¿Qué medio de transporte elegir? Avión, tren o coche

Virgynia Duque 12 julio, 2018
Cada medio de transporte tienes sus ventajas y sus inconvenientes. Comodidad, precio, rapidez... son cuestiones que hay que valorar a la hora de elegir.

Cuando llega el momento de viajar nos vemos ante la tesitura de elegir medio de transporte, por lo general, entre avión, coche o tren. Evidentemente, hay opciones en las que no cabe elección, pero cuando se trata de lugares a los que se puede ir por tierra, la incógnita está ahí. ¿Te gustaría tener unos consejos para elegir de manera más sencilla?

1. Avión: el medio de transporte más rápido

¿Cómo viajar mejor? ¿Avión tren o coche? No hay una sola respuesta a esta pregunta, pues mucho dependerá de los gustos de cada uno, así como de las necesidades que tengas. Te hablamos un poco de cada uno de estos medios de transporte y luego, tú eliges. Empezamos con el avión.

Ventajas del avión

Cabina de avión
StelaDi / Pixabay.com

El avión es un medio de transporte elegido por millones de personas cada día. La mayor ventaja es, sin duda, la rapidez con la que te lleva de un lugar a otro. Para que te hagas una idea, tardarás en llegar a un destino diez veces menos que si vas en coche.

Además, con la gran demanda de vuelos y la increíble competencia de compañías aéreas en el mercado, los precios para volar cada vez son más irrisorios. Se conocen ejemplos de personas que han hecho un trayecto Madrid-París por seis euros, lo cual es nada en comparación con cualquier otra forma de viajar.

La comodidad de los aviones es otra ventaja que juega a su favor, ya que durante el trayecto puedes aprovechar para hacer cualquier cosa, y tendrás a mano lo que necesites durante el viaje gracias a la atención de las azafatas.

Desventajas del avión

La mayor desventaja suele ser que los aeropuertos están alejados de las ciudades y, en ocasiones, resulta tedioso llegar hasta o desde ellas por no haber buena comunicación de transporte público.

Tener que estar al menos dos horas antes del vuelo en el aeropuerto es otro factor que influye negativamente en muchos a la hora de elegir viajar en avión. Por no hablar de las interminables colas al facturar o al subir al avión. ¿Qué pesa más para ti? ¿Ventajas o desventajas?

2. El tren, un medio de transporte cómodo

Tren del Interrail europeo en Suiza
gevision

Ventajas del tren

Una de las mayores ventajas de viajar en tren es poder aprovechar el tiempo de viaje en lo que quieras. Apenas hay movimiento ni ruido, y como no tienes que estar pendiente de la carretera, por ejemplo, podrás leer, ver películas o cualquier cosa que quieras.

No hay que estar con demasiada antelación en la estación, lo cual es otro punto a su favor. Las maletas estarán es todo momento contigo y podrás vigilarlas o acceder a ellas cada vez que lo necesites.

Ver el paisaje es otra ventaja que juega a favor del tren para escogerlo como medio de transporte. Los trenes atraviesan paisajes diversos, además de pueblos encantadores que podrás ir conociendo durante el viaje.

“Vayas donde vayas, se convierte de alguna forma en parte de ti.”

-Anita Desai-

Desventajas del tren

Una de las mayores desventajas es la duración de los viajes, que puede ser incluso superior a la de los trayectos en coche, aunque con los trenes rápidos que hoy existen esto ha mejorado mucho.

Los precios tampoco suelen ser muy asequibles, sobre todo en alta velocidad. En ocasiones, estos son superiores a los del avión, por lo que muchos prefieren volar antes que ir sobre raíles.

3. El coche, para viajar a tu aire

Coche en la carretera
Pexels / Pixabay.com

Ventajas del coche

La principal ventaja del coche es, sin duda, la independencia. Viajar en coche permite ir por donde quieras y parar siempre que lo necesites. Tú decides tu itinerario, las paradas o si te desvías del camino para visitar algún lugar que, en principio, no habías previsto.

Desventajas

Una de las desventajas es el tiempo que se tarda y, en ocasiones, el estado de las carreteras, que alarga los trayectos. También hay que contar con el coste de un viaje debido al elevado precio de la gasolina o el desgaste del coche. Y a ello hay que añadir el no poder hacer nada durante el viaje más que conducir, si eres quien está al volante.

¿Y tú cuál eliges? ¿Cuál es tu medio de transporte preferido para viajar?

Te puede gustar