Medina Sidonia en Cádiz: patrimonio y gastronomía

28 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la historiadora Nuria Herrero Lapaz
Medina Sidonia es uno de los pueblos con más encanto y con un mayor patrimonio del interior de la provincia de Cádiz. En él hay mucho que ver y de lo que disfrutar
 

Para conocer el patrimonio arqueológico y gastronómico de Medina Sidonia hay que desplazarse a la comarca de La Janda, en la provincia de Cádiz. Allí pasearemos por sus yacimientos y degustaremos sus platos de cocina tradicional.

Patrimonio arqueológico: Assido Caesarina

Cuando subimos por la carretera a Medina Sidonia no somos conscientes de lo que vamos a encontrar cuando lleguemos. Aparcar  el coche y empezar a disfrutar de las vistas de esta maravillosa población gaditana van de la mano. Vamos a desvelar lo que allí te espera.

1. El museo arqueológico y las cloacas romanas

¿Cómo empezamos a conocer el patrimonio arqueológico de Medina Sidonia? Dirigiéndonos a su museo arqueológico para descubrir su pasado romano. Debes saber que Assido Caesarina era un municipio próspero de la provincia Bética romana.

Museo de Medina Sidonia

Dentro del museo podemos pasear por los más de 20 metros de cloacas romanas. Estas son construcciones hidráulicas del siglo I d.C. cuya función principal era ser la zona de alcantarillado de esta población.

Cuando entramos en las cloacas viajamos más de 2000 años atrás en el tiempo. Impresiona su construcción, ya que si miramos hacia arriba vemos unas asombrosas bóvedas de cañón.

 

Mientras, si nos fijamos en las paredes, nos sobrecogen los grandes bloques de piedras casados con argamasa. Entonces nos surge la pregunta de cómo pudieron construirlo hace tanto tiempo, con tanta perfección y que aún hoy en día nos perdure así de bien conservado

Si la vista se detiene bajo nuestros pies, vemos con admiración cómo eran capaces de hacer suelos impermeables con mezclas de fragmentos cerámicos y cal. No vemos huellas reales de nuestros antepasados romanos, pero seguro que quedan tantas y tantas huellas emocionales que el viajero aún lo puede percibir.

La calzada romana y los juegos en las calles

Calzada romana de Medina Sidonia
Calzada Romana – VIATOR IMPERI / Flickr.com

Otro lugar imprescindible para conocer el patrimonio arqueológico de la romana Medina es su calzada. Cuando el visitante traspasa una pequeña puerta no puede imaginar lo que va a encontrarse dentro. Es una estancia no muy grande de tamaño que nos regala la visión de un trozo de calle romana.

Nos recuerda, a primera vista, al Decumanus Maximus de la ciudad de Baelo Claudia. Está construida por grandes losas de piedra y cuenta con dos aceras y una calzada lo suficientemente ancha como para que pudieran pasar a la vez dos carros romanos.

 

De manera impresionante, e igual que en la actualidad, por debajo de la calle se hallan las cloacas que recogen el agua de lluvia y las aguas residuales y que van a parar a los entramados suburbanos de los que acabamos de hablar.

Uno de los detalles más llamativos son los grabados en las losas de piedra de los tableros de juegos situados en las aceras. Día a día, tanto los niños como los adultos pasaban tiempo disfrutando de juegos básicos a los que aún hoy en día podemos jugar.

Conjunto del castillo de Medina Sidonia en Cádiz

Castillo de Medina Sidonia en Cádiz
Ruinas del castillo de Medina Sidonia

Sin dejar el patrimonio arqueológico, llegamos al castillo de Medina Sidonia. Allí nos quedaremos asombrados con las vistas. Estamos en el punto más alto no solo de la población, sino de toda la comarca de La Janda. El control visual de gran parte de la provincia de Cádiz hace que este lugar, además de regalarnos espectaculares vistas, sea de un gran interés geoestratégico.

En cuanto a los restos que nos encontraremos en este sitio arqueológico, los más antiguos son los de época fenicio-púnica, concretamente del siglo II a.C. También veremos los restos de un castellum militar de época romana, las huellas de un alcázar árabe y, por último, la base de un castillo medieval

 

Esto nos demuestra que durante todas las épocas y culturas nuestros antepasados han aprovechado las zonas altas y de buena visibilidad para asentarse.

La gastronomía de Medina Sidonia en Cádiz

Cordero asado al horno de leña

Turismo, viaje y gastronomía tienen que ir siempre de la mano. Por eso, no podemos organizar ninguna visita sin terminar degustando la cocina local. El patrimonio gastronómico de Medina Sidonia nos acerca a conocer el pasado de sus gentes a través de sus recetas. Medina es famosa por alternar restaurantes, bares de tapas y numerosas ventas situadas en sus cercanías.

Allí nos ofrecerán todo tipo de delicias culinarias, desde carne hasta guisos locales, chicharrones, cordero asado y, sobre todo, arroces combinados con aves, con caza, etc. Comer en Medina es un placer que se adapta a cualquier paladar y a la economía de cualquier bolsillo.

Los dulces de Medina

Al igual que una buena comida nos deja un sabor dulce, Medina Sidonia, también lo hace. Hay en ella dos fábricas de productos navideños que durante el resto del año se reinterpretan elaborando ricos y variados pasteles. La tradición árabe está presente en la base de casi todos los postres y dulces con el empleo de las almendras y la miel.

 

Medina Sidonia, en Cádiz, tiene la insignia de oro del pueblo con más encanto de Andalucía del año 2018. ¿Te vas a quedar sin conocerla?