China: consejos e información

06 Diciembre, 2019
Este artículo ha sido escrito y verificado por la especialista en Asia Oriental María Belén Acosta
Moverse por un país tan grande como China, que además tiene urbes inmensas, no es en exceso complicado si se tienen en cuenta algunos consejos.

Moverse por China puede convertirse en una pequeña odisea si no se cuenta con la información necesaria. Y no hablamos solo de cómo desenvolvernos ante una cultura completamente distinta a la occidental, sino de cómo desplazarnos con seguridad y comodidad durante la visita.

De forma generalizada, se recomienda el uso del tren o el avión para viajar por este gigantesco país. Pero también se recomienda, sobre todo en la capital y en sus ciudades más importantes, el uso del metro o la bicicleta para ahorrar tanto tiempo como dinero.

Hoy queremos ofreceros algunos consejos e información útil para moverse por China, ya sea en un viaje concertado o realizando una ruta por libre con nuestra mochila a la espalda.

Viajar por China en tren o en avión

El método de transporte más recomendable para movernos entre ciudades es, sin lugar a dudas, el tren. Este es uno de los medios de transporte más cómodos y económicos del país. Sin embargo, exceptuando el tren bala, los trenes en China no suelen ser muy rápidos.

Tren para moverse por China

A la hora de sacar los billetes de tren, recomendamos hacerlo con al menos dos días de antelación, ya que las plazas suelen agotarse fácilmente. Estos podremos comprarlos tanto directamente en la estación como por Internet. Su precio varia entre los 25 y los 70 euros.

Del mismo modo, según la distancia y los trenes, existen diferentes tipos de asientos o camas. Destaca el Hard sleeper, que ofrece camas a modo de literas en una habitación abierta pero con cortinillas. Suele estar a buen precio y es bastante cómodo. Además, si no nos importa pagar un poco más, podremos ir en VIP, que ofrece asientos reclinables y anchos para viajar con la máxima comodidad.

En cuanto a la opción de volar para movernos por China, debemos decir que no resulta excesivamente cara. Sin embargo, las cancelaciones de vuelos o los retrasos de última hora son bastante normales en el país. Aun así, ganaremos tiempo con respecto al tren, ya que la duración de los viajes se reduce bastante.

A la hora de elegir, existe un amplio abanico de compañías que ofrecen todo tipo de vuelos a precios competitivos dentro del país. Entre las compañías consideradas low cost destaca Spring Airlines. Otras opciones, más conocidas internacionalmente, son Air China o China Airlines. Además, podremos utilizar el buscador Elong para encontrar fácilmente vuelos baratos.

Moverse por China en autobús, metro o taxi

Autobuses en China

Si lo que buscamos es movernos entre ciudades cómodamente, la mejor opción es utilizar el autobús como nuestro medio principal de transporte. En China los autobuses son baratos y bastante confortables. Por contra, suelen ser un poco lentos. Si tenemos mucha prisa para llegar a nuestro destino es mejor viajar con antelación.

Además, comprar el billete es relativamente sencillo gracias a que la mayoría de los trabajadores de las estaciones manejan el inglés en términos básicos. También existen, además de autobuses de tipo urbano, los autobuses-cama, bastante más cómodos e incluso un poco más rápidos que algunos trenes. El precio de estos suele rondar los 20 euros, aproximadamente.

Otras opciones para moverse por las ciudades

Bicicletas en China

Si somos más urbanitas y disfrutamos del trasiego de pasajeros de las grandes ciudades también podremos movernos utilizando el metro. En China el metro permanece abierto desde las 5:50 a.m. hasta las 11:00p.m. Aunque bien es cierto que en horas punta puede ser un poco incómodo, es un método rápido y económico.

Además, el metro es bastante moderno y está perfectamente acondicionado. Y no tendremos problemas si no manejamos el idioma, ya que la mayoría de los puntos de venta de billetes están traducidos al inglés.

Otra buena opción para moverse por ciudad, si se maneja un poco el idioma, es el taxi. Podremos conseguir buenos precios si sabemos regatear. Aconsejamos llevar siempre con nosotros un papel donde esté escrito en chino el lugar al que nos dirigimos. También están los clásicos tuk tuk, más económicos, pero bastante más lentos.

Por último, también recomendamos el alquiler de bicicletas para desplazarnos por la ciudad con mayor libertad y, de paso, librarnos de los atascos de las áreas más céntricas y turísticas de las diferentes ciudades de China.