7 cosas que ver en Bruselas, la capital de Bélgica

· 20 octubre, 2017
Con un trasfondo histórico impactante, sobre todo desde lo bélico, Bruselas es una ciudad digna de incluirse en todo recorrido turístico. Además, sus deliciosos chocolates encantan a todos sus visitantes.

Hay mucho que ver en Bruselas, la capital de Bélgica y uno de los lugares más bonitos de Europa. Su estilo medieval, flamenco y vanguardista la convierten en una de las urbes más interesantes para los turistas.

Se trata de un lugar tranquilo, donde la historia, el encanto y la tradición se fusionan en una sola experiencia. Prepárate para conocer las maravillas que lograrán enamorarte de la ciudad.

Bruselas, una ciudad llena de historia

Desde sus orígenes, Bruselas ha sido terreno de disputa entre diferentes países europeos por su localización estratégica. Al limitar con Francia, Alemania y estar próxima al Canal de la Mancha, y por tanto de Inglaterra, son muchos los países que han querido hacerse con su control.

De hecho, durante el siglo XVIII fue un lugar de batalla entre estos países, por lo que se ha denominado en ocasiones “el campo de batalla de Europa”. No obstante, desde finales de la Edad Media hasta el siglo XVII fue también un floreciente centro de comercio y cultura.

Lo que hay que ver en Bruselas

La ciudad de Bruselas está llena de monumentos históricos como palacios, museos y otros atractivos arquitectónicos muy especiales. A continuación, te mostramos los más importantes:

1. La Grand Place

Grand Place, uno de los lugares que ver en Bruselas
Grand Place – Zoltan Katona

Es la gran plaza de Bruselas y fue nombrada Patrimonio de la Humanidad en 1998. Está rodeada por la Casa del Rey, el ayuntamiento y las casas de los gremios. Es considerada una de las plazas más bonitas del mundo.

Inicialmente, se utilizó como un mercado que dio pie al desarrollo comercial de la ciudad. No obstante, este lugar ha sido escenario de muchos acontecimientos, tanto alegres como trágicos. La Grand Place fue lugar de ejecuciones durante el siglo XVI; también fue bombardeada por los franceses y tuvo que ser reconstruida, ya que la mayor parte de las casas se quemaron.

Actualmente, la Grand Place es escenario de numerosos eventos festivos y culturales de la capital de Bélgica. Por ejemplo, durante el mes de agosto de todos los años pares, se instala en el centro una alfombra de flores de 75 metros de largo.

2. La Casa del Rey

Casa del Rey, uno de los lugares que ver en Bruselas
Casa del Rey – Kiev.Victor

Es uno de los edificios que forman parte de la Grand Place. Fue inaugurado en el año 1887 y de su construcción se encargó Victor Jamaer. Se localiza enfrente del ayuntamiento.

Actualmente, es un museo dedicado al patrimonio y la historia de la ciudad. Exhibe pinturas, esculturas, tapices, grabados, fotografías y maquetas del origen de la ciudad hasta nuestros días.

Además, hay una sala dedicada al Manneken Pis, uno de los símbolos de la ciudad. Esa escultura representa a un niño desnudo orinando en una fuente y simboliza el espíritu independiente de los habitantes de Bruselas.

3. Palacio Real de Bruselas

Palacio REal, uno de los lugares que ver en Bruselas
Palacio Real – S-F

Se encuentra en la parte alta de de la ciudad y es la sede oficial de la monarquía belga. No obstante, la familia real vive actualmente en el Castillo Real de Laeken, situado a las afueras, así que el palacio se utiliza solamente para reuniones oficiales.

Su construcción comenzó a principios del siglo XIX por orden del rey Guillermo I, rey de los Países Bajos. Hoy en día, se abre al público desde el 21 de julio a principios de septiembre y puede visitarse de martes a domingo de 10:30 a 17:00 de la tarde.

4. Palacio de Justicia

Palacio de Justicia de Bruselas
Palacio de Justicia – Michel Piccaya

Fue construido entre 1866 y 1883 por Joseph Poelaert, durante el reinado de Leopoldo II. Se trata de la sede del Poder Judicial y de los tribunales de justicia de Bélgica. Es uno de los edificios de piedra más grandes del mundo, con una superficie total de 26.000 m². Sus dimensiones superan a la Basílica de San Pedro, en Roma.

Su estilo es una fusión de neoclasicismo y neobarroco; su cúpula. en tanto, alcanza los 104 metros de altura. Cuenta con 8 patios, 27 grandes salas de audiencia y 245 salas más pequeñas.

Al final de la Segunda Guerra Mundial, los alemanes incendiaron el palacio durante su retirada. Sin embargo, en 1947, la mayor parte del edificio fue reparada hasta como lo conocemos actualmente. Por eso es uno de los lugares que hay que ver en Bruselas, sin duda.

“Los turistas no saben donde han estado, los viajeros no saben donde van”
—Paul Theroux—

5. Palacio del Cincuentenario

Parque del cincuentenario, uno de los lugares que ver en Bruselas
Parque del Cincuentenario – Bosmanerwin / Pixabay.com

Se encuentra en un parque de 30 hectáreas del mismo nombre y se localiza en la parte oriental del barrio europeo de Bruselas. Su parte más característica es el arco del triunfo.

Se construyó en 1905, para rememorar los 50 años del nacimiento de Bélgica como nación independiente. Su forma y estilo recuerda a la Puerta de Brandeburgo, de Berlín.

En el presente, acoge 3 museos: Museo de la Historia Militar, Museo del Cincuentenario y Autoworld, una exposición de coches de todas las épocas.

6. Catedral de Bruselas

Catedral de Bruselas
Catedral de Bruselas- Inu

Se sitúa en el centro de la ciudad. Es uno de los monumentos más antiguos de Bruselas, ya que su construcción comenzó en 1226, pero no finalizó hasta el año 1500.

Es de estilo gótico y cuenta con dos torres a cada lado, de 64 metros de altura, que nos recuerdan a la catedral de la Notre Dame de París. Sus líneas son verticales, tiene tres pórticos y no tiene rosetón, sino una vidriera barbanzona.

7. Atomium

Atomium, uno de los lugares que ver en Bruselas
Atomium – waldomiguez / Pixabay.com

Otro de los lugares que hay que ver en Bruselas. Es una estructura formada por nueve esferas de acero unidas entre sí, que representan un cristal de hierro. Mide 102 metros de altura y se localiza en el Parque de Heysel. La mayor parte de las esferas pueden visitarse, al tener un diámetro de 18 metros, aunque no todas.

Se construyó para la Feria Mundial de 1958, que se celebró en Bruselas. Desde entonces, se ha convertido en un símbolo del país. Fue diseñado por André Waterkeyn, aunque fue modificado para incluir un ascensor que te permite subir a la parte más alta.

Es importante que sepas que estos son solo algunos de los lugares más destacados que hay que ver en Bruselas. Por supuesto, quedan algunos como el castillo de Laeken, los edificios de la Bolsa, el Parlamento Europeo, el misterioso palacio de Coudenberg o la basílica del Sagrado Corazón.

Además, Bruselas es una ciudad donde puedes disfrutar de la mejor cerveza o el chocolate más delicioso del mundo. No te olvides de probar estos ricos manjares durante tu viaje.