Monumento Natural de Ojo Guareña: un lugar único

24 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la historiadora del arte Cristina Moreno
El espacio que describiremos en este artículo tiene valor natural, artístico, arqueológico y monumental. Sin dudas, un sitio único en el mundo.
 

El Monumento Natural de Ojo Guareña es un complejo kárstico con una extensión de más de 100 kilómetros. Se trata de un impresionante conjunto de cuevas situado en la provincia de Burgos, cuya formación se la debemos a los ríos Guareña y Trema. Este es un lugar mágico que no te puedes perder si eres un amante de la naturaleza y de la historia.

¿Qué es el complejo Ojo Guareña?

Como ya hemos apuntado, Ojo Guareña es un complejo natural situado en un macizo montañoso. Se trata del segundo complejo kárstico más extenso en las cuevas de la Península Ibérica y se encuentra en la provincia de Burgos. Concretamente, se desarrolla en los términos municipales de Espinosa de los Monteros, Merindad de Montija y Merindad de Sotoscueva.

Su formación comenzó hace millones de años y ha significado un proceso constante de erosión por parte de varios ríos, que poco a poco han ido horadando la montaña.

El resultado ha sido más de 100 kilómetros de galerías, grutas y cuevas de gran interés cultural. En ellas encontraron refugio tanto el hombre prehistórico como el moderno, y de ahí que sea un lugar rico en información arqueológica e histórica, pero también natural y ecológica.

Ojo Guareña se encuentra ubicado en la vertiente meridional de la Cordillera Cantábrica; su forma es la de un cejo rocoso que se apoya sobre un substrato de tierras margas y calizas arcillosas.

Esto último es algo esencial, pues en dichas tierras los ríos Guareña y Trema encontraron el lugar perfecto para adentrarse en el interior de este macizo que data del Cretácico Superior.

 

Qué ver en el Monumento Natural de Ojo Guareña

En este complejo, podremos disfrutar de la naturaleza en estado salvaje, miradores impresionantes, cuevas que fueron refugio y santuario del hombre burgalés y una ermita, que es una de las más bonitas y singulares que se pueden encontrar en la provincia de Burgos.

Un paisaje espectacular

El Conjunto Natural de Ojo Guareña se encuentra ubicado dentro de un macizo montañoso horadado por ríos en el que la vegetación se desarrolla libremente. En este, se pueden encontrar numerosos miradores, rutas de senderismo y diversos espacios para hacer deportes de aventura.

Ruta de senderismo en Ojo Guareña, España.

Por ello, Ojo de Guareña es un espacio ideal para disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor. Entre los miradores, te recomendamos el Mirador Alto Concha, el Mirador de Retuerta y el Mirador Pico del Cuerno. No obstante, mires hacia donde mires, podrás tener unas vistas increíbles.

El conjunto de cuevas del Monumento Natural de Ojo Guareña

Si eres un amante de la espeleología, arqueología y aventura, el conjunto de cuevas con el que cuenta el Monumento Natural de Ojo Guareña es el lugar indicado para que pases una jornada espectacular. Este enclave cuenta con una extensa red de galerías, cuevas y grutas que son toda una maravilla.

 

Allí se han hallado varios santuarios prehistóricos con miles de vestigios arqueológicos. Por ejemplo, restos óseos de humanos y animales, especies de invertebrados, fósiles y restos líticos son algunas de las huellas que el hombre ha dejado en este conjunto de cuevas. A esto se debe también que estas cuevas sean de gran interés morfológico, científico, hidrológico y educativo.

La Cueva Ermita de San Tirso y San Bernabé

Es, sin duda, la imagen más famosa de este Monumento Natural de Ojo Guareña. Se trata de una cueva que ha sido aprovechada para construir en ella una preciosa ermita.

Su datación aún es un misterio, pero lo que sí parece claro es que fue una de las cuevas más importantes del complejo ya desde el Paleolítico, por los restos que han sido hallados en ella. Los demás son, para algunos investigadores, de entre los siglos VIII-IX, y para otros, del siglo XIII.

La ermita de Ojo Guareña es un atractivo de esta zona.

Parece que su función durante estos siglos habría sido primero de eremitorio para después pasar a ermita. En su exterior, presenta una bonita fachada con tres portadas hechas de sillar que se amoldan a las aberturas de las galerías en las que se desarrolla esta ermita.

 

En tanto, en el interior se encuentra una bóveda cubierta por pinturas que narra la vida, milagros y martirio de los santos a los que está advocada esta ermita, realizadas entre los siglos XVIII y XIX.

Interior de la ermita del Monumento Natural de Ojo Guareña.

Ojo Guareña: historia pura en España

En síntesis, este lugar es uno de los que todos los amantes de la historia y la arqueología deben visitar alguna vez. Además, tampoco se queda atrás en términos de belleza, que fascina a quienes lo visitan.