¿Cuál es la mejor época para viajar a Bruselas? Descúbrelo

Cristina Blanco 8 febrero, 2018

Bruselas es una de las ciudades más bonitas de Europa. Un lugar lleno de historia, encanto y tradición. Ahora bien, ¿no sabes cuándo organizar el viaje? No importa. Te contamos cuál es la mejor época del año para viajar a Bruselas. Su clima templado hace los inviernos sean suaves, salvo periodos de frío, y los veranos agradables. Y las precipitaciones, siempre presentes. ¿Necesitas saber más? ¡Ven con nosotros!

Información sobre el clima de Bruselas

Grand Place de Bruselas
Grand Place, Bruselas – S-F

Como ya hemos dicho, el clima de la capital belga es templado. No obstante, la influencia del mar afecta a sus temperaturas y precipitaciones. Durante el invierno la temperatura media es de 3ºC, y 23ºC en verano. Los meses de pleno verano son los más cálidos, pero las temperaturas nunca llegan a resultar agobiantes.

No obstante, las nubes y las lluvias tienen una importante presencia en la ciudad. Debido a la influencia marítima, las precipitaciones abundan más durante el otoño, en concreto en noviembre, y, sorprendentemente, durante el mes de junio.

Los días, fundamentalmente grises bañan las calles de Bruselas y, durante el invierno, las temperaturas descienden un poco al haber menos horas de luz.

“Como todos los grandes viajeros, he visto más de lo que puedo recordar, y recuerdo más que lo que he visto.”

-Benjamin Disraeli-

¿Cuál es la mejor época para viajar a Bruselas?

Con todo lo que sabemos ahora del clima, podemos concluir que la mejor época para viajar a Bruselas es entre finales de la primavera y principios del otoño. Es decir, entre mayo y septiembre, por ser cuando las temperaturas son más agradables. Eso sí, ¿realmente es la única opción? Te presentamos dos propuestas:

1. Viajar a Bruselas en verano

Vista de Bruselas
Bruselas S-F

Durante esta época, la temperatura media es de 20 grados, brilla el sol y el calor no llega a ser excesivo. Eso sí, eso no quiere decir que no podamos tener una semana lluviosa.

Lo bueno es que también los días son más largos, por lo que se puede disfrutar de más horas de luz para visitar los monumentos que pueblan las calles de Bruselas. Además, durante la noche puedes disfrutar de un paseo por el casco histórico con temperaturas de lo más agradables.

Durante el verano se organizan y celebran numerosos acontecimientos. Por ejemplo, entre el 5 y el 7 de julio se celebra el Ommegang. Se trata de una reconstrucción histórica que conmemora la llegada de Carlos V a la ciudad para presentar a su hijo, Felipe II. Se organizan justas ecuestres, mercados medievales y, cómo no, degustaciones de cerveza.

Otro evento importante es la Flowertime. Tiene lugar en la Grand Place de Bruselas entre el 12 y el 15 de agosto. En él se crea una alfombra de flores de unos 75 metros de largo y 24 de ancho. Está compuesta por centenares de flores que tiñen la plaza de colores. Algo que, sin duda, no te puedes perder.

2. Visitar Bruselas en Navidad

Viajar a Bruselas en Navidad, ciudad decorada
Bruselas – GrowingPanda

Si para ti el frío no es un problema, ¿por qué no probar a viajar a Bruselas durante el invierno o, mejor dicho, en una época tan bonita como la Navidad? Este es un buen momento para disfrutar del ambiente mágico de la ciudad.

Es cierto que en cualquier otro momento del invierno los precios serán más bajos y podrás librarte de las grandes aglomeraciones del verano. Pero la Navidad es una época preciosa en la que Bruselas, como otras ciudades, se adorna de luz y color.

Durante estas fechas, la ciudad aumenta su oferta de ocio y de actividades para los niños. Lo más destacado son las pistas de patinaje sobre hielo y los mercadillos navideños donde se venden dulces típicos, juguetes y tesoros especiales de la ciudad.

Cualquier época es buena

Parque del cincuentenario de Bruselas
Parque del Cincuentenario – Bosmanerwin / Pixabay.com

Como todo, la decisión final del momento de viajar a Bruselas depende de cada uno, de los planes que desee realizar, y de la época que más guste para viajar. Puede que el verano sea el periodo en el que solemos viajar, pero en los últimos años el invierno, y más en concreto la Navidad, son periodos cada vez más frecuentes.

Es cierto que cada época tiene sus ventajas. El invierno tiene el frío, pero también actividades navideñas. Y el verano tiene las temperaturas agradables y los días más largos, pero también más gente en todos los lugares. Y tú, ¿qué época eliges para viajar a Bruselas?

Te puede gustar