Monsanto, el pueblo más portugués de Portugal

Tal vez te haya llamado la atención del título de este artículo. Igual has pensado que es una reiteración o una exageración. Sin embargo, no es así. Los mismos portugueses consideran a Monsanto como la aldea más portuguesa de todo Portugal.

Así pues, no cabe duda de que hoy vamos a entrar de lleno en el Portugal más histórico, clásico y puro. Nos marchamos hasta un lugar lleno de belleza, con un rico patrimonio que es muestra de todo cuanto ha sido el país luso a lo largo de los años.

Cómo es Monsanto

Monsanto es un pequeño pueblo que pertenece a la freguesía lusa de Idanha-a-Nova, también conocido como Monsanto da Beira. Pese que en otras épocas ha sido un lugar con cierta importancia histórica, hoy es una pequeña aldea de poco más de 800 habitantes. Es decir, que tiene casi tanta población como edificios y patrimonio artístico.

Monsanto
Monsnato – ArbyDarby

Y es que la presencia de humanos en Monsanto, sobre una gran montaña escarpada ante un extenso valle, data de tiempos del Paleolítico. Desde entonces, siempre ha habido algún pueblo que ha aportado su granito de arena a la grandeza de la aldea portuguesa.

Entre las muchas civilizaciones que han poblado Monsanto, cabe destacar la presencia de romanos, visigodos y árabes. Después, Alfonso Henriques venció a los musulmanes en 1165, entregando el lugar a la Orden de los Templarios.

Castillo de Monsanto
Castillo de Monsanto – Adwo

No obstante, fue Sancho I quien repobló el lugar y reedificó una fortaleza que se levantaba en mal estado sobre el Cabezo de Monsanto. Desde entonces, guerras y diferentes eventos han sucedido en la aldea. Incluso fue sede de Concelho entre mediados del siglo XVIII y XIX.

Qué ver en Monsanto

Cuando te acerques a Monsanto, observarás una aldea plagada de un patrimonio histórico realmente rico. Entre su mucha arquitectura que se ha preservado con mimo, existen grandes muestras de arte religioso.

Cabe destacar la capilla de San Pedro de Vir à Corça. No obstante, no es la única capilla que encontramos en la aldea. También existen otras de gran belleza como la de la Señora de la Aceña, la de Santa María del Castillo o la de San José.

Ermita en Monsanto
Ermita Templaria – Manuel Vidal / Flickr.com

Además, en Monsanto existe todo tipo de patrimonio cultural y arquitectónico. Basados en el mundo militar encontramos el castillo y las murallas que otrora defendieran la posición. También queda en pie la llamativa y simbólica torre de San Lucas o torre del Reloj, como es conocida popularmente.

En cuanto a la arquitectura civil y obra pública, también el pueblo conserva un rico patrimonio. Buen ejemplo de ello son las fuentes Ferreiro y del Meio. O bien el Horno, las Cisternas y la Antigua bodega. No podemos olvidarnos de otras obras civiles como el Rollo de Monsanto y el Banco de la paciencia.

Descubre más patrimonio interesante de Monsanto

También en lo referente a la obra privada encontramos gran riqueza en el pueblo. Encontramos lugares como el Solar de la Familia del Marqués de la Graciosa, de la Familia Melo o de la Familia Pinheiro.

Otros lugares de gran interés para el visitante son el Solar de los Priores de Monsanto y la Casa de Fernando Namora. O bien el Antiguo Consultorio de Fernando Namora, la Casa seiscentista o la Casa de los Gobernadores.

Monsanto
Monsanto – Nessa Gnatoush

Y no debemos olvidarnos al visitar el lugar de conocer la Estación arqueológica romana de San Lorenzo. Por no hablar de la Aldea Vieja de Monsanto, la más portuguesa de todo Portugal sin duda alguna.

No cabe duda de que Monsanto, a apenas 20 kilómetros de la frontera entre Portugal y España a la altura de Cáceres, es un lugar casi mágico. Su belleza y su patrimonio en una geografía tan pequeña son únicos.

Monsanto
Monsanto – João Campos / Flickr.com

Además, los domos de granito que han levantado el monte sobre la ladera son también de gran belleza. Unido a la rica arquitectura de la aldea, encontramos un entorno natural que encaja a la perfección con la riqueza histórica de este pueblo portugués.

La vida es lo que hacemos de ella. Los viajes son los viajeros. Lo que vemos no es lo que vemos, sino lo que somos

-Fernando Pessoa-

Ahora, no te lo pienses más y conoce Monsanto en Portugal. No hay en todo el país un pueblo más portugués. Es evidente que es muy bonito, y merece la pena ser visitado al menos una vez en la vida.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar