¿Sabes cuál es la mejor época para viajar al Sudeste Asiático?

· 23 septiembre, 2018
En el Sudeste Asiático se encuentran países tan atrayentes como Tailandia o la India. Elegir el mejor momento para viajar es esencial para disfrutar de todas sus bellezas.

Hacer un viaje al Sudeste Asiático es una de esas experiencias que todos deberíamos probar alguna vez en la vida. Conocer esos países, esos paisajes, esas gentes y modos de vida es todo un regalo para el viajero. Pero al tratarse de zonas tropicales y subtropicales siempre existe la duda: ¿cuándo viajar al Sudeste Asiático? Ahora te lo aclaramos.

Los países del Sudeste Asiático

Isla de Corón en Filipinas
Isla de Corón en Filipinas

Lo primero que hay que aclarar es que estamos hablando de un territorio geográfico muy amplio. Y que, por lo tanto, tiene diferencias climáticas de unos países a otros, incluso en zonas dentro de una misma nación.

Por cierto, quizá quieras saber de qué países te estamos hablando al referirnos al Sudeste Asiático. Pues estos países son Vietnam, Tailandia, Camboya, Filipinas, Laos, Myanmar, Malasia, Singapur, Indonesia o Brunei.

“El viajero es activo, va enérgicamente en busca de gente, de aventura, de experiencia. El turista es pasivo, espera que le ocurran cosas interesantes.”

-Daniel J. Boorstin

El clima del Sudeste Asiático a grandes rasgos

Pese a lo dicho, os vamos a dar unas pautas generales para toda esa extensión del mundo. Sabiendo que además de las variaciones locales hay cambios constantes en una misma zona a lo largo de un día. Al fin y al cabo, estamos en el Trópico, o muy cerca. Y eso siempre es garantía tanto de buen tiempo como de inestabilidad.

Es decir, calor va a hacer siempre. Pero se trata de un calor muy húmedo, o lo que es lo mismo, en cualquier momento puede llover. Aún así hay temporadas turísticas, lo cual siempre influyen en los precios.

La temporada alta en el Sudeste Asiático

Angkor Wat en Camboya, uno de los países del Sudeste Asiático
Angkor Wat en Camboya

El periodo más caro para el turista en el Sudeste Asiático va de noviembre a febrero. Estos son los meses en los que es más raro que llueva. Es decir, que es la estación seca fuera de la temporada de los monzones. Esta es la razón de que los precios suban, porque además coincide con los inviernos en Europa o Norteamérica.

Viajar en temporada media

Desde el mes de marzo hasta comienzos de mayo se considera la temporada media en el Sudeste Asiático. Todavía no ha llegado la estación de lluvias, y lo cierto es que son los días de un mayor calor en esta zona del mundo. A veces agobiante.

Por ello, hay que ir concienciado para pasar calor, y también preparado con las cremas protectoras, indumentaria, sombrero y saber hidratarse de modo continuo.

La temporada baja, la más económica

Bahía de Halong en el Sudeste Asiático
Bahía de Halong en Vietnam

Esta temporada es la de lluvias. Un periodo que varía según los países y latitudes, pero que aproximadamente va desde mayo a octubre. Es el temporada en la que tiene lugar el célebre monzón. Pero cuando hablamos de monzón, para ser más estrictos, deberíamos localizarlo más en India o en ciertas regiones de China.

En el Sudeste Asiático no se dan, por regla general, las lluvias torrenciales. Lo habitual es que todos los días llueva, quizás un poco a la mañana y otro poco cerca del anochecer. Sin embargo, lo cierto es que esta suele ser una circunstancia más llevadera que molesta, por lo que no es nada descabellado viajar al Sudeste Asiático en esas fechas.

Un viaje para todo el año

Erawan en Tailandia
Parque Nacional Erawan en Tailandia

La verdad es que nuestra conclusión es que cualquier época del año es buena para viajar al Sudeste Asiático. Como hemos dicho, siempre hace calor y las posibilidades de lluvia suelen ser altas. Algo que cuando aprietan las altas temperaturas en realidad se agradece.

Por eso, si tenéis vacaciones en cualquier mes del calendario podéis pensar en hacer este viaje. Eso sí, consultad de forma más específica el clima del país o la zona concreta que pensáis visitar, ya que puede haber variaciones respecto a esta descripción general.